Solo queda decirles en seis años,si aún tenemos vida, y queda libertad de expresión : ¡ se los dije pendejos!