A la comunidad de México Armado y a la Sociedad Mexicana:

La Administración de este espacio se encuentra profundamente afligida e indignada, por los tristes acontecimientos suscitados en el estado de Coahuila.

La legal tenencia de armas de fuego, implica una enorme responsabilidad para el ciudadano. Estás no pueden estar al alcance, sin supervisión responsable, de cualquier persona.

Un arma de fuego, o punzo cortante, o las habilidades adquiridas en la práctica de artes marciales; no deben ser jamás los vehículos a utilizar para pretender “resolver” los problemas o frustraciones que como seres humanos enfrentamos día con día. La única herramienta válida para resolver los diferendos entre los seres humanos debe de ser el diálogo.

La educación basada en la tolerancia, la asertividad y la empatía deben de ser una práctica continua en nuestros hogares, en la formación de nuestros hijos y en la diaria convivencia con nuestros semejantes.
Rechazamos tajantemente el ejercicio de la violencia, por cualquier medio, hacía los habitantes de la República Mexicana.

Hacemos un exhorto a los padres de familia, para que sean más proactivos en la formación de sus hijos.

Un video juego, jamás va a sustituir el cariño, la convivencia y la cercanía con la madre y el padre.