MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • El día después de la luna llena


    Esta historia no la voy a comenzar el día en que tumbe el venado del 2011, me voy a ir un poco mas atrás, de hecho empezare en la temporada pasada.

    En el 2010 me fue mejor económicamente que en otros años y en realidad puse mucho tiempo, dinero y esfuerzo en la cacería y la preparación previa.

    Al pasar de los años mis lazos amistosos con mi buen amigo Richard se han reforzado y en el 2010 quise marcar una diferencia ayudándole más en su propiedad, que es en donde me ha dado permiso de cazar un par de veces con muy buenos resultados y sin cobrarme un quinto. En ese verano plantamos tréboles, cortamos arboles, limpiamos senderos, compramos semilla para plantar en lugares estratégicos y cazar sobre ellos; en fin, pase muchos ratos agradables en su tierra cuidandola y preparándola para la temporada venidera.


    Esa temporada la empece con muchas ganas pero con malos resultados; las palomas casi no pasaron a visitarme y termine con meras 3 huilotas que la verdad, apenas para un taco alcanzan. Las ardillas, amigos... cero ardillas y desanimo para salir a las cacerías por las largas jornadas de trabajo que me acosaban en esos momentos.


    Mas o menos una semana antes del comienzo de la temporada de venado cola blanca con arco, andaba yo muy contento por que me acababa de comprar una bicicleta de montaña pero el día que la estrené tuve un accidente que me dejo con un hombro magullado y no podía jalarle a mi arco; tuve que tomar prestado el arco de mi esposa y a duras penas podía jalar las 50 libras.

    Una semana entrada la temporada de arco me salió una venada a una distancia favorable y decidí tomar al animalito pero desafortunadamente no pude acertar el flechazo, falle limpio y se fue mi oportunidad junto con la hembra levantando la cola... de ahí no pude ver nada el resto de la primera temporada de arco y toda la temporada de armas de fuego, para acabarla de amolar la temporada de avancarga tampoco trajo nada bueno hasta casi el final de la misma; tuve la fortuna de ir de cacería a la propiedad del papá de mi amigo Jake y en el segundo fin de semana de esta temporada cazando con mi Omega Z5 pude cobrar dos presas el mismo día y eso fue todo para ese año a pesar de que no deje de ir de cacería por lo menos dos veces por semana hasta finales de Diciembre, que por cierto me trajo la dicha de saber que mi esposa estaba embarazada por tercera vez, pero nuevamente mi mala racha se dejo ver y mostró una cara horrible cuando a mi mujer le detectaron diabetes tipo dos y de ahí creo que ya no me pude levantar.

    El 2011 empezó con poco trabajo y poco dinero, lo que había ahorrado se me fue rápidamente en medicamentos y cuidados para la madre de mis hijas, gran parte también se fue en pagar deudas, reparaciones y servicios del hogar. A mi amigo Richard solo lo fui a visitar contadas veces y no le ayude para nada en su propiedad, me sumí en cierta depresión de la cual no quería salir.


    Comencé a a reponerme de mis tristezas andando en la bicicleta de ruta, después de que nació mi hija Luna, invertí mucho tiempo pedaleando y cuando finalmente vi una mejoría económica pensé en recuperarme monetariamente y dejar pasar las temporadas de cacería, así es, ni yo mismo podía creer que dejaría ir por una temporada mi pasión por los bosques de Indiana y sus fríos, pero estaba decidido.


    Cuando comenzó la temporada de ardillas ni licencia compre; en Agosto tenía mucho trabajo y no quise saber nada al respecto de la cacería por temor a dar mi brazo a torcer y empezar a gastar dinero que no tenía. La temporada de huilotas se avecinó en Septiembre, y de que manera! Mis amigos Richard, John y Jordan me colmaron de historias e invitaciones para ir a darles caza a las palomas; en realidad fue un año excelente y todos tumbaron muchas aves de estas y yo... metido en el trabajo de seis a siete días por semana.


    Octubre se asoma a la puerta y me invita a la cacería de venado cola blanca con arco y flecha, mi preferida pero nuevamente batalle conmigo mismo y me convenzo que no, no iré esta temporada. Finalmente el trabajo baja un poco y mis amigos me comienzan a llamar así obligándome a unirme al grupo de cazadores de siempre; faltaban dos fines de semana para que comenzara la temporada de armas de fuego y mi pasión tomó control de mi, compré mi licencia de arco, estaba decidido y me fui a las tierras de Richard. Estando en su propiedad mis amigos me dan ánimos pero me siento con la peor de las suertes, pasamos la noche ahí para aprovechar más el tiempo de cacería.

    Sábado en la mañana, nada de venado, ni siquiera un avistamiento, el mismo día en la tarde y nada. El Domingo en la mañana estoy pidiendo dentro de mi cabeza que me dejen ir al mejor stand de la propiedad ya que Richard decidió no salir pero John se lo agencia y pues ni modo, a buscarle en otra silla. Ese día a mas o menos una hora de estar sentado esperando a mi presa, divise un animalón muy cerca pero nunca me dio tiro y paso muy rápido, a los pocos minutos escuche ruidos de ramas quebrándose y cierta agitación en el bosque y después recibí una llamada en el celular, John acaba de cobrar una excelente pieza de ocho puntas y yo me siento muy contento por el, pero a la vez siento que ese venado pudo haber sido mío, ni modo, y asiento otra ves el pesar de mi mal augurio.

    Después de terminar de limpiar el venado de John regresamos a casa, yo con las manos vacías y la temporada de armas de fuego a la vuelta de la esquina, comienza el siguiente fin de semana, a donde diablos voy a ir de cacería si nunca he tenido un buen lugar para el inicio de esta temporada? Por lo regular el primer día de la temporada de armas de fuego es el mejor día para cazar y solo pueden haber tres cazadores al mismo tiempo en las tierras de Richard, ósea el mismo, su hermano John y su sobrino Jordan.


    El Jueves en la tarde me llama Richard por teléfono y me dice: "Tengo un lugar para ti en la apertura de la temporada de armas de fuego, quiero que traigas tu trasero aquí para ir de cacería!" Casi brinque de la emoción pero... no tengo dinero para comprar la licencia así que pienso dejar las armas de fuego y seguir cazando con mi arco, se que si me sale un venado a una distancia no apta para arco me lamentaré y me la mentaré por no haber comprado la licencia de armas de fuego para poder cazar con el .50.

    El sábado por la mañana me decido a comprar mi licencia con la tarjeta de crédito y apuradamente busco mi rifle, pero la pila de la mira de punto rojo no sirve, chingao, se me va a hacer tarde! Apurado voy a la tienda a comprar pilas y hago mi camino. Llego a la tierra prometida y todavía nadie esta listo; por motivos de seguridad ocupamos saber en donde vamos a estar todos y cada uno de nosotros antes de entrar al bosque.

    Ya casi empieza a amanecer y finalmente todos están listos, me voy al árbol de la esquina y en mi mente esta la hora, ya casi es tiempo legal de cacería y yo todavía estoy caminando al lado del arroyo. Finalmente me subo al árbol y es justo el tiempo legal para iniciar la cosecha, saco mi 629 y lo coloco a mi lado junto con mi llamador Buck Roar, acomodo mi chispera frente a mi y espero... por mi mente pasa el pensamiento de siempre, la mala suerte y para acabarla de amolar ya es muy tarde, lo más seguro es que ya no voy a ver nada pero en esos instantes, unos 20 minutos de haber estado sentado, diviso a unas 80-100 yardas unos cuernos, hay nanita, un venadon! Levanto mi rifle pero el animal es demasiado rápido y el tiro no es seguro así es que me contengo, bajo el arma y comienzo a usar el llamador... escucho ruidos, se que el cornudo viene hacia mi buscando pelea, tengo muy poco tiempo para tratar de controlar la adrenalina y mientras mi pulso se siente a mil por hora me acomodo el rifle pero ya no escucho pasos, así es que llamo de nuevo con el Buck Roar y los pasos vienen nuevamente, rápido encaro el rifle pero apenas alcanzo a ver las patas del venado bajo los matorrales caminando en el sendero que esta justo al lado del árbol en el que estoy sentado, viene demasiado cerca así es que ipso facto tomo mi revolver y a una mano calculo el tiro y me detengo con el rifle en una mano y el revolver en la otra ya que no me da tiempo de acomodar el taquetero en otro lado mas cómodo, justo antes de que asome la cabeza amartillo el .44 Magnum y en ese preciso instante aparece esta majestuosidad mirándome directamente a los ojos, no tengo tiempo de nada, siento que la mira esta apuntando un poco alto pero es el ángulo apropiado y se que si me muevo un milímetro el animal me encontrara y lo perderé para siempre así es que al saber que el mismo venado camino hacia mis miras jalo el gatillo muy suavemente y BUM!.


    Todavía no me lo puedo creer, la noche anterior a esta cacería hubo luna llena y lo mas seguro es que los machos anduvieron toda la noche tras las hembras y con mi mala suerte pensé que no me tocaría siquiera ver un solo venado pero no nada mas eso, a este cornudo le disparé mas o menos a unas diez yardas un tiro casi perfecto con mi revolver, cosa que nunca me había pasado, esta es la primera vez que tumbo un venado con arma de mano.

    A principio de cuentas inclusive pensé que había fallado alto, así es que a los veinte minutos después del ajetreo baje para buscar primera sangre y la encontré, muy buen liquido rojo burbujeante y con pedacitos de lo que parecía ser hueso, clara señal de una herida en los pulmones así es que me regrese confiado al árbol y espere pacientemente a que mis dos amigos terminaran su cacería. El de ocho puntas sucumbió a no mas de treinta yardas después de haberle disparado una bala XTP de Hornady calibre .44 disparada desde mi revolver Smith & Wesson Modelo 629.


    Cuéntanos tu historia y tus fotos de tu cacería y podrá aparecer en la página principal de México Armado, solo contacta a cualquier Editor.

    Autor: Deer Hunter

    Editado por: Mendivil
    Comentarios 7 Comentarios
    1. Avatar de Tonysniper
      Tonysniper -
      Excelente narrativa estimado Deer Hunter!

      De esto se trata la cacería, mucha paciencia...

      Saludos
    1. Avatar de igarcias
      igarcias -
      muy bien, muy buen relato
    1. Avatar de ealcaldej
      ealcaldej -
      Que bonito relato, gracias por compartirnos sus tristezas y alegrias contenidas aqui, en esta su caceria.
      Saludos y felicidades
    1. Avatar de elteporocho
      elteporocho -
      exelente el relato como las fotos felicidades
    1. Avatar de UXUL
      UXUL -
      *** excelente y emocionante realato compañero ... felicidades !
    1. Avatar de Ernesto GS
      Ernesto GS -
      A cualquier compañero que quiera que su historia aparezca en la pagina principal de México Armado, solo tienes que contactar a un servidor o a cualquier Editor.
    1. Avatar de Deer Hunter
      Deer Hunter -
      Que bueno que les haya gustado el relato y gracias por tomarse el tiempo de leerlo.
      Desafortunadamente mi amigo John falleció hace un par de meses y se siente muy feo perder a un gran camarada y compañero de cacería pero bueno, así es la vida y hay que seguir aquí, al pie del cañón, aguantando mecha...