¡Wow! Nunca había visto un grabado en la corona del cañón.