MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • Pistolas de la I Guerra Mundial (Capitulo VII)


    Pistolas británicas automáticas Webley & Scott de 11.2 mm.
    Las pistolas automáticas Webley & Scott son bastante antiestéticas, pero en la practica resultaban seguras. En 1912, el gobierno la adopto, principalmente para la policía y, en 1914, la Marina y la Infantería de Marina usaban la Webley self-loading pistol MK I en tierra y a bordo. Mas tarde, también se le entrego al Royal Flying Corps, de reciente creación y a la Artillería Montada.

    El modelo básico tenia un sistema de cierre muy bueno, basado en una serie de ranuras y tetones en angulo. Esto era muy oportuno, porque la pistola seguía usando el cartucho de 11.2 mm. con mucha potencia, tanto, que durante muchos años, siguió siendo el cartucho de pistola mas potente del mundo. Si se disparaba con otra cualquiera de las pistolas de este calibre, podía causar serios daños al arma y al usuario. Se hicieron algunas pistolas para disparar el cartucho de 9.65 mm. SuperAuto y el 9 mm. Browning largo. Los militares británicos lo emplearon poco.

    Culatin.
    La pistola tenia alguna característica un poco extraña. Una era la posibilidad de sacar en parte el cargador para poder hacer fuego tiro a tiro, alimentando la recamara a través de la ventana de expulsión y manteniendo el cargador lleno a tope por si surgiese alguna emergencia. Estaba previsto para la mayoría de las versiones un culatin plano de madera para tener mas precisión a mayor distancia.

    Estas webley & Scott automáticas eran unas pistolas muy grandes, difíciles de manipular, incluso en el combate a corta distancia. Estaban bien hechas, con una característica "línea recta" y un culata casi perpendicular que hacia difícil el tiro instintivo, pero con un buen entrenamiento se podía lograr suficiente precisión. Si todo lo demás fallaba, la pistola se podía usar como "cachiporra", porque, incluso descargada, pesaba 1.13 kg. A pesar de todo, estas armas no gustaban mucho. La Artillería Montada se deshizo de ellas tan pronto como pudo y los aviadores tampoco estaban demasiado entusiasmados con ellas. Por este motivo nunca fue plenamente aceptada para uso militar, y las Fuerzas Armadas británicas siguieron usando el revolver durante muchos años, hasta bastante tiempo después de la II GM.


    Revólver automático Webley Fosbery de 11.2 mm.
    El coronel G. V. Fosbery proyecto el revólver Webley Fosbery, reconocido como arma automática. La patente original era de 1896 y la Webley & Scott empezó a fabricarlo un poco después.

    El mecanismo de esta arma era único. Al disparar, el retroceso empujaba hacia atrás el cañón, el cilindro y la parte de arriba de la armadura que se deslizaban sobre una corredera situada encima de la culata. El arma quedaba amartillada y la muelle de retroceso, dentro de la culata, empujaba a todo el conjunto hasta su posición inicial. Un resalte de la corredera corría por una muesca en angulo del cilindro y este giraba hasta poner en posición al siguiente cartucho. El sistema tenia su atractivo, pues solo había que apretar el gatillo cuando se quería hacer fuego rápidamente. En la practica no resultaba tan simple. El primer inconveniente era que, para que funcionase, se requería tener una mano muy robusta: el desplazamiento de la armadura hacia atrás y luego hacia adelante se sumaba al fuerte retroceso, lo que hacia muy duro el manejo de la pistola. Otro inconveniente era que, al hacer fuego, había que sujetar la empuñadura con mucha firmeza, pues de lo contrario, el sistema no funcionaba.

    No obstante, este revólver se vendió en numero considerable a los oficiales británicos, que tenían que procurarse sus propias armas. A los aviadores se les vendieron muchas para uso personal porque creían que su automatización era una gran ventaja en el combate aéreo, en el espacio reducido de la cabina. Pronto vieron que, el culatazo, hacia las cosas mas difíciles que con otras armas.

    Defectos:
    Por todo o anterior, este revólver nunca se adopto oficialmente; también influyeron los inconvenientes que tenia su uso en las trincheras: la suciedad y el lodo podían obstruir las muescas y encasquillar el arma. Muchos oficiales renunciaban a limpiarlas y preferían las pistolas menos problemáticas.

    Fuente: Armas Cortas (Chris Chant)

    Editado por: LOBOROJO