Cobra Silenciadores
Likes Likes:  7
Página 61 de 62 PrimerPrimer ... 11515859606162 ÚltimoÚltimo
Resultados 1,501 al 1,525 de 1533
  1. #1501
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Cuba: Inicio del nuevo curso escolar y adoctrinamiento comunista

    Este sistema de enseñanza sólo servirá para desarrollar la simulación y la doble moral, pese a ello, los castristas hablan de los “logros de su educación”

    René Gómez Manzano

    MIÉRCOLES, 4 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-maestrascuba1.jpg

    Educación o adoctrinamiento en Cuba. Foto archivo

    LA HABANA, Cuba.- Este lunes se inició en Cuba un nuevo curso escolar. La víspera, el periódico comunista Juventud Rebelde dedicó al asunto toda su primera plana. Su título es escandaloso: “La Isla encendida de escuelas”. En el texto, breve y cursi, se mencionaba “la ilusión de seguir descubriendo las leyes que mueven el mundo” y la aspiración a que “la virtud sepa cómo defenderse”.

    Para el régimen castrista, el objetivo está claro, y es el mismo de todos los períodos lectivos anteriores: inocular, en los cerebros vírgenes de los niños, el sometimiento al sistema impuesto y la adoración de los jefes que lo encabezan. Necesitan que las jóvenes generaciones se conviertan en personas habituadas a obedecer y no protestar.

    Los castristas son extraños seres especializados en huir hacia adelante. Cualquiera diría que la caótica situación en la que han sumido a la pobre Cuba serviría para que moderaran sus pretensiones de control total de la sociedad, pero sucede exactamente lo contrario.

    Es lo que hace unos días puso de manifiesto la señora Martha del Carmen Mesa Valenciano, flamante viceministra de Educación Superior. Se trata de los desaforados planteamientos que ella hizo al demandar, con total desparpajo, que cada profesor universitario cubano sea “un defensor de nuestra ideología”.

    Un descoco tan grande como ése dio lugar a una vibrante carta de un grupo de pedagogos de la Isla en “rechazo a que el derecho universal a la educación, al trabajo y la protección contra toda forma de discriminación consagradas en la Constitución cubana, se continúen violando en las universidades del país con cada persona expulsada de las mismas por razones políticas”. A ello se han sumado otros rechazos diversos.

    Del mismo modo que esta gente aspira a reforzar su control sobre los claustros de la educación superior, todo indica que también pretenden intensificar la inoculación de las tiernas mentes de los parvulitos cubanos con el veneno del adoctrinamiento marxista-leninista y la plena materialización de un invento comunista que quienes se les oponen han bautizado con un término inobjetable y exacto: lavado de cerebros.

    La generalidad de los ciudadanos, amansados por más de medio siglo de agitación, adoctrinamiento y manipulación ideológica, transige con ese empeño y envía a sus hijos a las escuelas regenteadas por el régimen. Lo que sí no pueden impedir los comisarios castristas es que, en la intimidad de los hogares, los mayores les abran los ojos a sus niños.

    Los maestros podrán hablarles a los menores que adoctrinan sobre el “futuro luminoso de la Patria”, pero los padres les aclararán que eso mismo les prometieron a ellos, y todo resultó ser una gran mentira. Los mismos pedagogos tramitados pintarán de color negro el pasado de Cuba o la realidad del “mundo del capital”, pero nunca falta un abuelo que les diga la verdad, u otro ser querido que, con el solo hecho de llegar de visita desde el extranjero, cargado de regalos como un nuevo Rey Mago, ponga en ridículo toda la mentirosa retórica comunista.

    En esto del adoctrinamiento hay excepciones honrosas, como el matrimonio guantanamero de los Rigal-Expósito, que se negaron a entregar a sus niños para que fueran inoculados con las ideas ateístas que proclaman los maestros al servicio del régimen. Una actitud vertical que les ha valido ser enviados a prisión. Pero ese matrimonio representa sólo eso: una rara excepción que confirma la triste regla.

    El grueso de los cubanitos —pues— tendrá que seguir expresando cada mañana su aspiración a ser no como Martí, sino como el rosarino alias Che, el mismo que anhelaba convertirlos —a ellos y a todos los que se prestaran a obedecer y servir al sistema— en una “fría máquina de matar”.

    En las clases de historia también tendrán que escuchar, durante todos los años que dure su proceso de instrucción, las historias edulcoradas en las que esa entelequia a la que ellos llaman “Revolución” será pintarrajeada con los colores más atractivos. Al propio tiempo, todo lo que represente las ideas contrarias será denostado y ninguneado de todos los modos posibles.

    ¿Quiere eso decir que está asegurado el éxito del régimen cubano y los educadores que lo sirven? En modo alguno. Ahí está, para demostrarlo, la vehemencia con que los jóvenes cubanos, después de haber sido adoctrinados durante un decenio, están dispuestos a huir del “paraíso comunista” a como dé lugar. (Un cálculo conservador revela que, en zonas urbanas su proporción rebasa el 90%).

    Para esos “hombres nuevos” no importa hacia dónde viajar. Las condiciones reales que existan en el país hacia el cual puedan escapar tampoco despiertan mayor interés en ellos. Lo que sí tienen absolutamente claro es que no quieren seguir viviendo en esta tierra de comunismo tropical. El adoctrinamiento castrista —pues— no es tan efectivo como ellos creen. Gracias a Dios.

    Una frase hecha nacida en tierras bolcheviques refleja la realidad del desastre económico entronizado por el socialismo estatista: “Ellos harán como que nos pagan y nosotros haremos como que trabajamos”. Pudiéramos parafrasear ese dicho, para reflejar las realidades de la enseñanza general cubana: “Ellos harán como que nos adoctrinan y nosotros haremos como que nos dejamos adoctrinar”.

    Por esa razón, ese sistema de enseñanza enfermo sólo servirá para desarrollar la simulación y la doble moral. Pese a ello, los castristas se explayan hablando de los “logros de su educación”. Y va y hasta se lo creen.

    Cuba: Inicio del nuevo curso escolar y adoctrinamiento comunista
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  2. #1502
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Cuba: Inicio del nuevo curso escolar y adoctrinamiento comunista

    Este sistema de enseñanza sólo servirá para desarrollar la simulación y la doble moral, pese a ello, los castristas hablan de los “logros de su educación”

    René Gómez Manzano

    MIÉRCOLES, 4 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-maestrascuba1.jpg

    Educación o adoctrinamiento en Cuba. Foto archivo

    LA HABANA, Cuba.- Este lunes se inició en Cuba un nuevo curso escolar. La víspera, el periódico comunista Juventud Rebelde dedicó al asunto toda su primera plana. Su título es escandaloso: “La Isla encendida de escuelas”. En el texto, breve y cursi, se mencionaba “la ilusión de seguir descubriendo las leyes que mueven el mundo” y la aspiración a que “la virtud sepa cómo defenderse”.

    Para el régimen castrista, el objetivo está claro, y es el mismo de todos los períodos lectivos anteriores: inocular, en los cerebros vírgenes de los niños, el sometimiento al sistema impuesto y la adoración de los jefes que lo encabezan. Necesitan que las jóvenes generaciones se conviertan en personas habituadas a obedecer y no protestar.

    Los castristas son extraños seres especializados en huir hacia adelante. Cualquiera diría que la caótica situación en la que han sumido a la pobre Cuba serviría para que moderaran sus pretensiones de control total de la sociedad, pero sucede exactamente lo contrario.

    Es lo que hace unos días puso de manifiesto la señora Martha del Carmen Mesa Valenciano, flamante viceministra de Educación Superior. Se trata de los desaforados planteamientos que ella hizo al demandar, con total desparpajo, que cada profesor universitario cubano sea “un defensor de nuestra ideología”.

    Un descoco tan grande como ése dio lugar a una vibrante carta de un grupo de pedagogos de la Isla en “rechazo a que el derecho universal a la educación, al trabajo y la protección contra toda forma de discriminación consagradas en la Constitución cubana, se continúen violando en las universidades del país con cada persona expulsada de las mismas por razones políticas”. A ello se han sumado otros rechazos diversos.

    Del mismo modo que esta gente aspira a reforzar su control sobre los claustros de la educación superior, todo indica que también pretenden intensificar la inoculación de las tiernas mentes de los parvulitos cubanos con el veneno del adoctrinamiento marxista-leninista y la plena materialización de un invento comunista que quienes se les oponen han bautizado con un término inobjetable y exacto: lavado de cerebros.

    La generalidad de los ciudadanos, amansados por más de medio siglo de agitación, adoctrinamiento y manipulación ideológica, transige con ese empeño y envía a sus hijos a las escuelas regenteadas por el régimen. Lo que sí no pueden impedir los comisarios castristas es que, en la intimidad de los hogares, los mayores les abran los ojos a sus niños.

    Los maestros podrán hablarles a los menores que adoctrinan sobre el “futuro luminoso de la Patria”, pero los padres les aclararán que eso mismo les prometieron a ellos, y todo resultó ser una gran mentira. Los mismos pedagogos tramitados pintarán de color negro el pasado de Cuba o la realidad del “mundo del capital”, pero nunca falta un abuelo que les diga la verdad, u otro ser querido que, con el solo hecho de llegar de visita desde el extranjero, cargado de regalos como un nuevo Rey Mago, ponga en ridículo toda la mentirosa retórica comunista.

    En esto del adoctrinamiento hay excepciones honrosas, como el matrimonio guantanamero de los Rigal-Expósito, que se negaron a entregar a sus niños para que fueran inoculados con las ideas ateístas que proclaman los maestros al servicio del régimen. Una actitud vertical que les ha valido ser enviados a prisión. Pero ese matrimonio representa sólo eso: una rara excepción que confirma la triste regla.

    El grueso de los cubanitos —pues— tendrá que seguir expresando cada mañana su aspiración a ser no como Martí, sino como el rosarino alias Che, el mismo que anhelaba convertirlos —a ellos y a todos los que se prestaran a obedecer y servir al sistema— en una “fría máquina de matar”.

    En las clases de historia también tendrán que escuchar, durante todos los años que dure su proceso de instrucción, las historias edulcoradas en las que esa entelequia a la que ellos llaman “Revolución” será pintarrajeada con los colores más atractivos. Al propio tiempo, todo lo que represente las ideas contrarias será denostado y ninguneado de todos los modos posibles.

    ¿Quiere eso decir que está asegurado el éxito del régimen cubano y los educadores que lo sirven? En modo alguno. Ahí está, para demostrarlo, la vehemencia con que los jóvenes cubanos, después de haber sido adoctrinados durante un decenio, están dispuestos a huir del “paraíso comunista” a como dé lugar. (Un cálculo conservador revela que, en zonas urbanas su proporción rebasa el 90%).

    Para esos “hombres nuevos” no importa hacia dónde viajar. Las condiciones reales que existan en el país hacia el cual puedan escapar tampoco despiertan mayor interés en ellos. Lo que sí tienen absolutamente claro es que no quieren seguir viviendo en esta tierra de comunismo tropical. El adoctrinamiento castrista —pues— no es tan efectivo como ellos creen. Gracias a Dios.

    Una frase hecha nacida en tierras bolcheviques refleja la realidad del desastre económico entronizado por el socialismo estatista: “Ellos harán como que nos pagan y nosotros haremos como que trabajamos”. Pudiéramos parafrasear ese dicho, para reflejar las realidades de la enseñanza general cubana: “Ellos harán como que nos adoctrinan y nosotros haremos como que nos dejamos adoctrinar”.

    Por esa razón, ese sistema de enseñanza enfermo sólo servirá para desarrollar la simulación y la doble moral. Pese a ello, los castristas se explayan hablando de los “logros de su educación”. Y va y hasta se lo creen.

    Cuba: Inicio del nuevo curso escolar y adoctrinamiento comunista
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  3. #1503
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  4. #1504
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    El hombre que amaba su guerra

    Tan obsesionado estaba Fidel Castro con la idea de la guerra, que casi veinte años después de la Crisis de Octubre pidió nuevamente a la URSS que emplazara misiles nucleares en la isla

    Tania Díaz Castro

    VIERNES, 6 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-fidel-castro-plaza-revolucion-e1565637714812.jpg

    LA HABANA, Cuba. – Fidel Castro, el difunto dictador cubano del que aún no se sabe todo, fue un hombre que amó en exceso a su propia guerra. Siempre se supo que en la Sierra Maestra fue el único guerrillero que usó un fusil norteamericano de mirilla telescópica. Su fama comenzó hace más de sesenta años, la derrota del plan trujillista. Él dirigió personalmente las acciones que frustraron el desembarco contrarrevolucionario en el sur de la isla.

    A lo largo de su dictadura, los periódicos de la isla –sus periódicos- han vendido el protagonismo de Fidel en cuanta acción militar se llevó a cabo. Sin embargo, nunca han podido aclarar por qué nunca sintió la acción de la pólvora en su cuerpo y que, entre las miles de fotos que tuvieron tiempo para hacerse en la guerrilla de la Sierra Maestra, solo se conozca una donde Celia Sánchez le coloca una curita en el dedo de su mano izquierda, mientras él observa.

    Ya en el poder, según testimonio de uno de sus guardaespaldas, Juan Reinaldo Sánchez, al llegar a su casa de Punto Cero lo recibía Dalia, a quien le entregaba su fusil de asalto, un Kaláshnikov, para tenerlo al alcance de su mano. También cuando viajaba en su Mercedes Benz blindado -regalo de Sadam Hussein-lo llevaba siempre a sus pies.

    Mijaíl Kaláshnikov, el inventor del legendario fusil soviético, fue recibido por Fidel como un querido familiar en 2006. El ruso quería comprobar cómo se encontraba la fábrica que producía dichos fusiles en Cuba después del “desmerengamiento” soviético y enviar además algunos miles de nuevos modelos a Venezuela, a través de Adán Chávez y su embajada en La Habana.

    Por su desmedido amor a la guerra, Fidel recibió condenas como la de 2004, cuando Estados Unidos lo acusa por sus vínculos con el terrorismo mundial y su apoyo a organizaciones terroristas extranjeras. Fue este hombre -que tachó de genocida a la OTAN, acusándola de asesinar en Libia a Muamar Al Gadafi- quien el 27 de octubre de 1962 amenazó con lanzar misiles nucleares soviéticos a la base naval estadounidense de Guantánamo si Kennedy ordenaba la invasión a Cuba.

    O sea, que fue Fidel Castro quien mantuvo al mundo al borde de un duelo atómico entre Estados Unidos y la extinta Unión Soviética y fue, además, quien no estuvo de acuerdo en que todo terminara en paz entre estos dos países en 1962.

    En la década del setenta, según informes de la CIA, tanto Francisco Franco como Fidel Castro soñaban con la bomba atómica. Franco planeaba fabricarla y Fidel no se quedaba atrás. Ambos eran países merecedores de atención.

    Tan obsesionado siguió el dictador cubano con la idea de la guerra, que en 1981, casi veinte años después de la Crisis de Octubre, según el libro “El archivo Mitrojin: El KGB en el Mundo”, publicado por Vasili Mitrojin, en 2005, le pidió nuevamente a la URSS que emplazara armas atómicas en la isla, pensando que Ronald Reagan lo atacaría.

    En dicho libro, basado en informes de la Agencia KGB de ese mismo año, aparece una información sobre Raúl Castro, cuando compraba armas en Checoslovaquia y, según KGB, “dormía con las botas puestas”.

    En su senectud, después de haber ostentado los títulos durante cinco décadas como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, Fidel olía una nueva guerra y, en 2012, por ejemplo, acusa a Barack Obama, Premio Nobel de la Paz, del asesinato de Bin Laden, “con derecho a juzgar -dijo- y derecho a matar; a convertirse en tribunal y en verdugo y llevar a cabo tales crímenes”.

    Incluso, pocos días antes de morir, el 20 de septiembre de 2016, tuvo un encuentro amistoso con el presidente de Irán y coincidieron en la colaboración entre ambos gobiernos, mientras Estados Unidos y ese gobernante mantenían fuertes tensiones.

    Murió el nonagenario el 25 de noviembre del 2016 en su cama, donde dejó su fusil y sus millones y muchos más enemigos que simpatizantes. Dejó, además, un saldo de 7 365 asesinados, 20 mil presos políticos, más de dos millones de exiliados, más de doscientas cárceles de extrema seguridad y un largo historial de desapariciones, asesinatos extrajudiciales y represión a opositores y periodistas, que ejercen su derecho a la libertad.

    Murió sin pedir perdón y dejó muchas sombras que examinar

    Fidel Castro, el hombre que amaba su propia guerra
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  5. #1505
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Una vacuna contra la “volvedera”

    Prefiero recordar la Cuba que dejé, a vivir en el infierno en que se ha convertido. Es triste, pero es así. Ese país nada tiene que ver conmigo

    Carlos Alberto Montaner
    DOMINGO, 8 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-mujer-llega-la-habana.jpg

    Ella volvió a Cuba (foto archivo)

    ESTADOS UNIDOS. – Creo que la palabra “volvedera” la acuñó el novelista peruano Alfredo Bryce Echenique. Le preguntaron por qué regresaba a Perú después de tantos años en Europa. Se quedó meditando un instante y respondió: “no sé, me dio la “volvedera”. Y se quedó felizmente instalado en una Lima que cada día es más habitable y hermosa.

    Otro que volvió a sus orígenes fue mi amigo el escritor Plinio Apuleyo Mendoza. Plinio había pasado su juventud en París. Regresó a Bogotá varias veces, pero siempre para coger impulso y escapar de nuevo. En una de esas volteretas acabó en La Habana, en Prensa Latina, y se trajo a Cuba a García Márquez, su amigo “Gabo”.

    El contacto con la realidad cubana (los fusilamientos y otros datos asquerosos) comenzó a curarle la rubeola ideológica. Hasta que en 1971, tras el lamentable “caso Padilla”, la venda cayó del todo. La Isla era una satrapía estalinista. Años después regresó a Europa como embajador en Italia y Portugal. Finalmente, le dio la “volvedera”, se instaló en la bonita zona norte de Bogotá, rodeado de “cachacos” y con un tráfico endemoniado, pero mucho mejor que la ciudad que él había abandonado varias décadas antes.

    El escritor Néstor Díaz de Villegas acaba de publicar un libro en el que demuestra por qué es un error volver a Cuba. De alguna manera, la obra es una vacuna contra la “volvedera” de los nostálgicos cubanos que llevan toda una vida en el destierro. La obra, prodigiosamente escrita, se titula De donde son los gusanos y lleva un subtítulo aclaratorio: “Crónica de un regreso a Cuba después de 37 años de exilio”.

    En 1974 Néstor fue condenado a varios años de cárcel porque le “ocuparon” unos poemas “contrarrevolucionarios”. Era un muchacho que cursaba el onceno grado. La policía política lo sacó de la clase de Historia. Seis años más tarde, en 1979, estaba en el campo de concentración de Ariza, cuando Fidel Castro, magnánimamente, le “regaló” tres mil presos políticos a Jimmy Carter siempre que se los llevara de la Isla.

    El presidente de los gringos, débil y con una inflación de dos dígitos en el país, inútilmente intentaba arreglar las diferencias con un régimen envalentonado por sus victorias en África y los triunfos diplomáticos de Castro. Fidel era el presidente de los No-alineados, pese a su subordinación total a la URSS. Ese fue el año, 1979, en que Fidel le profetizó al historiador venezolano Guillermo Morón que algún día se pasearía triunfante por un Washington sometido a Moscú.

    En medio de ese tumulto, Néstor llegó a Estados Unidos. En Los Ángeles, poco a poco, se transformó en uno de los grandes cronistas en español. Pero en el 2014 el presidente Barack Obama, decidido, como Jimmy Carter, a arreglarse con los díscolos vecinos, rompió sigilosamente todas sus promesas de mantener las presiones comerciales mientras el régimen de la Isla no mostrara señales de cambio y restableció los vínculos diplomáticos.

    Fue entonces cuando a Néstor Díaz de Villegas le dio la “volvedera”, acaso víctima de esa maniobra oscura del cerebro que emborrona nuestros recuerdos negativos y nos hace creer que los cambios ocurridos (todas las sociedades algo se modifican) y pudiera ser que la Isla albergara esperanzas.

    El autor confirmó, desde el aeropuerto, que Cuba era prácticamente inhabitable. Mientras todas las capitales de América Latina en los últimos sesenta años habían dado un salto a la modernidad y el progreso, unas más que otras, Cuba había involucionado, como consecuencia de la incapacidad de un sistema que sólo crea riquezas para la pequeña cúpula de militares que lo dirige.

    El grueso del perfil urbano es desolación, destrucción, hedor y pobreza. Los funcionarios son indolentes. La policía política continuaba apaleando a las gentes. No hay casi nada que indique que se intenta rectificar. El régimen continúa anclado en la vulgata leninista de un partido único y unas ideas únicas que inexorablemente han conducido el país al desastre.

    Una última confesión: al cabo de mi vida, con 76 años de edad y 57 fuera de Cuba, secretamente me había dado la “volvedera”. Leer De donde son los gusanos me convenció que ese país nada tiene que ver conmigo o con mi familia. Prefiero recordar la Cuba que dejé, a vivir en el infierno en que se ha convertido mi país. Es triste, pero es así

    Cuba y los cubanos que regresan: una vacuna contra la "volvedera"
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  6. #1506
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Un mar de contradicciones nos rodea a toda hora

    Enchapan en oro la cúpula del Capitolio, pero resulta imposible encontrar en las tiendas una lata de pintura para tapar la mugre de nuestras casas

    Ernesto Pérez Chang

    9 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-capitolio.jpg

    Contradicciones que marcan a la Cuba castrista (Cibercuba/Cubanet)

    LA HABANA, Cuba. – Hace apenas una semana, mientras develaban la cúpula recién restaurada del Capitolio de La Habana, un espectador en las cercanías se preguntaba cómo era posible que hubiera pan de oro para dorar los techos de un edificio del gobierno y no suficiente pan de harina de trigo en las panaderías.

    Alguien se apresuró a contestar que las láminas usadas por los restauradores habían sido donadas por el gobierno ruso, lo que desató una enconada discusión donde no solo quedó cuestionada la excesiva bondad de Rusia ‒que, al parecer, no le fue suficiente con la condonación a Cuba de una deuda multimillonaria‒ sino surgieron un sinfín de otras contradicciones en torno al costoso “regalo”.

    ¿Por qué en vez de oro no donaron alimentos, acero y materiales para un plan de viviendas populares que jamás se cumple y siempre permanece en números rojos, o textiles para elaborar esos uniformes escolares que tanto han dado que hablar?

    Son apenas algunas de las preguntas que se hicieron quienes se fueron sumando al debate en el que no faltaron las lamentaciones por una economía que se ha sostenido históricamente en la caridad pública, una verdad demostrable con los ejemplos de las últimas jornadas, como eso del parque de camiones para la recolección de basura donados por Japón y Austria, lo que habla “muy bien” de la superioridad del sistema cubano y, sobre todo, de la “empresa estatal socialista”.

    Un sistema político que acoge con beneplácito el informe de la Alta Comisionada Michelle Bachelet sobre los derechos humanos en Brasil pero que emite una declaración de protesta y descrédito contra la misma persona cuando se trata de Venezuela. Pero, además, un sistema económico que admite la creación de un Fondo de Fomento para el cine ‒algo sin dudas positivo siempre que lo ideológico no determine el destino de tales fondos‒ pero se resiste a hacer lo mismo con otras formas del emprendimiento privado, aun cuando ha quedado demostrada la eficiencia de este sector frente al estatal.

    Contradicciones extraídas de una lista bien extensa donde están apenas las que son visibles en un contexto donde abundan los secretismos y las múltiples intenciones tras acontecimientos en apariencias demasiado simples.

    Me pregunto solo por llevar las cosas al extremo: ¿Tendrían algo que ver los memes y burlas desatados tras ese spot televisivo donde aparece un actor hablando de café fuerte, mojito y tostones (en un país donde el buen café se trae de Miami y donde con frecuencia escasean el aceite para freír) con el hecho de inaugurar un local en el boulevard de San Rafael donde el cubano pudiera degustar esa bebida que le es imposible beber por las mañanas cuando despierta en casa?

    Lo cierto es que el spot ha provocado “risas de disgusto” (una reacción muy criolla) solo por el detalle de la tacita de café “fuerte” (¿La Llave o Bustelo?) y la respuesta no ha sido aumentar la cuota de café o eliminar el chícharo de la fórmula sino abrir un establecimiento allí donde el turista extranjero pueda comprobar que todo lo que se dice sobre crisis y escasez es mentira. Puras fake news.

    Los verdaderos propósitos no escapan a la vista de quienes sabemos o al menos intuimos las causas tras las consecuencias de muchas cosas. Quienes, como cualquier cubano de a pie, hemos sido suficientemente entrenados por la dura cotidianidad para ver el “oxímoron” ‒para llamarlo de manera poética‒ que nos rodea o que nos acecha.

    Así, es posible darnos cuenta de que no llegan en tiempo las telas compradas a China para fabricar los uniformes escolares pero los materiales para producir camisetas y gorras para los desfiles por el 1ro. de Mayo jamás escasean.

    No hay suficiente producción de flores naturales para conformar las ofrendas a nuestros muertos, para adornar nuestras bodas o cumplirle a nuestros santos pero se reserva más de una parcela de cultivo de rosas exóticas para garantizar que a Santa Ifigenia ningún “agradecido” llegue con las manos vacías.

    No hay papel para elaborar libros y cuadernos escolares pero los tabloides impresos con la nueva Constitución o con los Lineamientos del Partido Comunista se venden a un peso en las esquinas, y su abundancia es tanta que hasta sustituyen el papel higiénico en nuestros baños.

    En décadas no hubo recursos para tender una conductora de agua potable para la Habana Vieja pero bastó con que alguien convirtiera el Paseo del Prado en un circuito turístico de lujo para que las obras se culminaran en tiempo récord.

    Cientos de miles de cubanos llevan años sin ver un trozo de carne de res en la mesa familiar pero Cuba se convierte en el mayor comprador del producto a los exportadores chilenos.

    Se torna imposible aumentar la producción de aves de corral y jamás logra despuntar las ganaderías bovina y porcina pero en las fincas de la empresa de Flora y Fauna existe tal sobrepoblación de cebras, avestruces, pavos reales y caballos de raza que desde hace años se exportan esas y otras especies más.

    No se cumplen los planes para producir viviendas populares pero las inversiones hoteleras ni disminuyen ni se paralizan, a pesar de pronosticarse un descenso en el número de visitantes foráneos.

    No hay medicamentos en farmacias y hospitales de la isla pero se firman convenios de exportación hacia decenas de países, así como se distribuyen de manera gratuita en los barrios de Caracas.

    Miles de kilómetros de costas, ricas en peces y crustáceos que pudieran alimentar a millones de cubanos, pero ni siquiera existe un lugar donde comprar un anzuelo y un rollo de cordel para uno mismo salir a pescarlos.

    El mismo spot televisivo que mencioné líneas arriba habla de la yuca con mojo como irrenunciable marca gastronómica de cubanía pero hace años que la naranja agria, otrora abundante en nuestros patios, no la vemos en los mercados y, cuando aparece, se vende tan cara o más que una cabeza de ajo.

    Hemos alcanzado la “invulnerabilidad militar”, afirma el gobierno, pero el equipo de tanquistas enviado a los recientes juegos militares en Rusia quedó descalificado, incluso fue ampliamente superado por millares de Angola, Zimbabue y Uganda.

    Durante años se le advierte al sector productivo que no habrá aumento de salarios mientras no se incremente la productividad pero se redoblan los ingresos del sector estatal presupuestado y, por tanto, de dirigentes, fiscales, policías y militares.

    La Habana es la “capital de todos los cubanos” pero quienes viven en las provincias orientales necesitan un salvoconducto para permanecer temporalmente en La Habana, de lo contrario son apresados, encerrados en celdas y devueltos a sus provincias bajo procedimientos similares a los usados contra criminales peligrosos.

    Cuentan con recursos para repatriar los restos de un diplomático fallecido incluso para darles atención médica a aliados políticos extranjeros y a sus familiares pero no para retornar el cadáver de un emigrante cubano en México cuya familia ni siquiera es atendida por el personal de la embajada cubana en aquel país.

    Retornando al Capitolio, enchapan en oro su cúpula, pero resulta imposible encontrar en las tiendas una lata de pintura para tapar la mugre de nuestras casas o una caja de clavos barata para apuntalar una ventana.

    Hablan de devolverle el valor al peso cubano y masificar el acceso a internet pero todos los servicios de telefonía celular, y todas las promociones de ETECSA se comercializan en dólares.

    Hablan de disminuir importaciones y priorizar las producciones cubanas pero los dirigentes y “cuadros del Partido” usan ropa y accesorios importados, incluso de marcas nada económicas para cualquier cubano que depende de un salario estatal.

    Arremeten contra el periodismo independiente y hasta lo acusan de mercenario pero solo cuando las denuncias llegan a nuestros medios las víctimas logran captar la atención de las autoridades, mientras que la prensa oficialista hace silencio o intenta trasladar la culpa hacia las propias víctimas.

    El sector privado demuestra iniciativa, productividad, crecimiento y capacidad de generar empleos mejor remunerados, no obstante es la empresa estatal socialista hacia donde el gobierno desvía los recursos y planes.

    En fin, un mar de contradicciones nos rodea a toda hora y emprender una lista exhaustiva haría de este artículo una enciclopedia interminable.

    Cuba y un mar de contradicciones que nos rodea a toda hora
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  7. #1507
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Cuba entre los diez países con mayor censura, advierte CPJ

    La isla sigue teniendo “el clima más restringido para el ejercicio del periodismo” en el continente americano

    CubaNet

    MARTES, 10 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-3330adf1-dc6c-4558-a5c0-a02bdac129d0_749_499.jpg

    Cuba entre los diez países con mayor censura, según CPJ (Foto: Prensa Libre)

    MIAMI, Estados Unidos. – Cuba ocupa el décimo lugar entre los países con mayores niveles de censura, según un reporte especial del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

    Los otros nueve países que aparecen en la lista por encima de Cuba son, en ese orden: Eritrea, Corea del Norte, Turkmenistán, Arabia Saudita, China, Vietnam, Irán, Guinea Ecuatorial y Bielorrusia.

    En esos diez países, el gobierno ejerce un férreo control sobre los medios informativos.

    Para confeccionar la lista el CPJ se basó en el empleo de tácticas en esos países, las cuales van desde el encarcelamiento y las leyes represivas hasta la vigilancia de los periodistas y las restricciones para acceder a Internet y las redes sociales.

    El informe del CPJ afirma que Cuba sigue teniendo “el clima más restringido para el ejercicio del periodismo” en el continente americano.

    Refiere el informe que los medios impresos y audiovisuales están bajo el absoluto control del Estado comunista de partido único, que, por ley, deben actuar conforme a los fines de la sociedad socialista.

    El informe explica: “Aunque en la Internet se ha abierto cierto espacio para las informaciones críticas, el proveedor de servicio de Internet estatal, ETECSA, tiene órdenes de bloquear contenido objetable e impide el acceso a algunos blogs y plataformas de noticias críticos, según un informe del Open Observatory of Network Interference, que recopila datos sobre la interferencia en las redes.

    Algunos periodistas y blogueros independientes utilizan sitios web que están alojados en el extranjero. El Gobierno arremete contra los periodistas críticos mediante el acoso, la vigilancia física y digital, las detenciones a corto plazo, los registros de viviendas y las confiscaciones de equipos.

    Asimismo, la cobertura de desastres naturales es un punto sensible: las autoridades detuvieron a varios periodistas que informaban sobre las secuelas del paso de huracanes en octubre de 2016 y septiembre de 2017.

    Según el informe Libertad de prensa de Freedom House, las autoridades también otorgan selectivamente los visados a periodistas extranjeros.

    El CPJ, en su informe especial, cita el caso del periodista independiente Roberto Jesús Quiñones, colaborador de CubaNet, quien fue recientemente condenado a un año de privación de libertad, luego de ser golpeado y arrestado por la policía cuando se encargaba de la cobertura de un juicio en Guantánamo.

    Cuba entre los diez paises con mayor censura, advierte CPJ
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  8. #1508
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Los ricos de hoy y los ricos de ayer

    Muchos se preguntan si Cuba podrá volver a una vida normal, a ser un país en desarrollo, civilizado, sin Raúl Castro a la cabeza de la nación…

    Tania Díaz Castro

    JUEVES, 12 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-493759_1-1.jpg

    (Foto de archivo/Revista Semana)

    MIAMI, Estados Unidos. – “La alta burguesía cubana 1920-1958”, del fallecido autor Carlos del Toro, publicado en 2003 por la Editorial Ciencias Sociales de La Habana, es un libro muy interesante, imprescindible para estudiar la verdadera historia de Cuba.

    Tan curioso y original resulta este libro que en estos momentos se ha convertido en un verdadero misterio: no aparece por las librerías y no se puede adquirir a través de Internet a ningún precio. Por ello, es casi imposible leerlo. Al parecer, no le resultó agradable al régimen castrista, que mantiene un completo monopolio de la información.

    Muy pocos periodistas de la prensa oficial tuvieron acceso al libro. Uno de ellos, Ciro Bianchi, destacó que el libro trata de ¨figuras de la economía que descollaron en la Cuba de entonces y que, a no dudarlo, fueron punteras en los giros que operaban”

    Fueron los verdaderos ricos que dirigieron la economía de Cuba a través de sus propiedades, que desarrollaron un país sacado de sus cenizas, luego de una larga guerra por independizarse de España.

    Este libro resultará muy valioso para los nuevos propietarios cubanos, más de seis millones, permitidos al fin por el gobierno comunista para emprender negocios por cuenta propia.

    ¿Serán éstos los cubanos que sustituyan a Julio Lobo, a los Tarafa, a los Gómez Mena, los Azqueta, Arrechabala, etc., para resolver la crisis económica que sufre el país ante el fracaso de la economía socialista?

    En el libro “La alta burguesía cubana” se destaca a Julio Lobo como el mayor hacendado, propietario del mayor número de centrales azucareros y el mayor productor de azúcar de los años cincuenta. Le sigue la familia Rionda, los Falla Gutiérrez, Gómez Mena, los Aspuru y Azqueta, Tarafa y Mamerto Lizárraga.

    Prácticamente todos estos centrales, más de cien en total, quedaron destruidos en muy poco tiempo por sus nuevos dueños: Fidel y Raúl Castro.

    Hoy, apenas una docena de centrales funcionan, aunque deficientes, en el país.

    De igual forma sucedió con la ganadería cubana. Infante, Remigio Fernández, Bernardo Sánchez y otros, llegaron a tener seis millones de reses, cuando Cuba tenía una población de seis millones de habitantes.

    Florecían, entre otras grandes industrias, la farmacéutica y la del tabaco.

    Cuba producía grandes cantidades de cerveza y maltas que satisfacían las necesidades de la población y se exportaban.

    Igual ocurría con los rones. El récord de consumo de la Bacardí ocurrió en 1952, con 25,6 unidades por persona.

    En 1959 Cuba, a las puertas de una dictadura, los hermanos Castro se adueñaron de todos los medios de producción y el resultado no se hizo esperar. Como carecían de experiencia y conocimientos, dejó de producirse lo que se producía y despilfarraron el poco dinero que quedaba a salvo, hasta quedar el país en ruinas, dependiente de subsidios soviéticos que aún se deben.

    Hoy, Cuba, un país empobrecido, lleno de tragedias humanas, mira al abismo económico, sumido en una nueva crisis que recuerda al Período Especial.

    La caída de los ingresos por exportaciones, el aumento de la deuda externa y la escasez de efectivos se agudizan.

    Y aunque la crisis de los impagos sigue creciendo, Raúl Castro no tira la toalla.

    Antes no era así. En 1958 y desde mucho antes, españoles e italianos veían a Cuba como un país de progreso y acudían a las embajadas cubanas en sus respectivos países en busca de visas para viajar a la isla en busca de trabajo.

    Tras el establecimiento de la República, cuando la población cubana era de un 1 300 000 habitantes, regresaban casi 100 000 exiliados cubanos de Estados Unidos, mientras 800 mil españoles arribaban a Cuba.

    Se sabe que Cuba fue, entre todos los países del mundo, de acuerdo a su población, el país que más inmigrantes recibió durante la mitad del siglo XX.

    En 1952, la Organización de Naciones Unidas declaró que Cuba había quedado clasificada como la tercera nación más desarrollada del continente, después de Argentina y Uruguay, y situada en el vigésimo quinto lugar entre todas las del mundo.

    Muchos se preguntan si Cuba podrá volver a una vida normal, a ser un país en desarrollo, civilizado, sin Raúl Castro a la cabeza de la nación y su escogido relevo que nada ha podido hacer que no sea ganar tiempo.

    ¿Hay esperanzas? ¿Qué preferiría el pueblo cubano? ¿Acaso volver a tener los ricos de ayer, o quizás los que hoy se están formando para que arreglen este entuerto, lejos de los viejos y fracasados dueños militares raulistas?

    Cuba: Los ricos de hoy y los ricos de ayer
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  9. #1509
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    ¿Período Especial o “coyuntura”?

    En la Cuba de hoy, desde lo más alto del Poder castrista hasta lo más bajo de los parias, se puede escuchar cualquier disparate

    Miriam Celaya

    12 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-dc-mesa-redonda-1000x679.jpg

    Díaz-Canel en la Mesa Redonda (Twitter)

    LA HABANA, Cuba. – Tal como se anunció por la prensa oficial desde horas de la mañana de este 11 de septiembre, en el espacio habitual de la Mesa Redonda tuvo lugar una comparecencia especial del Presidente (no electo) de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a fin de informar sobre la “situación energética coyuntural” que está atravesando el país en este mes de septiembre. Esta vez el programa se transmitió desde el Palacio de la Revolución, y acompañaron a Díaz-Canel los ministros de Economía, de Energía y Minas, y del Transporte.

    Con aspecto cansado —en correspondencia con una jornada que inició en horas tempranas en una reunión del Buró Político, con Raúl Castro a la cabeza, donde se aprobaron “las medidas para paliar la situación”— el “presidente” hizo su alocución sin apartarse un milímetro del guion que, a grandes rasgos, inició con las causas de todos los males: la nueva “arremetida” de maldad del Imperio norteamericano (y aquí una mención directa a los fondos que destina el gobierno de ese país “a la subversión en la Isla”), además del caprichoso empeño de la actual administración norteña en causar sufrimiento a la población cubana con la aviesa intención de achacar las carencias y privaciones a la ineficiencia del gobierno.

    Según Díaz-Canel, la limitación de las remesas y los esfuerzos del gobierno de Trump para impedir la llegada de petróleo a Cuba fueron, entre otros, los factores de mayor importancia que condicionaron la “baja disponibilidad de diésel”, lo cual está impactando directamente sobre el transporte público y sobre el de carga.

    Porque resulta que “ya no hay problemas de abastecimiento, como los que enfrentamos a finales del año pasado y en los primeros meses de este año”. Dizque hay barcos de alimentos en el puerto —cargados de carne, harina para hacer el pan, etc.— que no han podido ser descargados debido a la “actual coyuntura energética”. “Coyuntura”, un vocablo mencionado en numerosas ocasiones durante la alocución de Díaz-Canel y comparsas, y que parece ser el nuevo eufemismo para denominar lo que en los años 90’ conocimos como Período Especial —gracias a la fértil imaginación de Castro I— cuyo retorno entre nosotros el régimen se niega a reconocer.

    Por su parte, el Ministro de Energía y Minas anunció la “posibilidad de apagones”, que serían programados y avisados oportunamente a la población; mientras el Ministro de Transporte se refirió a la inevitable “reprogramación” de los viajes interprovinciales —que “no van a ser suspendidos sino prolongados” en el tiempo, lo que implica que “habrá personas que compraron sus boletos pero no podrán viajar en las fechas que tenían previstas”— una situación que afectará tanto los servicios de ómnibus nacionales como los viajes en trenes, servicio de efímera vida puesto que fue reinaugurado a bombo y platillo en semanas recientes. El Ministro de Economía, a su vez, hizo mención triunfante del aporte financiero del turismo y de otros ingresos derivados de las inversiones extranjeras, etc., todo lo cual, sumado a los planes de desarrollo que se acometen en todo el país, significa que debemos estar seguros de que el crecimiento del PIB para este año está garantizado.

    Habrá también afectaciones “en la distribución de algunos productos”, pero al menos nos dieron la buena noticia que hasta el próximo domingo, 15 de septiembre, “no deberán producirse apagones, salvo que haya interrupciones por roturas u otros factores”.

    Sin embargo, afortunadamente esta vez el gobierno tiene un Plan. No por gusto el mandatario nos recuerda que ahora tenemos lo que nos faltaba en los 90’, a saber, los Lineamientos del PCC, la Conceptualización del Modelo y —como si no fuera suficiente— una nueva y flamante Constitución, herramientas utilísimas que en los días actuales nos permiten enfrentar exitosamente las acechanzas y conjuras imperiales. Ahora, nos dice un sonriente Díaz-Canel, el Plan de Cuba se enfrenta al Plan de USA. “Plan contra Plan, como decía Martí”, aseguró complacidísimo de sí mismo.

    ¿Y cuál es el maravilloso Plan maestro urdido en secreto conciliábulo por los druidas y su “continuidad”? Pues, textualmente: “desempolvar algunas de las experiencias aprendidas durante el Período Especial”, como por ejemplo “el trabajo a distancia” (de ser posible que se realice el trabajo desde la casa, aprovechando “las ventajas de conectividad que ahora tenemos”, para aliviar el uso del transporte público y obrero), el transporte estatal deberá recoger pasaje en las paradas de ómnibus siempre que tengan capacidades disponibles (lo cual pareciera un deja vú de los célebres “amarillos”, nombre que el gracejo popular aplicó en aquellos duros años finiseculares a los Inspectores Estatales, debido al color de sus uniformes, y cuya función era obligar a los choferes estatales a cargar pasaje), aplicar el “control popular” (eufemismo de “chivatería”) ante cualquier violación de las medidas y de la legalidad, “mover los horarios de trabajo” incluso a las madrugadas, de ser necesario, y reintroducir la tracción animal en lugares donde esta variante sea posible, entre otras perlas.

    Y por si no fuera suficiente para convencernos que esta “tensa coyuntura energética” no es un Período Especial sino “una oportunidad de entrenamiento, puesto que puede repetirse en el futuro” —lo que contradice el concepto mismo de lo que se entiende como coyuntural— ahora tenemos “una estrategia de desarrollo económico-social” basado en el turismo, en “la exportación de servicios médicos y de fármacos”, además de otros rubros como la producción de huevos, carne de cerdo y pollo.

    Pero la mejor de las noticias es que la susodicha “coyuntura” es solo cuestión de días. Ya los contratos del petróleo para el consumo del mes de octubre “están negociados”, lo que implica que el mes venidero no será energéticamente tenso, y el día 14 de este propio mes de septiembre entrará un barco de petróleo —llegado de un misterioso lugar que nuestro presidente, tan sagaz y pillín, no quiso revelar para que el Imperio no lo sepa— y que es la solución para este pequeño bache energético.

    ¡Así que al final todo se trataba de la entrada de “un barco”! ¿Significa, acaso, que con ese solitario navío petrolero que entrará secretamente, como si de un bajel filibustero del siglo XVII se tratase, se podrán conjurar todos los problemas coyunturales de esta Isla de 110 mil kilómetros cuadrados y 11 millones de almas malvivientes? ¿Y entonces, no bastaba con hacer un informe de prensa explicando el hecho en lugar de inventarse planes inverosímiles y medievales al más alto nivel gubernamental? ¿En verdad la plana mayor de la cúpula nos toma a los cubanos por tontos?

    Pero les diré a mis lectores una secreta sospecha que me corroe: yo sé que no estamos en Período Especial porque ni el presidente a dedo ni su equipo de balbucentes ministros ha mencionado hasta ahora aquel artefacto que fue el sello distintivo de la tenebrosa crisis: la bicicleta. ¿O acaso será que no se ha podido descargar todavía “el barco cargado” de ciclos, por falta de diésel?

    Al final, todo este absurdo de una Isla “soberana e independiente” que hace tan penoso alarde de su economía de candonga me recuerda una frase que repite como un papagayo un pobre loco que suele amenizar con sus discursos y consignas sin sentido en la parada de ómnibus del hospital de Emergencias, donde se aglomera su involuntario público. Al final, aunque no venga al caso, el pobre hombre termina su perorata invocando a aquel otro orate, no tan inocente: “Esto con Fidel no pasaba”. En Cuba, desde lo más alto del Poder hasta lo más bajo de los parias se puede escuchar cualquier disparate.

    Cuba en crisis: ?nuevo Periodo Especial o "coyuntura"?
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  10. #1510
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Los suicidios más históricos del castrismo

    Si la dictadura de los hermanos Castro tiene héroes, también tiene suicidios históricos de políticos e intelectuales que no se mencionan

    Tania Díaz Castro

    LUNES, 16 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-suicidios.jpg

    Haydee Santamaría y Osvaldo Dorticós

    LA HABANA, Cuba. – Si la dictadura de los hermanos Castro tiene héroes, de los cuales se repiten historias al por mayor en sus periódicos, tiene también suicidios históricos de políticos e intelectuales que no se mencionan.

    Ni siquiera se escribe sobre la verdadera causa del suicidio de Eduardo Chibás, el hombre que inspiró en política a Fidel Castro, con su balazo frente al micrófono para que toda Cuba lo oyera.

    Mucho menos el de Haydee Santamaría, Osvaldo Dorticós y Miguel Angel Quevedo. Cada uno de estos tres personajes públicos tuvo motivos, ocultos por el régimen castrista, con testimonios que dejaron antes de morir.

    En el caso de Quevedo, director de la Revista Bohemia, se sabe a través de una carta que escribió y se publicó en Venezuela, que se suicidó avergonzado y arrepentido por haber permitido que se divulgara en su revista la mentira de los 20 mil muertos de Batista, idea del periodista Enrique de la Osa.

    En los casos de Haydee y Dorticós, sólo se ha dicho sobre estados depresivos que no justifican un comportamiento tan drástico en personas con un modo de vida privilegiado, carentes de problemas con la cúpula gubernamental.

    Tampoco jamás se ha hablado, por ejemplo, de una posible carta que dejó Haydee, destacada luchadora del Movimiento 26 de Julio, momentos antes de suicidarse en su elegante casa, a los 56 años, el 28 de julio de 1980, siendo directora de la Casa de las Américas y disfrutando de todas las prebendas del régimen.

    En 1968 le había escrito al Che: “El sol no era tan hermoso y ni siquiera siento placer en contemplar las palmeras”. ¿Con esas palabras Yeyé, como la llamaban sus íntimos, callaba su desencanto por la Cuba que había luchado?

    Dorticós Torrado, por ejemplo, presidente del país de 1959 a 1975, hombre de carácter ecuánime, retraído y respetado por muchos, se suicidó a los 64 años en 1983. Se le consideraba una de las personas más inteligentes y capaces del gobierno, que no pudo dar forma legal a los decretos revolucionarios de Fidel Castro, cuando en 1981 él fue designado ministro de Justicia y Fidel se convertía en presidente del Consejo de Estado y de Ministros por decreto propio.

    También hay estigma y oscurantismo en la prensa nacional en torno al tema del suicidio, cuando se sabe, a través de la Organización Panamericana de Salud -OPS- que Cuba ocupa el séptimo lugar de América Latina y ubica a los adolescentes como el grupo más vulnerable.

    Testimonios recogidos indican que la elevada tasa de suicidios está asociada a la crítica situación que vive el país, o sea, a problemas serios financieros y consumo de drogas y alcohol.

    Según la Organización Mundial de la Salud, un informe pone de manifiesto que casi el 80% de los suicidios se producen en los países de escasos recursos en la gran mayoría de la población: los que carecen de viviendas, los que tienen un futuro incierto, etc.

    Los anuarios estadísticos del Ministerio de Salud Pública de Cuba, dan fe de que entre los años 2013 y 2017, hubo en la isla 7 mil 467 suicidios. Sin embargo, en los Anuarios Demográficos cubanos resultan superiores por los años 2013 a 2016: con un resultado de 9 mil 307 en total.

    Actualmente sólo sabemos que durante 1982 se alcanzó el mayor pico y que en 1993, durante el Período Especial, tras el desplome de la URSS, se suicidaron 2 mil 374 cubanos, una de las cifras más altas en las décadas de la dictadura.

    Por tal razón, se sigue trabajando en Cuba a través del Programa Nacional de prevención de la conducta suicida del MINSAP, puesto que como se sabe, el suicidio en Cuba se mantiene entre los más altos de América Latina, con un índice de 13,9 muertes por cada cien mil habitantes en el año 2017, principalmente de personas de la raza blanca, que de mestizos y negros, provenientes de las provincias orientales, Villa Clara y Matanzas.

    cubanet.org/destacados/suicidios-cuba-historicos-castrismo/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  11. #1511
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Reportan cola de cuatro horas en pleno Malecón para comprar combustible

    La crisis de combustible que atraviesa Cuba en los últimos días sigue pasando factura al transporte en la isla

    CubaNet

    MIÉRCOLES, 18 DE SEPTIEMBRE, 2019

    Archivo Adjunto 806545


    MIAMI, Estados Unidos. – La crisis de combustible que atraviesa Cuba en los últimos días sigue pasando factura al transporte en la isla. La poca disponibilidad de diésel no solo ha paralizado al sector estatal, sino también a los particulares, obligados a hacer largas colas para comprar en gasolineras y servicentros.

    Así lo muestran imágenes compartidas por la corresponsal de Reuters en Cuba, Sarah Marsh, que reporta sobre una larga cola de cuatro horas en pleno malecón de La Habana para comprar combustible en el servicentro de Galerías Paseo.

    “La cola de cuatro horas hoy en una estación de servicio en La Habana debido a una grave escasez de combustible en Cuba”, escribió la periodista en Twitter.


    Sarah Marsh

    @reuterssarah
    The 4-hr queue today at a gas station in Havana due to an acute fuel shortage in #Cuba

    Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
    123
    18:52 - 17 sept. 2019
    Información y privacidad de Twitter Ads
    167 personas están hablando de esto
    Se trata de una cola de más de 500 metros que va desde la gasolinera de Paseo y Malecón y que continúa varias cuadras más al este, frente al otrora complejo de piscinas conocido como “El Camilo”.

    A raíz de la crisis de combustible en la isla, anunciada la semana pasada por el gobernante Miguel Díaz-Canel, la Viceministra Primera del Ministerio del Transporte (MITRANS), Marta Oramas Rivero, dio a conocer varias medidas de reajustes en el sector, entre ellos, la disminución de los viajes de los ómnibus y trenes nacionales y los recorridos marítimos entre Batabanó y la Isla de la Juventud.

    También se registra una disminución del número de ómnibus en explotación y, por consiguiente, el aumento de la frecuencia de las rutas, tanto en La Habana como al interior del país.

    https://www.cubanet.org/noticias/rep...r-combustible/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  12. #1512
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    “Llevan 60 años pidiéndonos sacrificios”

    “Mientras, ellos se dan buena vida: tienen carros con aire acondicionado, disfrutan servicios, víveres y mercancías de calidad. Y paga Liborio”

    Gladys Linares

    MIÉRCOLES, 18 DE SEPTIEMBRE

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-rps20190917_131252.jpg

    Personas intentan subir a un ómnibus en La Habana (foto del autor)

    LA HABANA, Cuba. – Luisa debía estar a las 10 am en la oficina de Planificación Física (en Mayía Rodríguez entre Carmen y Vista Alegre, Víbora) para una cita con el abogado. Aunque le queda relativamente cerca de su casa, pues ella vive en Luyanó, como había escuchado comentarios sobre lo malo que estaba el transporte decidió salir con dos horas de antelación. Así, si llegaba antes, se daría una vuelta por el mercado del Mónaco a ver si pescaba queso, que está perdido. Cuando llegó a la parada de Porvenir y Font la sorprendió la cantidad de personas que allí había, aunque de momento no se preocupó, puesto que, aunque frecuentemente la parada se congestiona, por lo general enseguida pasa algo que “limpia”. Sin embargo, a medida que transcurría el tiempo y no aparecía ningún transporte, se extrañó: aquello era inusual en Porvenir. Las pocas guaguas que pasaban iban abarrotadas, y otras, paraban antes o después de la parada y las personas infructuosamente corrían hacia uno u otro lado para tratar de subirse. Por su parte, las pocas gacelas que pasaban ya iban llenas. Luisa no pudo menos que recordar la década de los 70, cuando ella era una de los muchos cubanos que corría tras las guaguas para ir al trabajo.

    Aunque el transporte público ha sido un gran problema en Cuba después de 1959, a partir de enero, si bien es cierto que simultáneamente se encareció, había empezado a notarse cierta mejoría aparente. Sin embargo, esta duró poco: a la vez que aumentaron las protestas en Venezuela y las donaciones de petróleo se demoraron en llegar, el transporte público fue colapsando gradualmente, por lo que desde hace unos meses las paradas están muy llenas de personas que permanecen esperando durante horas.

    Durante su comparecencia en la Mesa Redonda, Díaz-Canel dio a conocer lo que todo el pueblo comentaba hacía rato: no hay petróleo. Pensemos que se equivocó cuando aseveró impúdicamente que el desabastecimiento ya fue superado, que no habrá apagones no anunciados, que esta nueva etapa de miseria, hambre y penurias no es otro período especial, sino “una situación coyuntural”. Pero en lo que no erró fue en decir que el cubano es alegre y bromista aun en los momentos más difíciles. Así lo demostramos ya, en su día, con los chistes sobre las reflexiones del comandante, y ahora, sobre el momento “coyuntural” anunciado por el presidente.

    También el ministro de Transporte comunicó que los choferes de carros con chapa estatal recogerían pasajeros en las paradas. “Lo están haciendo porque los para la Policía, pero cuando no haya policías, vamos a ver quién para”, señala un joven en la Virgen del Camino. Y no le falta razón, pues donde no hay policías, los carros estatales pasan y los choferes ni miran hacia la parada.

    “Lo que yo no me explico es que se pasan el tiempo proclamando que Cuba es soberana e independiente y que tenemos relaciones con casi todo el mundo. Si es así, ¿por qué no compramos petróleo en cualquier otro país? En lugar de eso, tenemos que depender de las donaciones de Venezuela”, reflexiona un joven al referirse a la actual crisis de combustible.

    “Llevan 60 años pidiéndonos sacrificios, mientras ellos se dan buena vida: tienen carros con aire acondicionado, disfrutan servicios, víveres y mercancías de mejor calidad y a menor precio que el pueblo. Y paga Liborio”, rezonga un hombre entrado en años.

    Por otra parte, mientras el ministro de Transporte aseguró que estaba garantizado el combustible para distribuir la canasta básica, el vienes no trajeron a Lawton el yogurt de soya para los niños, según informaron las dependientas, precisamente por falta de combustible.

    A su vez el ministro de Salud Pública afirmó que la situación de las medicinas estaba casi resuelta. Sería bueno saber dónde las distribuyen, porque en las farmacias, que es donde compra la población, continúa la falta de medicamentos.

    Cuba: "Los gobernantes llevan 6 anos pidiendonos sacrificios"
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  13. #1513
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Ahorro, austeridad y resistencia: ¿para quién?

    El pueblo sabe de qué pata cojean, en las condiciones que viven y cómo afrontan la “nueva” coyuntura los dirigentes que hablan de sacrificios

    Víctor Manuel Domínguez

    LUNES, 23 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-diaz-canel-mariela.jpg

    El pueblo sabe de qué pata cojean, en las condiciones que viven y cómo afrontan la “nueva” coyuntura los dirigentes que hablan de sacrificios

    LA HABANA, Cuba. – Ahora que Cuba enfrenta otro momento crítico de una situación coyuntural que ya dura seis décadas, ¿se alineará el liderazgo del país al lado de los cubanos de a pie que sufren cuanta ineficiencia, abulia, inopia y corrupción se generan en las altas esferas del poder, niveles intermedios y de base, como causas del retroceso, las penurias y la escasez en la Isla?

    ¿Se apagarán los aires acondicionados del Comité Central del Partido Comunista y del Parlamento Cubano? ¿Bruno Rodríguez Parrilla aparcará su coche y se dirigirá al trabajo pedaleando o emparrillado en una bicicleta, como antes lo hizo otro canciller —“el que no brinque es yanqui”— Robertico Robaina, aunque un auto lo seguía de cerca por si acaso?

    ¿Veremos en Facebook a Mariela Castro Espín, no degustando langostas y otros manjares junto a invitadas españolas, sino armando un fogón de leña en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), para cocer boniatos en cumplimiento del plan de austeridad, ahorro y resistencia a que han convocado las autoridades en estos 60 años coyunturales?

    ¿O tal vez nos dé el último en la cola de la balita de gas que, cada dos meses, le permitirá cocinar los productos de la Canasta Básica, consistentes en media libra de aceite, 8 onzas de frijol negro, cinco libras de arroz y tres libras de azúcar blanca más dos prietas, y hasta hervir la ropa sudada por el rifirrafe que se forma en un P-9 camino a la casa o al empleo?

    Y quién sabe si ahora que pensamos como país, somos continuidad, estamos unidos y no tenemos miedo a los desastres que vienen, veamos al ministro de Recursos Hidráulicos, acarrear cubos, latas, palanganas y otros recipientes llenos de agua, hacia el interior de un solar o unos apartamentos ubicados en El Pontón, Jesús María, Buenavista y Marianao.

    De ahí que no ponga en duda que los vecinos del reparto obrero se congratularán con la actitud de Ulises Guillarte de Nacimiento, Secretario General de la CTC, quien a oscuras, desde el interior de su humilde hogar, los convoca con su ejemplo a encender sólo las luces y equipos eléctricos necesarios, hacer más con menos, resistir los embates del imperio y si la revolución y Díaz-Canel lo piden, a encender un candil y echarse fresco con un cartón.

    Tampoco de que Susely Morfa, Secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, emplee su salario de psicóloga —el mismo que utilizó para hospedarse en un hotel cinco estrellas en Panamá y atacar a defensores de los cubanos que hoy siguen con una mano delante y otra atrás—, para comprar golosinas en el Hotel Packard y repartir en la comunidad.

    ¿Alguien imagina a Machado Ventura apagando una lámpara de 20 Watt o a Ramiro Valdés durmiendo sin aire acondicionado?¿Será posible que el Ministro de agricultura, el señor Rollero se movilice hacia el campo para garantizar los productos alimenticios que dicen evitarán el desabastecimiento de pollos, papas, leche y otros de primera necesidad inexistentes en el mercado? ¿Predicarán con su ejemplo estos carcamales de la revolución?

    Por otra parte, entre la juventud abnegada que ha dado el paso al frente —como siempre, en la televisión—, contra el cerco norteamericano, autor de la vitalicia miseria y escasez del pueblo cubano, aún nadie ha visto a Vilma Rodríguez Castro, ocupada, quizás, en la búsqueda de clientes para rentarles, solidariamente, una mansión que, aunque no tendrá luz eléctrica o agua en la piscina y se cocinará con carbón, ayudará a sacar de la crisis al país.

    Tampoco se ha visto a los nietos de Fidel ni a los hijos e hijas de ministros y otros altos cargos militares y civiles del país, a quienes la situación los alcanzó trabajando en Europa o Nueva York y no pueden regresar a brindar su apoyo, pues el precio de los pasajes subió y con su salario cubano si bien podían ir y venir, no podían comprar. Pero así es la juventud.

    Como ejemplo de la incredulidad de los cubanos a tantas frases hechas, consignas recicladas, eslóganes perversos y otros recursos manipuladores del arsenal propagandístico del partido-gobierno enfilado contra las masas en busca de su aprobación, el pasado viernes, un rutero A-20 desbordado de pasajeros, explotó en una estremecedora carcajada mezcla de burla y de temor, cuando alguien gritó: Por favor, córranse ahí, que aún falta por subir Díaz-Canel.

    Las seis décadas de situación coyuntural que ha vivido el país no admite más promesas ni otros engaños. El pueblo sabe de qué pata cojean, en las condiciones que viven y cómo afrontan la “nueva” coyuntura los dirigentes que hablan de sacrificios, solidaridad y honor sin renunciar a sus prebendas, dicen estar junto al pueblo parapetados tras la pantalla de la televisión, e inauguran hoteles de lujo para extranjeros en medio del caos de la sociedad.

    vicdomínguezgarcía55@gmail.com

    https://www.cubanet.org/destacados/a...quien-cubanos/
    Última edición por KIKI2007; Hace 4 Semanas a las 13:48 PM
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  14. #1514
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Régimen cubano prohíbe vender agua purificada en Santa Clara

    El proyecto fue suspendido pues “la venta de agua no puede convertirse en un medio para enriquecerse”, y el gobierno es quien vende a “precios subsidiados”

    CubaNet

    MARTES, 24 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-iberostar-1.jpg

    El proyecto EcoFinca fue inaugurado en 2016, pero el gobierno ha frenado la venta de agua purificada. Foto 14yMedio

    MIAMI, Estados Unidos.- Las autoridades de Santa Clara prohibieron al proyecto EcoFinca, liderado por Ana Rosa Cardoso Gómez, vender agua purificada que obtienen mediante la técnica de ósmosis inversa, informó este martes 14yMedio.

    Desde el año 2017 la familia se encuentra en un litigio con el régimen para llevar a cabo su iniciativa. Con las ganancias que recibían se permitieron emprender la labor de distribuir de forma gratuita el producto a unos 70 pacientes “con afecciones hepáticas u oncológicas”.

    “A través de un proceso de ósmosis inversa, y con apoyo de un equipo importado, fabricábamos un producto 100% libre de bacterias, virus, sales y decenas de otros agentes perjudiciales”, explicó a 14yMedio una fuente que pidió anonimato por miedo a represalia con la familia.

    De acuerdo al texto, el Ministerio de Salud Pública le entregó una licencia sanitaria para el consumo del agua purificada, que se vendía a 60 pesos en la puerta de la casa, mientras el Estado la comercializaba a 2.75 CUC (69 pesos) en sus tiendas en divisas.

    Pero las leyes cubanas prohíben la venta de agua embotellada por los cuentapropistas porque consideran que “el acceso al agua potable es un derecho humano del cual se ocupa el Estado”, dijo la fuente.

    La en aquel entonces presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y actual vicepresidenta del Gobierno cubano, Inés María Chapman Waugh, “escribió una carta a las autoridades de Villa Clara, citada por el semanario regional Vanguardia, donde señala que ´la venta de agua no puede convertirse en un medio para enriquecerse´”, reza la nota.

    Por lo que las autoridades se pusieron en función, y los funcionarios aseguraron que el negocio de EcoFinca contravenía la indicación No. 58 de 2017, emitida por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, que prohibía la venta de agua embotellada por personas naturales.

    “El equipo con el que purificamos el agua lo importamos desde Estados Unidos. Han amenazado con confiscarlo. Filtros, turbinas, piezas de repuesto… todo eso lo compramos con mucho sacrificio”, agregó la fuente.

    No obstante, la funcionaria del régimen dijo que “en nuestro país se comercializa el agua a precios subsidiados, de forma tal que todos puedan acceder a ella”.

    https://www.cubanet.org/noticias/reg...a-santa-clara/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  15. #1515
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Frente a la “coyuntura”, el mito del bloqueo se tambalea

    En medio del hundimiento, no pocos cubanos se preguntan si Trump será para el socialismo antillano lo que fue Reagan para la antigua URSS

    Ana León

    MIÉRCOLES, 25 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-cubanos-comprando-lo-poco-que-hay.-el-pollo-es-un-privilegio..jpg

    Cubanos comprando lo poco que hay, el pollo es un privilegio (foto del autor)

    LA HABANA, Cuba. – En la fila del mercado de la Plaza Carlos III, dos hombres conversaban sobre el estado actual de la situación cubana e internacional. Cada vez que criticaban a los Estados Unidos, subían la voz; moderando el volumen cuando alguna inevitable digresión los llevaba a reparar en lo jodido que está todo aquí en Cuba.

    Con abundancia de adjetivos criticaban al presidente Donald Trump, repitiendo los mismos argumentos del noticiero de la televisión. Quienes aguardábamos pacientemente nuestro turno de pagar en caja, ya nos empezábamos a sentir algo desquiciados por aquel alud de estupideces, pues el tema de la política se ha vuelto muy cargante para quienes sortean los mismos problemas a diario, y siguen escuchando que el presidente estadounidense de turno es culpable de cada “coyuntura” atravesada por la Isla desde 1959.

    Mientras los presentes hacían acopio de paciencia y cambiaban los productos congelados de una mano a la otra para evitar el entumecimiento, una señora se volvió hacia los charlatanes y les dijo: “Trump puede hacer en la frontera lo que quiera, pero que siga mandando el pollo pa’ acá”. Y a despecho de otros razonamientos agitó el paquete importado de cuartos de pollo, en cuya envoltura relucía a todo color la bandera americana.

    Pensé en la triste paradoja de estar recibiendo de manos del “enemigo” el producto más buscado por las familias cubanas. Entre la pléyade de embutidos que usualmente colman las neveras, el desfile de banderitas americanas proponía un mensaje subliminal que dejaba muy claro de dónde procede el único alimento sano que se comercializa en los mercados de este país.

    Aun así el Ministro de Economía insiste en que la producción nacional de pollo irá en aumento y el pueblo debe desprenderse de esa “mentalidad importadora”. Al parecer, los poderosos creen que los cubanos somos culpables por los miles de millones que hay que gastar en importaciones para comer de regular a mal, y que todo lo que se importa está al alcance del bolsillo nacional.

    “Tanto que critican y se quejan (el gobierno) para al final tener que morir con los yanquis (…) Independientemente del bloqueo, este país no produce nada, y si ahora mismo a Trump le da por cortar la venta de pollo a Cuba, se va a ver clarito el hambre acumulado por culpa de este gobierno”, sentenció la señora, sin que ninguno de los dos sujetos se atreviera a replicar.

    Los juicios en favor del sistema se debilitan más cada día porque la situación socioeconómica no mejora, y el acceso a la información ha minado la univocidad del gobierno acerca de todo lo que concierne a la Isla. El oficialismo, como es habitual, culpa al “bloqueo”; aunque desde enero de 2018 Estados Unidos ha autorizado exportaciones de alimentos y agricultura hacia la Isla por un valor total de 12 mil millones de dólares, llegando Cuba a convertirse el pasado mes de mayo en el segundo importador de pollo desde la nación norteña.

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-paquete-de-cuartos-de-pollo-importado-desde-estados-unidos.-e1569412469618-1000x750.jpg

    Paquete de cuartos de pollo importado desde Estados Unidos (foto del autor)

    Para la mayoría de los cubanos, la justificación de siempre ya no funciona. Es cierto que Trump se ha convertido en la horma del zapato de un régimen que pretendía sacar provecho del “deshielo” para seguir consolidándose en el poder y exportar represión a toda Latinoamérica. Sin embargo, no es necesario ser un especialista para notar que hay poca diferencia -en cuanto a bienestar ciudadano- entre la escasez agravada de hoy y lo poco que había antes que el republicano asumiera el poder.

    Nunca hemos estado bien, más allá de quien ocupe la Casa Blanca. Con la flexibilización de algunas medidas del embargo por parte de Obama, el turismo creció y el sector privado se benefició de ello. Los subsidios venezolanos, las jugosas sumas por prestación de servicios médicos y los miles de millones en remesas enviados por cubanos radicados en el extranjero, contribuyeron a maquillar el panorama financiero. Pero el retroceso de Donald Trump ha dejado nuevamente expuestos la insuficiencia de la producción nacional y el carácter parasitario de la economía.

    Cualquier cubano con sentido común se está preguntando qué se hicieron esos miles de millones recaudados y que no fueron aprovechados en el desarrollo de la producción nacional de alimentos para aliviar la carestía, disminuir las importaciones y generar ingresos mediante el consumo interno. ¿Cuál ha sido la utilidad de tantos convenios para impulsar la agricultura, si una guayaba podrida cuesta 3 o 4 pesos en el agromercado? ¿Qué pasó con los miles de millones de dólares aportados por los médicos cubanos que ofrecían servicios fuera de Cuba, si en los hospitales persisten carencias de todo tipo y las farmacias están vacías? ¿Por qué no se aseguró una reserva suficiente de combustible, si Cuba se daba el lujo de vender en el mercado internacional parte del crudo que le enviaba Venezuela?

    Un régimen que en vez de liberar sus fuerzas productivas y establecer políticas de transparencia hacia sus ciudadanos, prefiere corretear con su cartera de oportunidades detrás de potenciales inversionistas foráneos y seguir aceptando “regalos” millonarios para mantenerse a flote, no merece ninguna credibilidad. Ya no es tan sencillo culpar de todo al “bloqueo” cuando los cubanos pueden comprobar que el gobierno pone constantes trabas al desarrollo individual, elude la conformación de un marco legal que proteja eficazmente a los trabajadores privados y destina cuantiosos recursos a la manutención de sus cuerpos represivos.

    Con o sin Donald Trump, la crisis cubana es severa, estructural, y por el momento, insoluble. En medio del hundimiento, no pocos cubanos se preguntan si Trump será para el socialismo antillano lo que fue Reagan para la antigua Unión Soviética

    https://www.cubanet.org/destacados/c...o-se-tambalea/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  16. #1516
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    PDVSA aumenta exportaciones de petróleo a Cuba pese a sanciones EE.UU.

    “Dos embarcaciones zarparon esta semana desde los puertos de PDVSA y al menos otros nueve hacen fila para cargar petróleo con destino a Cuba”

    CubaNet

    MIÉRCOLES, 25 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-pdvsa.jpg

    PDVSA. Foto archivo

    MIAMI, Estados Unidos.- A pesar de las sanciones de Estados Unidos a entidades y embarcaciones que llevan combustible de Venezuela a Cuba, PDVSA aumentó este mes las exportaciones petroleras a la Isla, con el objetivo de aliviar la escasez de combustible en la Mayor de las Antillas, informó este miércoles la agencia de noticias Reuters.

    Así lo confirmó Jorge Arreaza, el canciller venezolano, quien dijo este martes que el país sudamericano continuará trabajando con Cuba, mientras que el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, sostuvo que Washington trata de implementar una política “brutal y genocida” al endurecer el embargo y obstruir los envíos de petróleo.

    De acuerdo a la nota de Reuters, “dos embarcaciones zarparon esta semana desde los puertos de PDVSA y al menos otros nueve hacen fila para cargar crudo y combustibles con destino a Cuba, según los datos y las fuentes”.

    La estatal venezolana ha exportado 119 000 barriles por día (bpd) de crudo y combustible a Cuba en lo que va del mes de septiembre frente a 70 000 bpd en agosto.

    La estatal venezolana no respondió a la solicitud de comentarios, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba tampoco dio respuesta inmediata a la petición, dijo la agencia de prensa.

    “Quieren enviar prácticamente toda la flota de PDVSA. Es una estrategia para poder seguir sacando producto a Cuba, ya que los armadores no quieren enviar buques a puertos venezolanos, mucho menos a Cuba”, dijo una fuente a Reuters.

    Según la información hecha pública, los tanqueros que están cargando crudo, diesel, gasolina y fuel oil con destino a Cuba están el Ícaro, Yare, Paramaconi, Terepaima, Manuela Saenz y Luis Cáceres de Arismendi, abanderados por Venezuela y Panamá, entre otros.

    De acuerdo a un acuerdo firmado por los fallecidos Fidel Castro, de Cuba, y Hugo Chávez, de Venezuela, el país sudamericano comenzó a enviar petróleo a la isla en 2000, y el flujo de los envíos llegó a promediar los 90 000 bpd hasta 2016.

    Sin embargo, debido a la crisis venezolana y a las sanciones de Estados Unidos, cada vez son menos los buques con combustible que llegan a puertos cubanos, lo que ha provocado una nueva crisis energética en la Isla que recuerda el tan temido período especial de la década de los 90.

    https://www.cubanet.org/noticias/pdv...nciones-ee-uu/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  17. #1517
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Ese muerto-vivo llamado CDR

    Casi ningún joven sabe ya quién es el Coordinador Nacional, ni quién es el presidente del CDR de su manzana o edificio. No les hace falta para nada

    Ernesto Pérez Chang

    SÁBADO, 28 DE SEPTIEMBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-cdr.-foto-.-chang.jpg

    Zona de CDR (Foto del autor)

    LA HABANA, Cuba. – ¿Para qué sirven los Comité de Defensa de la Revolución? La respuesta parece obvia para cualquiera que ha vivido en Cuba, pero en realidad no es tan fácil ofrecer una respuesta que describa lo que realmente son hoy los llamados CDR, una organización de “tinte popular” que en realidad fue creada por el gobierno cubano en los años 60 para transformar nuestros barrios en verdaderos campamentos militares. Hoy, sin embargo, han derivado en “otros esperpentos” que, bajo el fingimiento de la “fidelidad al sistema”, dan cobijo a los más bajos oportunismos.

    Apelando a mi experiencia personal y a la de algunos amigos con los que he conversado sobre el tema, hoy los CDR, por mucho que se diga en la televisión oficialista y por más que se les quiera retratar en la propaganda del régimen como núcleos de “lealtad”, no son más que una de las tantas “organizaciones políticas y de masas” que existen solo porque nadie se atreve a decretar su defunción, para no hacer mucho más evidente, con el acto, la descomposición del propio sistema que las creó.

    ¿Quién se toma hoy en serio la Federación de Mujeres Cubanas, las agrupaciones de estudiantes, la Central de Trabajadores, el propio Partido Comunista de Cuba ‒que enfrenta el mayor éxodo de miembros en su historia‒ o las obsoletas Milicias de Tropas Territoriales?

    Cualquiera diría que, además de lo que sabemos, todas fueron fundadas para crear miles de “puestos de trabajo” en un complejísimo esquema burocrático que ha enflaquecido las finanzas de la nación entre congresos, propaganda y “tareas” que nada aportan a la producción de bienes, sino que la obstaculizan, en una economía donde las cuestiones relacionadas con la ideología pudieran consumir más de la mitad de los ingresos.

    Organizaciones políticas que cada año deben pagar salarios en todo el país a decenas de miles de los llamados “cuadros profesionales”, zánganos en sobrepoblación que en su conjunto conforman buena parte de ese agujero negro donde desaparece el país que alguna vez fuimos o soñamos ser.

    Hoy sabemos que los CDR, en su mayoría, están presididos a nivel de barrio por aquellos que pretenden hacer de la vagancia y la chismería una virtud o que, como ha dicho alguien por ahí, “tiene alguna caquita que esconder”. También que a nivel nacional es un cargo que el régimen entrega a esos dirigentes “desteñidos” en el ocaso de su carrera política.

    La Coordinación Nacional es una suerte de salón de “ultima espera” y si alguien lo duda que investigue dónde están quienes ocuparon el cargo en los últimos treinta años.

    En el sentido de “remanso para holgazanes y descartados” pudiera decirse que los Comité de Defensa de la Revolución son el crisol donde fueron reproducidos a gran escala esos primeros especímenes de lo que llamaríamos una “delincuencia revolucionaria” que, posteriormente, fue moldeando la vida de muchos cubanos y cubanas hasta convertirlos en seres sin voluntad ni criterio propios, apenas imbuidos por el reflejo animalesco de sobrevivir al día a día, a como dé lugar.

    Los CDR no solo fueron esa extensa red de “espionaje amateur” –o, para decirlo en buen cubano, de “chivatería”‒ que se encargó de exterminar cualquier foco de libertad de pensamiento y expresión, o de espontaneidad individual, sino que con sus prácticas de inspiración fascista, imponiendo el oportunismo como estrategia de supervivencia, aniquiló en muchas personas las esperanzas de un cambio junto con la idea del espacio privado, arrebatándoles el derecho a disentir y participar en la vida política de la nación desde posiciones ideológicas contrarias o diferentes a la del grupito en el poder.

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-cdr-1.-imagen-tomada-de-internet.jpg

    (Foto: Internet/ Cortesía del autor)

    Pero también, con el paso del tiempo, el CDR se encargó de fijar en nuestras mentes esos mismos mecanismos de simulación y enmascaramiento (la “verificación” y el “aval” como símbolos supremos) que acompañarán a los cubanos por largo tiempo, incluso cuando logren escapar de la isla y hacer sus vidas en el exilio.

    Silencios y desentendimientos, desconexiones y conformismos que no son más que la huella de una esclavitud prolongada y sigilosa que, aunque me niego a aceptar que esté en nuestro ADN, nos hace susceptibles de darla en herencia a nuestros hijos como fórmula de salvación.

    “Una organización que nació para ser eterna”, proclamó Fidel Castro en algún momento, tan obsesionado con los asuntos de la “inmortalidad”, así como con cualquier otro atributo de lo divino, pero olvidaba que la eternidad tiene un precio y los CDR, al parecer, no han pagado lo necesario o han sido hoscos en cuanto a saldar deudas, al punto que, por ejemplo, se pudiera afirmar, sin pecar de absolutos, que hoy ningún joven en Cuba sabe el nombre del actual Coordinador Nacional, y en muchos casos ni siquiera quién es el presidente del CDR de su manzana o edificio. No les hace falta para nada. Para emigrar no se necesita de un aval “cederista”, mucho menos de una verificación de la UJC.

    Aun así, los CDR continúan siendo un instrumento de control, ya no tan fiable como quizás pudieron haber sido hace medio siglo atrás, pero, a fin de cuentas, una de tantas estratagemas para crear en nuestras mentes la idea de ser observados en todo momento. Ello puede resultar paralizante para quien no logra despojarse del miedo.

    https://www.cubanet.org/destacados/e...o-llamado-cdr/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  18. #1518
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Tensa calma en La Habana

    Los cubanos están hartos de consignas patrióticas, insuficiencias materiales de vieja data, prohibiciones absurdas y promesas que nunca se cumplen

    Jorge Olivera Castillo

    MARTES, 1 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-20150123-e1565983523991.jpg

    La Habana (Foto de archivo)

    LA HABANA, Cuba. – Si me preguntaran cómo definir la crisis socioeconómica que azota a Cuba, especialmente a la capital, me inclinaría por calificarla de estable y con altas probabilidades de un recrudecimiento en los meses venideros.

    En realidad, todavía no alcanza los picos de depauperación que incentiven disturbios espontáneos, el incremento de los hechos vandálicos u otros efectos asociados.

    Las carencias son, hasta cierto punto, manejables. El desabastecimiento en las tiendas no llega a ser total. Aún se consiguen productos de primera necesidad, pero no siempre es fácil. Las intermitencias de los suministros y las limitadas cantidades de productos disponibles terminan por fomentar riñas, acaparamientos y largas esperas a la intemperie, pero a pesar de las dificultades, queda algún margen para maniobrar en el angosto camino de la supervivencia.

    El video de un hombre devorando un caracol gigante africano tras cocinarlo en un fogón artesanal podría ser un presagio de las penurias por venir. La ingestión de ese tóxico molusco, considerado una plaga que ha causado afectaciones en la agricultura, rememora los períodos más duros de la escasez padecida en el primer cuatrienio de los años 90 de la pasada centuria.

    Recuerdo la caza de gatos para freírlos a fuego lento, los baños con bejucos, el popular bistec de corteza de toronja y el picadillo de cáscara de plátano burro, por solo citar algunas de las inventivas que ayudaron a calmar el hambre, y en el caso del aseo, a combatir o evitar la sarna y otras enfermedades de la piel.

    El peligro de que esas circunstancias aparezcan nuevamente es más real de lo que se pudiera imaginar. No es una caprichosa suposición se trata del punto culminante de una debacle que se viene gestando desde el momento en que se implantó el actual modelo de inspiración estalinista.

    El gradual descenso en los envíos de petróleo desde Venezuela a raíz de las sanciones estadounidenses a las navieras que lo transportan hacia la Isla y los graves problemas estructurales de la economía del país sudamericano, que han provocado una notable merma en la producción de hidrocarburos, amenazan con obstaculizar los esfuerzos por garantizar la continuidad del socialismo en Cuba, tal y como predican los funcionarios del gobierno.

    A falta de subvenciones externas y con una economía que, en vez de respirar, jadea en medio de las habituales piruetas estadísticas que intentan ocultar los fracasos, se acerca el desastre final.

    En el horizonte no hay ningún padrino que se comprometa a solventar la situación con la entrega de dinero a fondo perdido, tal y como ocurrió, primero con los soviéticos y después con Hugo Chávez y su heredero.

    Putin se complace en ofrecer ademanes, nada concreto que suponga una donación multimillonaria que se acerque a las que sus predecesores autorizaban alegremente.

    La nomenclatura china, salvo alguna que otra dádiva irrelevante, tampoco estaría dispuesta a inundar de capital fresco las arcas de la élite política nacional por afinidades ideológicas u otros motivos que no estén bajo la ecuación de inversión y ganancias seguras.

    Los tiempos anuncian tormentas, y digo esto pensando en el hombre que se zampó el caracol africano. Si no tuvo ningún percance de salud, pues muchos coterráneos tomarán nota para tenerlo entre los posibles alimentos a consumir cuando comiencen los apagones de larga duración, las tiendas cierren por falta de mercancías y haya que trasladarse en bicicleta o a pie a falta de ómnibus y taxis.

    La calma que hoy se respira en La Habana es relativa. El descontento es mayor que hace algunos meses atrás. Los cubanos están hartos de una vida sin propósito bajo consignas patrióticas, insuficiencias materiales de vieja data, prohibiciones absurdas y promesas que nunca se cumplen.

    Más privaciones casi en las postrimerías del 2019 es algo preocupante. Una realidad que la gente no va a aguantar por mucho tiempo.

    https://www.cubanet.org/destacados/c...-en-la-habana/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  19. #1519
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    La “normalidad” de Miguel Díaz-Canel

    Aun si se regulariza la entrada del combustible diesel, los cubanos, como es costumbre, deberán seguir apretándose el cinturón

    Orlando Freire Santana

    MIÉRCOLES, 2 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-miguel-diaz-canel-2018-04-18t040656z-e1552675934187.jpg

    Miguel Díaz-Canel. Foto archivo

    LA HABANA, Cuba.- No sería la primera vez que determinadas situaciones de la realidad cubana quedan indefinidas, en una especie de limbo, empleado casi siempre por las autoridades con fines utilitarios.

    Eso, más o menos, sucedió con el denominado “período especial” de los años noventa. Comenzó con la caída del comunismo en Europa oriental y la desaparición de la Unión Soviética, lo que implicó la disminución de las dos terceras partes del petróleo que Moscú enviaba a la isla, y la consiguiente debacle económica para Cuba.

    Mas, ya al final de ese decenio, y no obstante haber experimentado la economía cierta recuperación, se mantenía la indefinición acerca de si habíamos salido o no del período especial. A menudo los gobernantes esgrimían ese fantasma para justificar sus desaciertos y las carencias que afrontaba la población.

    Algo parecido podría suceder ahora con la vuelta a la “normalidad” anunciada por el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Según el mandatario, a partir de este mes de octubre se normalizarán las entradas de combustible diesel a Cuba, lo cual debía de significar el fin de las medidas “coyunturales” que se tomaron con vistas a paliar la crisis energética.

    Sin embargo, el propio benjamín del poder se ha encargado de afirmar que la pretendida normalidad tendrá características especiales, y que en el fondo la población continuará con el cinturón apretado.

    En una reciente reunión del Consejo de Ministros, Díaz-Canel aseveró que “La normalidad futura no será la misma, porque seguiremos exigiendo más ahorro y un uso más eficiente de los recursos. De tal manera, se mantendrá un grupo de medidas, que implementamos durante este mes”, según el artículo “Trabajar distinto, porque son tiempos distintos”, publicado en el periódico Granma del 27 de septiembre.

    ¿Y cuáles serán algunas de las medidas que el Presidente piensa mantener? Pues, entre ellas, forzar a los vecinos a que apaguen los bombillos de sus casas y desconecten algunos equipos electrodomésticos en los horarios picos del consumo de electricidad; fomentar el trabajo a distancia, es decir, que los trabajadores no tengan que usar el alicaído transporte público para dirigirse a sus centros de trabajo; incrementar la tracción animal en la agricultura; y mover a obreros cuya labor queda interrumpida hacia otras faenas, como por ejemplo la de inspectores del transporte.

    En ese contexto resulta significativa la presencia del señor Carlos Rafael Miranda, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), por el Oriente del país, organizando las “patrullas click”, formadas por niños que tocan a las puertas de las casas para instar a sus moradores a que ahorren electricidad. Bueno, si los CDR ya apenas funcionan en las cuadras y los barrios de Cuba, el señor Miranda tiene que hacer algo para justificar su cargo y las prebendas que él trae consigo.

    Por lo demás, varias de las noticias que trascendieron en el citado cónclave del Consejo de Ministros no fueron muy alentadoras para apoyar la “normalidad” anunciada por Díaz-Canel.

    Hasta el cierre de agosto, Cuba incumple el plan de exportaciones; no se aprecia una disminución de las cuentas por pagar y por cobrar, lo que afecta el desempeño empresarial; no se cumple el plan de circulación mercantil minorista, razón por la cual no se acaba de conformar una contrapartida al efectivo inyectado en la circulación tras los aumentos salariales en el sector presupuestado de la economía; además, se reportan mermas en las producciones de renglones tan demandados por la población como el arroz y los frijoles.

    https://www.cubanet.org/destacados/l...el-diaz-canel/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  20. #1520
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Cuba, Venezuela y otras víctimas: Raúl Castro y otros culpables

    Sánese la sociedad toda. El totalitarismo comunista no es el único enemigo de la libertad. Muchos otros enemigos hay, incluso, dentro de uno mismo

    Alberto Méndez Castelló

    JUEVES, 3 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-raulcastroquedijo.jpg

    Cuba, Venezuela y otras víctimas: Raúl Castro y otros culpables. Foto archivo

    LAS TUNAS, Cuba.- “El 13 de mayo de este año en Caracas, fueron apedreados y escupidos por muchedumbres frenéticas el vicepresidente de los Estados Unidos y su esposa”, dice un reportaje.

    Pudiera creerse que, efectivamente, el vicepresidente Mike Pence y su esposa de visita en Caracas en mayo pasado “fueron apedreados y escupidos por muchedumbres frenéticas”, pertenecientes a los colectivos de Nicolás Maduro.

    Pero no fueron Mike Pence y su esposa los agredidos en Caracas, sino Pat y su marido, el entonces vicepresidente Richard Nixon.

    Ocurrió el 13 de mayo de 1958, y a partir del acto hostil contra los Nixon, en Tribulaciones del Tío Sam en Hispanoamérica, publicado en Selecciones del Reader`s Digest en octubre de ese año, Michael Scully repetidamente se pregunta “¿Por qué?”.

    Reseño el artículo de Scully a propósito de la declaración oficial del Departamento de Estado, haciendo inelegible para ingresar en territorio estadounidense al general Raúl Castro y sus descendientes; “excluibles”, como los convictos de crímenes salidos por el puerto de Mariel a Estados Unidos.

    “Como primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro supervisa un sistema que detiene arbitrariamente a miles de cubanos y actualmente retiene a más de 100 presos políticos. Como jefe de las Fuerzas Armadas de Cuba, Castro es responsable de las acciones de Cuba para apuntalar el régimen de Maduro en Venezuela a través de la violencia, la intimidación y la represión”, expresa la declaración del Departamento de Estado.

    Vamos a ver: destacamentos guerrilleros partieron de Cuba rumbo a República Dominicana, Haití, Panamá, Venezuela, Argentina, Bolivia…

    Luego, ya no serían guerrilleros, sino soldados y oficiales del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), cuyo ministro era el entonces comandante Raúl Castro, haciendo de instructores de destacamentos guerrilleros.

    En diciembre de 1964, un agregado militar en África dijo a New York Times: “No nos preocupa que reciban morteros y bazucas, ellos no saben usarlas; pero si recibieran guerrilleros veteranos de afuera, la guerra puede cambiar de la noche a la mañana”.

    Y recibieron cubanos veteranos; además de entrenar a los africanos, ellos mismos emplearon artillería reactiva y ametralladoras antiaéreas cuádruples, emplazándolas cuales armas de infantería. Sucedió en Angola, en noviembre de 1975.

    Mucho antes, y refiriendo operaciones exitosas y no derrotas como las del Che en el Congo y Bolivia, en septiembre de 1969 un comando de la guerrilla brasileña MR-8 secuestró a Charles Burke Elbrick, embajador estadounidense en Brasil, y poco después, el día 30 de ese mismo mes y año, victoriosamente los revolucionarios brasileros canjeados por el embajador americano fueron recibidos en La Habana.

    Los guerrilleros sandinistas Carlos Fonseca Amador, Plutarco Hernández, Roque Martín y Humberto Ortega Saavedra, este último con dos heridas de bala en el pecho, llegaron a La Habana el 26 de agosto de 1970, también canjeados, en este caso por cuatro directivos de la empresa estadounidense Unit Fruit Company.

    El regreso de los guerrilleros latinoamericanos a Cuba era lógico; en el caso de los sandinistas, aquí tuvieron su base de entrenamiento desde 1960; incluso, formando un pelotón mercenario para combatir a los cubanos opuestos al comunismo.

    “Pasé varios meses en el Escambray; estaba allí cuando la contrarrevolución asesinó al maestro voluntario Conrado Benítez (5 de enero de 1961). Yo dirigía un pelotón de nicaragüenses”, dijo en una entrevista publicada en la revista Cuba, en 1989, Tomás Borge, entonces ministro del Interior de Nicaragua.

    Quizás algún jerarca sandinista represor de su pueblo formó parte del pelotón nicaragüense a las órdenes de Borge y aprendió tácticas represivas reprimiendo campesinos en el Escambray.

    Entre el 7 y el 9 de septiembre de 1963, más de tres mil personas de unas 500 familias fueron sacadas de sus hogares en las montañas del Escambray y recluidas en los llamados pueblos cautivos.

    Son poquísimos ejemplos que ahora el Departamento de Estado ve como “las acciones de Cuba para apuntalar el régimen de Maduro en Venezuela”, muy anteriores al 8 de mayo de 1967, cuando militares cubanos junto a comunistas venezolanos desembarcaron por Machurucuto procurando establecer un régimen marxista en Venezuela, que luego Fidel Castro consiguió con Hugo Chávez sin disparar un tiro.

    Pero volvamos a las Tribulaciones del Tío Sam en Hispanoamérica, y a la reiterada pregunta de Scully: “¿Por qué?” “¿Por qué aumenta el antinorteamericanismo en la América del Sur? ¿Por qué se necesita una explosión (social) como la de Caracas para obligar a los norteamericanos a preguntarse por qué?”

    En la Segunda Guerra Mundial la victoria aliada no hubiera sido posible sin los minerales, las materias primas industriales y medicinales de Hispanoamérica; imposible habría sido conseguir la victoria sin las bases latinoamericanas que permitieron el salto a África. Tampoco Hispanoamérica hubiera podido subsistir sin las importaciones y exportaciones hechas en convoyes protegidos por la armada de Estados Unidos. Pero concluida la guerra, “los países latinos se quejan de que Norteamérica los ha olvidado”, dice Scully.

    “Esta opinión está basada en cifras. Las naciones latinas han recibido sólo el 2.7 por ciento de los 62 mil millones de dólares invertidos por los Estados Unidos en ayuda exterior desde mediados de 1945”, dice Scully, afirmando: “Desde 1946 las inversiones privadas norteamericanas en Latinoamérica ascendieron de 300 a 8500 millones de dólares”.

    “Perfectamente, pero ese dinero ha ido casi por completo a la producción de petróleo, la minería y la industria. Es cierto, ha aumentado el número de empleos y ha ayudado a construir grandes ciudades, pero ha agravado nuestra situación general”, reseña Scully quejas generalizadas, especificando: “Lo que es absolutamente cierto.”

    “Las grandes ciudades de Hispanoamérica son hoy, en su mayoría, populosas islas de descontento. Las películas, las deslumbrantes vidrieras de los comercios, y los anuncios prometedores, originan nuevos deseos en millones de personas, deseos que los políticos y los jefes obreros transforman en esperanzas.

    Mas las esperanzas la frustran el alto costo de la vida, que se eleva más rápidamente que los salarios”, dice Scully, apuntando necesidades latinoamericanas del momento:

    “La necesidad básica es de vías férreas, transportes fluviales, carreteras, sistemas de riego, instalaciones para la conservación de productos; pero el capital privado no proporciona tales cosas y se aparta de los negocios que dejan escaso margen de beneficios. En cuanto a las escuelas, los hospitales y las redes de conducción de aguas, están muy lejos de las actividades privadas.”

    No escapó al ojo de Scully otra fuente de munición antiestadounidense, “la actitud innecesariamente amistosa de Washington hacia los dictadores latinoamericanos.”

    “Las interminables y estériles discusiones de un parlamento constelado de partidos constituyen una tentación para que una pandilla militar se apodere de la presidencia y se llene los bolsillos.

    “Desde 1945 han sido 27 los gobiernos que han sufrido estas perturbaciones políticas. Seis dictadores o presidentes derribados: Arbez, de Guatemala; Prío Socarrás, de Cuba; Magloire, de Haití; Perón, de Argentina; Rojas Pinilla, de Colombia y Pérez Jiménez de Venezuela.

    “Con sus respectivas camarillas han huido llevándose consigo no menos de mil millones de dólares”, escribió Michael Scully en octubre de 1958.

    Apareciendo el 31 de diciembre de ese mismo año, faltó a Scully retratar la madre de las tribulaciones del Tío Sam en Hispanoamérica: la huida del dictador Fulgencio Batista, dejando en Cuba las condiciones creadas para hacer de ella cuna del comunismo latinoamericano a cuenta del comunismo internacional.

    Ni Cuba ni Venezuela son víctimas únicas. Raúl Castro y compañía tampoco son culpables únicos. Otros, en nombre de la democracia, plagaron de miserias a Hispanoamérica haciendo que los comunistas nos robaran la libertad.

    Sánese la sociedad toda. El totalitarismo comunista no es el único enemigo de la libertad. Muchos otros enemigos hay, incluso, dentro de uno mismo. Quizás ese sea el peor de todos los adversarios

    https://www.cubanet.org/destacados/c...ros-culpables/
    Última edición por KIKI2007; Hace 2 Semanas a las 09:56 AM
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  21. #1521
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    ¿Vuelve Cuba a las bicicletas para paliar la crisis de transporte?

    Durante la crisis de los noventas el gobierno vendió bicicletas. Aquella opción, aunque desgastante, representó un remedio para estudiantes y trabajadores

    Gladys Linares

    VIERNES, 4 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-screen-shot-2018-11-18-6.51.42-pm.png

    Las bicicletas han sido el medio de transporte de los cubanos por décadas. Foto archivo

    LA HABANA, Cuba.- Yuleidys estudia Licenciatura en Química en la Universidad de La Habana. La facultad está por Zapata, en El Vedado. Como vive en Lawton se traslada en la 174, que coge en la primera parada, pero el transporte esta tan malo que debe levantarse a las 5:00 a.m. para llegar puntual. Cuenta que a media mañana no puede controlar el sueño y se pone a cabecear en el aula. “Pero no soy la única que se queda dormida, todos pasamos mucho trabajo para transportarnos hacia la escuela”, aclara.

    Ella quisiera comprarse una bicicleta, porque el transporte público cada vez está peor, siempre hay mucha inestabilidad. El año pasado fue la falta de ómnibus y de choferes. Así lo ratificó Juan Julián Caballero Martínez, director general de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana (EPTH) en entrevista a la prensa (Juventud Rebelde, 14 de marzo de 2018), cuando reconoció el éxodo de choferes en la capital y que se estaban dejando de transportar diariamente 700 000 pasajeros.

    Para aliviar aquella situación llegaría un contingente de choferes de otras provincias. Después, con el anuncio hecho en diciembre por el ministro de Transporte de que para este año la transportación de pasajeros en La Habana iba a estar reforzada con 400 microbuses y 90 ómnibus, algunos ilusos pensamos que la situación mejoraría. En lugar de eso, ahora de buenas a primeras se aparecen con esta falta de petróleo. A saber, qué será la próxima vez.

    De manera que Yuleidys lleva días recorriendo tiendas, pero no hay bicicletas. Hasta buscó en Revolico, pero allí las que encontró estaban muy caras. “¿No te parece mucha la distancia para recorrerla en bicicleta?” Le pregunté, y me respondió: “Mi mamá estudió en la CUJAE, y me contó que iba y venía en bicicleta desde Lawton. Años después, me llevaba a la escuela y seguía para el trabajo. Pero tuvo que prescindir de su inseparable ciclo porque se perdieron las gomas, y las cámaras, y las piezas de repuesto. En fin, que el gobierno le sacó el pie a las bicicletas”.

    En efecto, durante el periodo especial también el transporte se vio seriamente afectado, de modo que el gobierno aplicó una medida que, aunque no resolvió los graves problemas que por esta causa afectan a nuestra Cuba desde la década de los sesenta, alivió en algo la situación: empezó a venderle a la población bicicletas, fundamentalmente chinas.

    Aquella opción, aunque físicamente desgastante, representó en cierto modo un remedio, sobre todo para los estudiantes y los trabajadores, que en ocasiones, después de largo tiempo en las paradas de ómnibus, tenían que regresar para sus casas. Fue tal el incremento de bicicletas, que se crearon ciclo-vías en las avenidas y calles principales para proteger a los ciclistas.

    Sin embargo, en lugar de mantener aquel logro con la oferta de bicis y piezas de repuesto, gomas y cámaras a precios asequibles en la red de tiendas estatales, estas fueron desapareciendo, a la vez que en el mercado negro se podía encontrar todo tipo de aditamentos y agregados a precios exorbitantes e inalcanzables para un estudiante o trabajador, lo que obligó a muchas personas a prescindir de las bicicletas.

    “Yo trabajaba en la feria de 23, en el Vedado. Iba desde el Barrio Obrero y llevaba mi mercancía en la bicicleta. Pero el pedaleo cansa, por eso le compré a un marinero mercante una original con motor, pero cuando la cogieron con los motores, la Policía me la confiscó”. Me comentó Luisa María, una artesana que ahora maneja una moto eléctrica de las que traen para vender las personas que viajan.

    En este sentido, el 19 de diciembre de 2013 el Granma publicó una información del Consejo de Ministros que, entre otras cosas, anunciaba: “Al propio tiempo la política aprobada por el Consejo de Ministros prioriza la venta de bicicletas, incluyendo las eléctricas, para las cuales se establecerán precios sin fines recaudatorios, deberá garantizarse la disponibilidad de baterías, neumáticos, accesorios y piezas de repuesto sin fines recaudatorios en sus precios”.

    Sin embargo, aquel anuncio no fue más que una burla, pues en lugar de ello, las bicicletas eléctricas conocidas popularmente como motos eléctricas comenzaron a venderse desde el 2009 con un precio no precisamente módico (988.00 CUC), ni existe donde adquirir los repuestos como baterías y cargadores, por lo que una gran mayoría está en desuso.

    En cuanto a las bicicletas, es en la fábrica Ángel Villareal Bravo, de Santa Clara, donde no solo ensamblan, sino también conforman determinadas partes. La instalación produce 18 modelos, creados desde que comenzaron en 1995 con el objetivo de paliar el déficit del transporte. Según declaró a Granma el 14 de septiembre de 2012 Elier Pérez Pérez, director de la fábrica, el plan total de ese año superaba las 60 000 unidades para el mercado en Cuba (Tiendas Recaudadoras de Divisas y algunos organismos). No obstante, los precios son inalcanzables.

    Muchas de las tantas personas defraudadas por las cosas que suceden en Cuba se preguntan: “Si en Santa Clara tenemos una fábrica que hacer bicicletas –las Minerva–, ¿por qué no las venden a precios asequibles y en moneda nacional?”.

    https://www.cubanet.org/destacados/v...ra-bicicletas/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  22. #1522
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    La eterna inoperancia del socialismo en Cuba

    Los problemas de nuestra sufrida Patria no se originan en las personas, sino en un sistema inviable que hace caso omiso de las leyes de la economía

    René Gómez Manzano

    LUNES, 7 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-20190208_113432-1000x750.jpg

    Cola en Cuba para comprar alimentos (foto archivo)

    LA HABANA, Cuba. – Entre los pasados días 2 y 4, el diario Granma, flamante “órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba”, publicó las tres partes de un reportaje seriado. Aunque cada una de ellas tenía título y autores diferentes, el tema común es el de los ciudadanos que se dedican a revender los productos que comercializan las tiendas estatales.

    Lo primero a señalar es que los escribidores castristas reconocen lo obvio: “Un local desabastecido no puede hacer competencia con ilegalidades de este tipo” (se refieren a las que realizan los revendedores); “los productos muchas veces están como decoración en las tiendas por sus precios exorbitantes, no hay variedad de opciones y prima el desabastecimiento”.

    La tercera entrega recoge opiniones de distintos lectores: “El negocio empieza en el lugar”; “muchos revendedores reciben las mercancías de manos del personal que trabaja en las tiendas”; “estamos en presencia de un mercado negro […] con redes que van desde los propios almacenes y tiendas hasta la cara visible, que son los que están ofertando en la calle”.

    Tampoco se olvida (aunque sin darle ese nombre) otra faceta de la corrupción imperante: “Los avisos tempranos que reciben (los especuladores), vía celular, cada vez que hay algún operativo contra ellos”. “Cuando los inspectores ‘anuncian’ que van a llegar, [los vendedores] recogen y entonces puedes ver los productos de mala calidad hechos por cuentapropistas, y tan pronto se van los inspectores, de la nada, aparecen nuevamente los productos que se comercializan en las tiendas en divisas”.

    En resumidas cuentas, el trabajo periodístico multiautoral refleja aspectos importantes de una faceta más de la calamitosa situación que padece hoy Cuba. Pero de nuevo —y para no variar— se atribuye todo al actuar indebido de las personas: “directivos de tiendas […] haciendo negocios con los delincuentes”, “implicación de muchos dependientes”; “los que acaparan los materiales con el único fin de generar desabastecimiento y sacar provecho luego”; y los ya mencionados “inspectores [que] anuncian que van a llegar”.

    ¿Las “soluciones”? Las mismas de siempre: las de la represión. “Medidas más drásticas”; “reclamos y denuncias de la gente”; “limitar la venta per capita”; “colocar cámaras de seguridad”; que los tenderos “denuncien a aquellos que pasan varias veces por el mostrador”; “296 multas por un monto total de 325,750 pesos” (sólo en la provincia de Matanzas).

    No falta tampoco la nota ridícula: En el súmmum de la cursilería, los autores de la segunda entrega, tras mencionar El Rastro de Tulipán, Cienfuegos (“lugar que tiempo atrás, tuvo fama de temible para la población”) agregan lo siguiente: “Pero llegaron el compañero Orden y la compañera Exigencia y mandaron a parar tanto descaro”…

    Por supuesto que el problema —como casi todo en nuestra sufrida Patria— no se origina en las personas, sino en el sistema inviable. Pero esperar que tal cosa sea señalada de manera explícita por personeros del periodismo oficialista cubano equivaldría a confiar en un imposible.

    Calamidades como las antes señaladas son las que pasan cuando se hace caso omiso de las leyes de la economía. ¿Y acaso no se ha afirmado (¡y nada menos que por el ministro del ramo!) que en Cuba no opera la de oferta y demanda!

    En el sistema normal que prima en el mundo civilizado, las necesidades insatisfechas de los usuarios (que en los casos que se citan son reales, como lo demuestra la disposición de muchos cubanos a pagar a los revendedores precios más caros) quedarían resueltas con facilidad por el sencillo método de importar cantidades adicionales de los productos demandados. (Se trataría, además, de una actividad bien rentable para el régimen, si tenemos en cuenta el elevado sobreprecio que cobran las tiendas estatales).

    Pero está claro que semejante solución no entra en los planes de los ineptos burócratas del Ministerio del Comercio Exterior cubano, quienes, con el monopolio que detentan, constituyen un elemento vital del inoperante aparato que el castrismo dedica a la siempre ingrata tarea de repartir la miseria.

    Ahí está, para demostrarlo, la actuación de los emprendedores que suplen muchas de las innumerables carencias que sufre el cubano de a pie. Ellos, mediante el rudimentario método de importar productos a través de “mulas” que viajan a países extranjeros a comprar lo que se necesita, aseguran lo que el omnipotente “Estado socialista”, con su infinita torpeza, es incapaz de garantizar.

    Pasa lo mismo con el tema central de la serie: “Desgraciadamente, en la ferretería de Infanta y Benjumeda no hay todo lo que se necesita para construir o remodelar una vivienda”. Y refiriéndose a los revendedores: “Es cierto que los precios son el doble de los que hay en las tiendas, pero la calidad de las ofertas, la mayoría de las veces, son más variadas (sic); y el servicio es completo porque incluye, además, el traslado”.

    Igual sucede con la gestión de venta: En la ferretería La Especial, “la dependiente atiende a todos con rostro aburrido y asegura […] que ya no quedan lavamanos; que esos —y señala— son solo de exhibición”. Mientras tanto, un “joven atento” ofrece su variado surtido de ese mueble sanitario a un potencial cliente; “pero están fuera de la tienda, responde el joven con una sonrisa”. En el ínterin, “otros de sus ‘colegas’ se avalanchan hacia otro cliente”. (¿Habrán querido decir que “se abalanzan”?).

    Las citas y los comentarios podrían alargarse, pero sería llover sobre mojado. La causa de esta otra calamidad puede ser determinada con facilidad por cualquiera que analice los hechos de manera serena. Pero entre ellos no se cuentan los jefes encumbrados, empeñados en la tarea imposible de obtener resultados distintos —y mejores— con las mismas herramientas melladas que han demostrado de sobra su total ineficiencia

    https://www.cubanet.org/opiniones/ti...rcio-economia/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  23. #1523
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Cubana denunció crimen contra Hermanos al Rescate en estreno del filme de los 5 espías

    octubre 07, 2019

    Redacción Radio Televisión Martí

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-8876d3dc-2474-4d8b-93bb-a477a83ae7d9_w1023_r1_s.jpg

    De izq. a der. Edgar Ramírez, Penélope Cruz y Wagner Moura junto al director Olivier Assayas. en la premiere en New York . Evan Agostini/Invision/AP

    En medio de protestas de activistas, el director de cine francés Olivier Assayas presentó este sábado en Nueva York una nueva versión de su polémico filme "Wasp Network" que recrea las operaciones del espionaje cubano de la Red Avispa en los Estados Unidos.

    En declaraciones a los medios de prensa que acudieron al estreno del filme en el Festival de Cine de Nueva York, trató de fijar una postura política ante el régimen de La Habana: “Ciertamente no soy pro Cuba, nunca lo he sido, no soy procastrista, estoy a favor de la democracia en Cuba y creo que está claramente reflejado en la película. Pero también pienso que de algún modo es también interesante representar a los espías, porque los espías han fascinado a los cineastas”.

    Su declaración fue interrumpida por la activista cubana Liu Santiesteban quien gritó “libertad para Cuba” y denunció que los personajes que recrea esta película son culpables del asesinato de los pilotos de Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996 en aguas internacionales.

    “Ellos mataron a cuatro gentes y no están hablando de eso en la película”, dijo Santiesteban mientras era expulsada de la alfombra roja cuando intentaba llamar la atención sobre la implicación de los personajes de este filme en la acción donde perdieron la vida tres pilotos estadounidenses de origen cubano, Carlos Costa, Mario de la Peña y Armando Alejandre Jr., y el residente cubano, Pablo Morales.

    "Me colé en la alfombra roja como prensa, y estaba esperando turno para conversar con el director, yo le llevé la historia en español y en inglés sobre Hermanos al Rescate, le llevé las fotografías de los cuatro muchachos asesinados, que eran los verdaderos héroes de esta historia, no los espías y veo que no voy a tener tiempo de hablar con él, le doy los papeles y empiezo a gritar a todo el mundo allí lo que estaba pasando con la película", relató Santiesteban en entrevista con Radio Televisión Martí.

    "Fue un momento importante porque lo increpé para que él tuviera que hablar de esto, para que no pasara por alto", explicó la activista.

    "Esa película es propaganda porque sabemos que es incierta, porque sabemos que Hermanos al Rescate no era una organización terrorista, era una organización de derechos humanos que salvaba a cubanos en el mar y que de hecho salvó a miles de cubanos en el mar", recalcó.

    A pesar de los múltiples intentos del régimen de La Habana por justificar la acción bajo el pretexto de que habían sobrevolado el espacio aéreo cubano, el derribo de las avionetas fue condenado por la Unión Europea, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, entre otras organizaciones internacionales. ​Una exhaustiva investigación de la Organización de Aviación Civil Internacional (OAIC) determinó que las naves fueron derribadas en aguas internacionales, que las autoridades de Cuba no cumplieron los protocolos de aviso establecidos, tampoco intentaron desviar las naves fuera de las zonas de peligro, ni ordenaron a los pilotos que aterrizaran en un aeródromo designado.

    Tras conocerse el informe, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 1067 (1996) (13 votos a favor, ninguno en contra y la abstención de Rusia y China) que condenó el uso de armas contra aviones civiles y llamó al régimen de La Habana a cumplir con las leyes internacionales.

    https://www.radiotelevisionmarti.com...as/248967.html
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  24. #1524
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Petróleo barato para Cuba: la calma antes de la tormenta

    Si Maduro pierde el poder, Cuba entrará en un acelerado e indetenible proceso de descomposición

    Jorge Olivera Castillo

    MARTES, 8 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-cubapetroleo2.jpg

    Tanquero venezolano entra en la Bahía de La Habana (Foto AP)

    LA HABANA, Cuba. – De acuerdo a informaciones difundidas por diversos medios de prensa, habrá un paréntesis, en la crisis que afecta la economía cubana por las reticencias de desarrollar un proceso reformista de gran calado que ponga fin al ruinoso legado del centralismo. La inminente llegada de varios cargueros venezolanos con 3 millones de barriles de petróleo y sus derivados, no es un cuento de camino. Se trata de un suministro de vital importancia para matizar el impacto de los graves problemas socioeconómicos que vienen azotando a amplios sectores de la población.

    Valdría la pena preguntarse si será el último envío desde las instalaciones de PDVSA a puertos de la Isla. Ciertamente, Nicolás Maduro aún ostenta el título de presidente de la nación sudamericana, a fuerza de argucias y empleo de la fuerza bruta, pero en realidad se ha convertido en un malabarista casi a tiempo completo. El asunto es que las habilidades aprendidas para no caer al precipicio, han ido perdiendo efectividad en la medida que aumentan las sanciones internacionales y la economía se hunde en un mar de corrupción e ineficiencia.

    No cabe ninguna duda de que el socialismo del siglo XXI, gestionado por la izquierda más rancia del continente, nucleada alrededor del Foro de Sao Paulo, pasa por su peor momento.

    De allí fue que salió el proyecto de sembrar gobiernos de inspiración marxista-leninista, por toda la América hispanohablante no sin antes borrar, supeditar a sus intereses o reducir al mínimo, los exponentes de la economía de mercado, acompañando esa ofensiva, con el minucioso desmontaje de las instituciones democráticas.

    Fidel Castro es hoy un montón de cenizas dentro de una enorme tumba de piedra, Lula Da Silva, cumple una condena carcelaria por corrupto y Hugo Chávez cayó fulminado por el cáncer el 5 de marzo de 2013.

    Fueron los tres artífices de esa vieja ambición de poner de rodillas a los Estados Unidos y los gobiernos aliados del continente.

    Castro como estratega principal y jefe operativo de las acciones desestabilizadoras, Lula dedicado a brindar todo el apoyo diplomático y político posible, sin dejar de facilitar puntuales partidas monetarias y el otrora inquilino del Palacio de Miraflores dispuesto a sufragar con petrodólares todo el entramado de operaciones, que incluía la compra de apoyos de países y organizaciones internacionales con la entrega de enormes cantidades de hidrocarburos en condiciones muy ventajosas y dinero contante y sonante.

    Sobran evidencias del fracaso de ese movimiento anticapitalista, favorable a la instalación de caudillos en el poder y decididos a irrespetar o eliminar el disfrute de los derechos fundamentales y el pluralismo político.

    De vuelta al tema central del texto, es preciso resaltar que la dependencia del régimen cubano a lo que una vez se llamó revolución bolivariana devela un enorme riesgo. Si Maduro pierde el poder, algo que pasa del ámbito de las meras suposiciones a partir de la confluencia de factores adversos, internos y externos, Cuba entrará en un acelerado e indetenible proceso de descomposición social y económica.

    Lo que sucede al anterior Periodo Especial de la Isla en cuanto a escasez de productos básicos, inflación, declive de los servicios de salud y educación, y problemas para transportarse, debería considerarse como percances moderados al atisbar los nubarrones en el horizonte que presagian intensas tormentas.

    Lo que se sufre hoy día son guiños de un desastre por venir que parece definitivo. Para decirlo más claro: el fin de un sistema parasitario y culpable de los severos daños causados a cuatro generaciones que han tenido que sobrevivir en medio de interminables racionamientos y el ejercicio de la doble moral para evitar ser tildado de contrarrevolucionario, con todo lo que eso representa en castigos y marginaciones.

    Si definitivamente llegan los buques con el combustible, habrá otro período de relativo sosiego. ¿Tres, cuatro, seis meses?

    Nadie sabe. Lo que sí es previsible, es el fin del mandato del chofer de ómnibus devenido presidente por una nota testamentaria de Chávez antes de despedirse de este mundo. Un hecho que apunta a la línea de flotación del neocastrismo. Un armatoste lleno de parches y hace décadas, escorado sobre las turbulencias de una cotidianidad conformada por las penurias, el azar, los malsanos triunfalismos y montones de ilusiones perdidas.

    https://www.cubanet.org/opiniones/pe...e-la-tormenta/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

  25. #1525
    Fecha de Ingreso
    15 Jul, 07
    Ubicación
    villahermosa
    Mensajes
    27,084
    Me Gusta (Otorgados)
    1783
    Me Gusta (Recibidos)
    1528
    Total donado por

    KIKI2007     $ 10.00

    Predeterminado

    Cuba y el socialismo sin economía

    Díaz-Canel llama “coyuntura” al cúmulo de errores de Fidel y Raúl, como si no se tratara de un estado general de depresión económica desde hace 60 años

    Tania Díaz Castro

    JUEVES, 10 DE OCTUBRE, 2019

    En America Latina Cuba pone el ejemplo, perdedores nosotros!-download-4-e1570651886388.jpg

    Fidel y Raúl, Cuba y el socialismo sin economía

    LA HABANA, Cuba.- El 28 de noviembre de 2005, unos meses antes de enfermarse gravemente, y tres años de apartarse de la dirección del gobierno, Fidel Castro sostuvo un encuentro con los delegados al Congreso Nacional de Economistas y Contadores cubanos en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

    Allí habló de “los nuevos programas que impulsa la Revolución en beneficio del pueblo y las perspectivas de desarrollo del país en los próximos años”.

    En ningún momento, durante los días que funcionó el evento, se mencionó al imperialismo yanqui como obstáculo para impulsar la economía cubana.

    Sólo se refirieron a la necesidad del control interno, la honradez de los economistas, y la necesidad de elevar la educación económica de la población, además de lograr una cultura rigurosa de control, el caldo de cultivo para el delito, que se crea donde reina el caos en el manejo de los recursos con la tolerancia administrativa, el socialismo y el nepotismo, y al llamado de Fidel y de Raúl de preservar la Revolución.

    ¿Mencionó acaso Fidel cuando él y su hermano destruyeron la economía cubana a partir de 1959, un comercio cubano-español profesional y de larga experiencia y fábricas funcionando de forma óptima, en fin, una de las mejores economías de América Latina?

    En 2010, cuando Raúl Castro llevaba dos años al frente del gobierno, el profesor Archibald Ritter, especialista investigador de economía en desarrollo de la Universidad de Carleton, en Ottawa, analizó lo los diez grandes errores económicos cometidos por estos dos dictadores.

    En el análisis que ofrece este importante economista, Ritter no menciona a los Estados Unidos como principal obstáculo del desastre económico de los hermanos Castro, y señala que el primer error de ambos fue la industrialización instantánea en 1961, que requería de importación de maquinarias y equipos, materias primas y personal directivo.

    Así mismo, señala que el sector azucarero se ignoró y la zafra cayó de 6.7 millones de toneladas de azúcar en 1961 a 3.8 millones en 1963, generando una crisis en la balanza de pagos. Esto provocó que Cuba se volviera dependiente de la URSS.

    Otro de los errores fue que ambos gobernantes dirigieran la zafra de los diez millones como si se tratara de una campaña militar, como si de esa forma defendieran el honor, el prestigio y la confianza en sí mismos, cuando en realidad estaba garantizada la exportación de azúcar por el bloque socialista para cinco millones, a un precio muy por encima del que pagaba el mercado mundial.

    Ese gran error tuvo como consecuencia que se sacrificaran importantes sectores de la economía, como la mano de obra, la capacidad de transporte, los insumos industriales, l energía y las materias primas.

    Para aquella campaña de los 10 millones de toneladas de azúcar se adoptó la creación del llamado “Hombre nuevo”, un enfoque radical “guevarista”, totalmente idealista, en el que se utilizaron incentivos morales en lugar de materiales, como si fuera columna guerrillera marchando detrás de Fidel y de Raúl, o como las marchas que convocaron en el Malecón en 2000 y 2006.
    A esta larga lista de errores, según el profesor Ritter, le sigue el sistema “financiero presupuestado”, en virtud del cual las empresas operaban sin autonomía financiera, sin contabilidad, sin recibir ingresos por las ventas de su producción, ni pagaban por sus insumos con tales ingresos.

    El resultado de todo lo anterior fue dicho claramente por el propio Fidel el 7 de diciembre de 1970:

    “¿Qué es este pozo sin fondo que se traga los recursos humanos de este país, la riqueza del país, los bienes materiales que tanto necesitamos? No es otra cosa que ineficiencia, improductividad y baja productividad”.

    Otro de esos errores, señala Ritter, fueron algunos aspectos de la llamada Revolución energética de Fidel Castro, referente al reemplazo de las grandes plantas termoeléctricas por numerosos pequeños generadores dispersos por toda la Isla, un método de generación de electricidad que no tiene sentido desde el punto de vista económico.

    ¿No era el momento para que Fidel y Raúl se declararan incompetentes para dirigir la economía del país?

    En 2002 los Castro decidieron que no había futuro para el azúcar ante los bajos precios del dulce en ese momento, y decretaron el cierre de 71 ingenios azucareros, de los 156 que se tenían. Se perdió alrededor del 33% de las áreas sembradas de caña, cien mil trabajadores quedaron sin trabajo, los bateyes se convirtieron en pueblos fantasmas. En los años siguientes los precios del azúcar comenzaron a subir.

    Ante tales errores ambos gobernantes continuaron al frente del gobierno. Fidel cedió gran parte de su poder al hermano, en un gesto de nepotismo que había criticado en 2005, pero la ineficiencia de la economía castrista continuó en ascenso.

    En 2010 Raúl se vio precisado, en plena bancarrota económica, a deshacerse de 500 mil trabajadores del sector estatal, con el propósito de que el sector privado, recién ampliado por él, resolviera el problema de la mayoría de los trabajadores lanzados a la calle.

    Hoy, el nuevo presidente escogido llama “coyuntura” a este cúmulo de errores de Fidel y Raúl, como si se tratara de algo que ocurre en un momento dado y no a un estado general de depresión económica, que tiene sumida a Cuba desde hace más de medio siglo.

    Fuentes

    No hay socialismo sin economía, Juventud Rebelde, 28 de noviembre 2005.

    Los 10 grandes errores de Fidel Castro, por Archibald Ritter, 2010.

    https://www.cubanet.org/destacados/f...-sin-economia/
    “Imitation is the sincerest form of flattery that mediocrity can pay to greatness.” Oscar Wilde

Página 61 de 62 PrimerPrimer ... 11515859606162 ÚltimoÚltimo

Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas Similares

  1. solo en America , el documental History channel
    Por calicarpio en el foro Temas Generales y Humor
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 01/04/2013, 12:36 PM
  2. Respuestas: 10
    Último Mensaje: 23/09/2012, 16:22 PM
  3. El control de las armas pequeñas en América Latina
    Por Don Lucas en el foro General
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 04/09/2012, 20:59 PM
  4. la feria mas grande de armas en America -latina
    Por viva mexico en el foro General
    Respuestas: 17
    Último Mensaje: 24/04/2011, 14:58 PM
  5. Respuestas: 21
    Último Mensaje: 13/02/2011, 18:33 PM

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •