MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • Limpieza, lubricación y protección: el cuidado de las armas (1/3)


    Un tema de interés para tiradores de todo tipo, es la limpieza, lubricación y protección correcta de las armas y sus accesorios. El tema puede parecer trivial en un inicio, realmente ¿qué tan complicado puede ser aceitar un arma antes o después de usarla? Sin embargo, basta ver el número de discusiones sobre el tema que existen en el foro de México Armado para darse cuenta de que no solo parecen existir tantos métodos de limpieza y lubricación como existen tiradores, sino que muchos de ellos difieren considerablemente y algunos incluso se contradicen mutuamente. A continuación presentaré algunos de los métodos que personalmente prefiero para limpiar, lubricar y proteger mis armas, así como las razones por la es que he optado por dichos métodos.

    Al parecer, no es raro el considerar que la limpieza, lubricación y protección de las armas son una misma cosa. Este malentendido puede deberse al hecho de que muchos de los productos para el cuidado de las armas dicen ofrecer al menos dos de estas propiedades. Sin embargo, si bien existen productos capaces de realizar más de una de estas tareas existe una diferencia considerable entre cada una de ellas, por lo que deben ser abordadas por separado. El comprender las necesidades de un arma de fuego con respecto a cada uno de estos tres puntos permitirá al tirador aumentar la vida útil de sus armas y, en ciertos casos, incluso mejorar su desempeño. En esta primera parte comencemos por definir ¿qué es la limpieza?

    Limpieza
    La limpieza es probablemente la tarea más simple de comprender. En términos simples, la limpieza de un arma requiere simplemente la remoción de cualquier cuerpo o substancia extraña de la superficie de todos sus componentes.

    Bajo condiciones de uso normales, existen 4 tipos principales de contaminantes que afectan un arma:
    -Residuos de la combustión de la pólvora: son el producto de la combustión imperfecta de los componentes de la pólvora. Están formados en su mayoría de compuestos de carbón.
    -Residuos del proyectil: existen tres tipos principales: residuos de cobre causados por balas encamisadas, residuos de plomo dejados por balas de plomo desnudo y residuos plásticos, los cuales son comunes en escopetas, debido al uso de tacones de este material.
    -Óxidos y otros productos de corrosión: la corrosión es el resultado de la exposición de los metales que conforman un arma al diversos agente químicos. La forma de corrosión más común es el producto del contacto del metal con el oxígeno atmosférico. La presencia de otros compuestos, tales como como el agua, la sal o el contacto entre diferentes metales pueden acelerar este proceso.
    -Polvo, arena, lodo y otros cuerpos extraños: estos residuos tienden a ser acumulados durante el uso o almacenamiento de las armas.

    Existen agentes limpiadores que afirman encargarse de varios de los tipos de residuo por igual. Sin embargo, la gran mayoría son más efectivos para remover un tipo en particular de residuo, mientras que su efectividad contra otros tipos tiende a ser limitada. A continuación presentaré las técnicas y productos de limpieza que uso personalmente, así como las razones por las que he elegido tales.


    Productos de limpieza, de la izquierda: Limpiador para óptica, Ballistol, Hoppe's Elite Foam, Slip 200 Copper Cutter y Break Free CLP

    Break Free CLP
    Break Free CLP es mi producto favorito para la limpieza general. Las siglas CLP indican “Cleaner, Lubricant, Preservative” (limpiador, lubricante y preservativo en inglés). Como su nombre lo indica, se trata de un producto que cumple con las tres funciones principales requeridas para el mantenimiento de un arma. Este producto fue originalmente desarrollado para cumplir con los requisitos especificados en el estándar MIL-L-63460, “"Military Specification, Lubricant, Cleaner and Preservative for Weapons and Weapons Systems" de las fuerzas armadas estadounidenses. Este estándar describe los requisitos de un producto que permitiera al personal militar realizar una limpieza adecuada del arma, proteger durante intervalos cortos (días) sus superficies contra la corrosión y proveer una adecuada lubricación durante el uso considerado normal en armas militares.
    A pesar de que el Break Free CLP es bastante bueno para remover los residuos de pólvora, este no es capaz de remover de manera significativa los residuos de cobre o plomo que se acumulan en el interior del arma, por lo que personalmente no lo considero como un agente limpiador adecuado por si solo. Sin embargo, sus propiedades lubricantes y protectoras, lo hacen una muy buena opción para la limpieza rápida, por ejemplo, en el campo de tiro o durante una cacería larga.

    Hoppe’s Elite Foam
    Este producto está basado en agua y su principal función es remover los residuos de pólvora del ánima. Como su nombre lo indica, se trata de una espuma (foam es espuma en inglés), que es bombeada directamente del contenedor al interior del ánima. Su uso requiere de un poco de practica para evitar que todo el interior del arma se llene de espuma, pero es un agente muy efectivo para remover la pólvora. En mi caso, lo uso como el primer paso de una limpieza a fondo del ánima. Dado que está basado en agua, es poco agresivo con la piel y su uso no requiere de ventilación extra. Sin embargo, es importante asegurarse de que el limpiador sea removido completamente después de su uso y evitar que toque otros componentes de arma que no sean el cañón, pues puede ser algo agresivo con algunos acabados.

    Slip 2000 Copper Cutter
    El Slip 2000 Copper Cutter (cortador de cobre) es uno de tantos productos destinados a remover los residuos de cobre del interior del cañón. Al igual que la mayoría de los productos destinados a este uso, este producto está basado en una solución acuosa de amoniaco. El Copper Cutter remueve el cobre de manera particularmente efectiva y en menor medida los residuos de pólvora, cobre y plástico. Su uso consiste en mojar un parche de limpieza con la solución y pasarlo dentro del cañón. Una vez empapada el ánima, se le deja al producto trabajar por un periodo de unos 10 minutos. Al terminar este periodo, el cañón se limpia con un nuevo parche, el cual tendrá un color azul verdoso, a diferencia del color rojo/rosa que el producto tiene al salir de la botella. Este cambio de color indica claramente la disolución del cobre, el cual, en presencia de agua reacciona con el amoniaco para formar hidróxido de cobre, el cual tiene un color azul. El proceso deberá ser repetido hasta que los parches salgan completamente rojos. Después de una o dos pasadas, es posible aumentar el periodo de acción de 10 a 30 minutos para permitir que el producto actué de manera más profunda.

    Dado que este producto está basado en agua, es particularmente importante el remover todos los restos después de su uso. Esto se hace pasando parches hasta que estos salgan secos y finalmente una o dos pasadas con un parche empapado en aceite protector. Dado que el amoniaco tiene la tendencia a formar cristales hidrófilos (que atraen la humedad), yo pongo particular esmero en remover todo resto de este producto después de su uso.

    No es raro oír que el amoniaco y los compuestos basados en este causan corrosión en las armas. Esto no es del todo cierto. El amoniaco en sí no reacciona de manera notoria con hierro o cualquier compuesto del acero. Sin embargo, existen tres razones principales por las que estos productos han adquirido una cierta mala fama, la primera es el hecho de que estas soluciones están basadas en agua, la segunda es la formación de residuos hidrófilos antes mencionados. Finalmente, el amoniaco no solo es particularmente efectivo para remover los residuos de cobre, es también un excelente solvente de aceites y grasas, de ahí que sea tan común en productos para limpiar ventanas. Esta última propiedad hace que el ánima de un cañón tratado con este limpiador quede totalmente "desnuda", sin la protección de siquiera una capa delgadísima de aceite.

    Si se tiene cuidado de evitar que el producto entre en contacto con otras partes del arma, de remover todo residuo después de su uso, y de proteger el cañón con aceite al terminar la limpieza, este producto puede ser usado sin riesgo de dañar el arma.
    Un dato a tener en cuenta es el hecho de el bronce es una aleación que contiene cobre, por lo que los cepillos de este material serán atacados por los limpiadores basados en el amoniaco. Si bien el desgaste de los cepillos como consecuencia de la exposición al amoniaco puede ser aceptable y equiparable al desgaste producido por su uso normal, el usar cepillos de bronce en combinación con esta soluciones puede dar "falsos positivos" en la forma de parches teñidos de azul a pesar de que el cañón ya esté libre de residuos de proyectil.

    Soluciones caseras de amoniaco
    Una alternativa a la compra de productos especializados para la remoción de cobre es el mezclar una solución propia utilizando la base que prácticamente todos los productos de “de marca” utilizan: el amoniaco. Una solución de aproximadamente 10% de amoniaco con algo de detergente, tendrá efectos parecidos a los del producto antes mencionado en lo que a la remoción del cobre se refiere. Tal como en el caso anterior, se debe tener especial cuidado de que la solución solo entre en contracto con el ánima y de que no queden residuos en el arma después de su uso. Todo producto que contenga amoniaco debe ser usado en un lugar bien ventilado y de preferencia se debe evitar el contacto con la piel.

    Ballistol
    Si bien existen actualmente productos más efectivos para la limpieza de un arma, el producto conocido como Ballistol es digno de ser mencionado. El nombre proviene de las palabras "Balística" y "Oleum", esta última significa aceite en latín. Originalmente, fue diseñado a petición del ejército alemán a comienzos del siglo XX, como un producto que fuera capaz de ser usado para todas las tareas de mantenimiento diario de las armas. El producto debía no solo servir para limpiar, lubricar y proteger el metal de las armas, si no que también debía servir para mantener la madera de la culata y el cuero usado en diversos utensilios militares. Incluso llegó a ser usado como desinfectante para tratar heridas menores.

    Las principales ventajas del Ballistol es que, por tratarse de un producto basado en aceite mineral purificado (similar al usado en cosméticos), puede ser manejado sin protección para la piel y sin necesidad de removerlo inmediatamente de esta. Así mismo, puede ser usado para el mantenimiento de un arma "en el campo", sin la necesidad de cuidar que no entre en contacto con la culata.

    WD-40
    El WD-40 es probablemente uno de los productos cuyo uso en armas es causa del mayor número de debates. La razón para esto es que se trata de un producto muy penetrante con tendencia a evaporarse rápidamente y a dejar residuos gomosos sobre las superficies tratadas. Su rápida tendencia a la evaporación hace que sea poco adecuado como lubricante, y los residuos que deja limitan su uso como agente limpiador. Sin embargo, debido a sus excepcionales propiedades penetrantes, puede ser un buen auxiliar en la limpieza de armas descuidadas en las que la corrosión dificulta la remoción de algunas partes.
    Después de su uso, es recomendable asegurarse de que los residuos de WD-40 sean removidos de manera adecuada. Esto puede hacerse mediante el uso de agua y detergente.

    Ed’s Red
    Al igual que con las soluciones de amoniaco caseras, existe una cantidad considerable de recetas caseras de limpiadores, lubricantes y protectores que se basan en productos obtenibles fácilmente y cuyo precio es considerablemente menor al precio de los productos de marca. Una de las recetas más famosas es la conocida como “Rojo de Ed” o “Ed’s Red” en inglés. Este es principalmente un agente limpiador destinado a ser usado en el interior de ánima y en superficies interiores propensas a la acumulación de residuos de pólvora. Si bien su utilidad para remover cobre es bastante limitada (por no decir inexistente), su eficacia para remover los residuos de plástico en las escopetas y las residuos de pólvora en general así como si bajo costo lo hacen una muy buena adición al arsenal de limpieza de cualquier tirador. La receta para la fabricación del Ed’s Red es la siguiente [6]:

    1 parte aceite de transmisión ATF Dexron II o III.
    1 parte keroseno sin olor. aceite para lámparas.
    1 parte de Thinner estándar o aguarrás sintético (se pide así en tiendas de pinturas).
    1 parte acetona.


    Componentes del Ed's Red: Acetona, queroseno, aceite para transmisión y thinner.

    Es importante conservar la mezcla resultante en un contenedor que resista los solventes, tales como los usados para el Thinner o la acetona y marcar claramente el contenido. Es importante mantener cerrado el contenedor, pues algunos de los compuestos de la mezcla son altamente volátiles (se evaporan fácilmente).

    Este producto puede ser usado como substituto de los limpiadores clásicos “de marca”. Para los mejores resultados, es posible bloquear la boca del cañón con un tapón y, utilizando una jeringa con una manguera, llenar el cañón mientras el arma se mantiene en posición vertical apuntado hacia el piso. El arma se mantiene en esta posición por unas cuantas horas para permitir que el limpiador trabaje sobre los residuos. Al terminar este periodo, se puede drenar el cañón simplemente removiendo el tapón y se procede a limpiar el cañón en la manera usual. esta técnica es particularmente apta para remover los residuos de plástico dejados por el contenedor de perdigones.

    Es importante recordar que este agente limpiador debe ser usado en un lugar bien ventilado, y el uso de guantes de goma (de preferencia de nitrilo) es recomendable, pues es algo agresivo con la piel. La receta original incluye lanolina para hacer el producto más tolerable para las piel, pero dada la agresividad de algunos de sus componentes, es preferible el uso de guantes durante su empleo.

    Limpieza con gasolina
    La gasolina es un excelente agente limpiador. Disuelve la mayor parte de las grasas, penetra en los recovecos más difíciles y se evapora totalmente, dejando las partes totalmente secas y listas para la aplicación otro agente limpiador, de lubricantes o de agentes anticorrosivos. Sin embargo, en lo personal no recomiendo el uso de gasolina para la limpieza de las armas. La primera razón es que se trata de un compuesto altamente volátil (se evapora muy fácilmente), lo cual da lugar a vapores dañinos para la salud, pero aun más importante es el hecho de que estos vapores mezclados con el oxígeno atmosférico son altamente explosivos. Si bien la gasolina líquida no es el compuesto más flamable, sus vapores pueden ser encendidos por algo tan simple como una chispa de electricidad estática. Las cuales pueden ser fácilmente producidas durante la limpieza de partes de plástico, o simplemente por el uso de ropa de textiles sintéticos. Dado que existen alternativas igual o más efectivas, tales como el Ed's Red descrito arriba, no veo razones de peso para correr el riesgo que el uso de gasolina representa.

    Limpieza de los componentes ópticos
    La limpieza de los componentes ópticos de miras telescópicas, holográficas o de punto rojo es un punto al que se debe prestar consideración especial.

    Los lentes de las miras modernas distan de ser un simple vidrio pulido, pues los fabricantes utilizan recubrimientos especiales para mejorar la transmisión de luz a través de estos. Estos recubrimientos requieren de cuidados específicos para evitar daño durante la limpieza.

    Además de los recubrimientos del lente, las miras de calidad son instrumentos sellados herméticamente para evitar que los lentes se empañen en su interior. El uso de productos agresivos puede dañar los sellos de manera que la humedad sea capaz de penetrar al interior de la mira. Es por estas razones que los componentes ópticos solo deben ser limpiados con los instrumentos y productos adecuados.


    Implementos de limpieza para componentes ópticos: paños de microfibra, pinceles y líquido limpiador.

    La mayoría de los fabricantes de miras telescópicas recomiendan el uso de agua destilada o soluciones especiales para la limpieza de lentes. En su mayoría, estas soluciones están basada en alcohol etílico, metílico o isopropílico. Sin embargo, estas soluciones pueden ser algo agresivas con los recubrimientos de miras antiguas o de baja calidad. Por esta razón, siempre es recomendable consultar al fabricante en caso de duda.

    Por ejemplo, algunos fabricantes de componentes ópticos, tales como Zeiss y Leupold, recomiendan de manera específica los productos basados en alcohol [1], [4], mientras que Schmidt und Bender y Swarovski solo recomiendan el uso de sus propios productos limpiadores o del vapor del aliento [2], [3].

    El procedimiento general de limpieza es el mismo, independientemente del fabricante. Los residuos sólidos deben ser removidos cuidadosamente con un pincel de cerdas suaves, y la superficie del lente deberá solo ser limpiada con un paño de microfibra, humedecido. Para evitar daños a los recubrimientos, los lentes nunca deberán ser limpiados en seco.

    En general, es una buena idea remover cualquier componente óptico del arma antes de una limpieza profunda de esta. Esto hace más simple la manipulación del arma y se evita el riesgo de que los productos diseñados para limpiar el arma entren en contacto con los lentes, pues algunos de estos productos pueden ser muy agresivos con los recubrimientos.

    Limpieza por ultrasonido
    Los limpiadores ultrasónicos son comúnmente usado en ópticas, talleres de relojería, joyería y de aparatos electrónicos para limpiar diversos objetos delicados. Su funcionamiento se basa en la inducción de ondas en un líquido limpiador mediante un transductor que vibra a frecuencias ultrasónicas (frecuencias más altas que las que el oído humano puede detectar), de ahí el nombre del método. Estas ondas fuerzan al líquido a desplazarse tan rápidamente que se crean burbujas microscópicas de vacío. Esta burbujas colapsan eventualmente en un fenómeno conocido como cavitación. La cavitación crea pequeñas ondas de choque en el líquido, las cuales, al ocurrir cerca de las superficies a limpiar, van aflojando los residuos. La ventaja de este tipo de limpieza, es que permite llegar lugares de difícil acceso, tales como ranuras, perforaciones ciegas y roscas. Al mismo tiempo, esta técnica no daña las superficies limpiadas si es usada de la manera adecuada.

    Para la limpieza por ultrasonido se requiere de un limpiador ultrasónico y de un líquido limpiador apropiado. Para la limpieza de armas este puede ser una simple solución de agua tibia con un poco de detergente. El detergente reduce la tensión superficial del agua y contribuye de esta manera a la formación de las burbujas necesarias para la cavitación.


    Un limpiador ultrasónico facilita de manera considerable la limpieza de piezas pequeñas y medianas.

    El limpiador ultrasónico es una muy buena herramienta en la limpieza de partes relativamente pequeñas de un arma larga, tales como el cerrojo o el grupo del gatillo. En el caso de las armas cortas, es posible limpiar la totalidad de las partes en un limpiador de tamaño promedio.

    Personalmente yo uso un limpiador ultrasónico como el primer paso en cada limpieza de mis armas cortas y el cerrojo de mis armas largas semiautomáticas. Este proceso me permite remover los residuos más grandes y los excesos de lubricante que se puedan haber acumulado durante el uso. El modo específico de empleo puede variar entre los diversos modelos de limpiadores ultrasónicos disponibles en el mercado, por lo que las instrucciones del fabricante siempre deberán seguirse.

    Herramientas de limpieza
    Un soporte adecuado: siempre es recomendable utilizar un soporte adecuado para la limpieza de las armas, de manera que las manos estén libres para realizar cualquier tarea necesaria. Un tornillo de banco equipado con soportes de goma en las quijadas para evitar rayones en el armas ofrece una soporte seguro para cualquier tarea de limpieza.


    Ejemplo de baqueta rígida y cable de limpieza.

    Baqueta y guía: La baqueta es el implemento que nos permite limpiar el interior del cañón en toda su extensión. Esta consiste en una o varias secciones cilíndricas a las que se les pueden atornillar diversos implementos de limpieza. La guía de limpieza es una herramienta que provee apoyo a la baqueta de manera que esta quede centrada en el ánima del cañón.

    El uso de una guía es especialmente relevante en el caso rifles, en los cuales, debido a la longitud de su ánima, puede ser difícil de controlar la trayectoria de la baqueta dentro de esta, lo cual puede resultar en pequeños rayones a la superficie del ánima. Para reducir al mínimo este riesgo, siempre es recomendable usar baquetas de materiales considerablemente menos duros que el acero tal como el latón.

    Una alternativa es el uso de “baquetas flexibles” o cables, los cuales pueden ser introducidos con relativa facilidad por a través de la recámara con un riesgo mínimo de daño. Es importante que este tipo de cables estén recubiertos por una capa de plástico o algún otro material suave que evite daños a la corona del cañón, la cual es la parte más sensible de cañón.


    Un juego completo de cepillos es esencial para el mantenimiento adecuado de las armas.

    Juego de cepillos para el ánima: los cepillos facilitan la remoción de residuos de las superficies interiores del ánima.
    Los kits de limpieza contienen generalmente varios cepillos, los cuales cubren los calibres más comunes, desde el .22 hasta aquellos destinados a la limpieza de escopetas calibre 12. Si bien es común que un cepillo determinado esté diseñado para ser usado en varios calibres de dimensiones cercanas, es importante que el cepillo a utilizar corresponda al calibre del arma o a sea lo más cercano a estas.

    Los materiales más comunes para los cepillos son el nylon y el bronce. El primero permite una limpieza superficial del ánima y remover los residuos más grandes, tales como partículas de lodo, arena y los residuos de pólvora menos pegados, mientras que el bronce permite una limpieza más a fondo.


    Los cepillos vienen comúnmente marcados con el calibre para el que fuero diseñados.

    Parches de limpieza: los parches de limpieza son pedazos de gaza, generalmente rectangulares, que hacen la función de trapos de limpieza para el ánima. Diversos fabricantes de implementos de limpieza ofrecen parches en medidas específicas para los diferentes rangos de calibres. Dada su simplicidad, su fabricación casera es una alternativa económica para muchos tiradores. Lo único que se requiere es un pedazo de gaza el cual debe ser cortado a dimensiones adecuadas. El tamaño adecuado para cada calibre será aquel que permita ofrezca cierta resistencia durante su paso por el ánima sin que se corra el riesgo de que el parche quede atorado.


    Ejemplos de parches de limpieza.

    Cepillo multi-propósito: Como su nombre lo indica, los cepillos multipropósito permiten la remoción de residuos de todo tipo, tanto en las superficies externas como en ciertas zonas de difícil acceso. El material más común para estos cepillos es el nylon, pero existen variantes con cerdas de bronce y de acero que permiten llevar a cabo tareas de limpieza tan variadas como la remoción de granos de arena en áreas de difícil acceso o la remoción de óxido de cualquier superficie.


    Cepillo multi-propósito.

    Bore Snake: El Bore Snake (serpiente del ánima en inglés) es una accesorio de limpieza que complementa de manera excelente un kit de limpieza más profunda. Este aditamento contiene en un solo paquete, una baqueta flexible, un cepillo de bronce y, según el fabricante, el equivalente a la superficie de 160 parches [5]. Este accesorio permite, con una sola pasada dentro del ánima, aplicar una capa de agente limpiador, remover los residuos más flojos, cepillar el interior del ánima con un cepillo de bronce y, finalmente, recoger los residuos aflojados por el cepillo y remover el agente limpiador.


    Ejemplo de bore snake para ánimas calibre .30.

    Si bien, en mi opinión, esta herramienta no substituye a un kit de limpieza regular, si puede ser un muy buen complemento para llevar al campo de tiro a durante la caza. En lo personal, antes de iniciar una sesión de tiro o una caminata de caza, siempre le doy una pasada al ánima con una Bore Snake del calibre apropiado.

    Tal como los cepillos regulares para el ánima, las Bore Snakes se consiguen en tamaños que van desde el calibre .17 hasta el calibre 40 mm de un lanzagranadas, por lo que deben ser capaz de satisfacer las necesidades de cualquier cazador o tirador deportivo.

    Algunos consejos para la limpieza del ánima
    Limpiar en el sentido de la bala:
    La principal razón para hacer esto es que el ánima tiende a ser la parte más sucia del arma. El limpiar en el sentido contrario simplemente transportará suciedad del ánima a la recámara y la acción. Esto es problemático, pues si estos residuos no son removidos de la garganta del cañón tendrán un efecto abrasivo durante el disparo, contribuyendo al desgaste excesivo del cañón.

    Usar un parche limpio para cada pasada:
    La razón para esto es la misma que la del punto anterior, el evitar esparcir la suciedad a través del arma en lugar de removerla. El usar el mismo parche una y otra vez es equivalente a utilizar el mismo trapo sucio para limpiar una superficie sobre la que se ha derramado un líquido. Lo único que se consigue es mover la suciedad de un lugar a otro sin realmente removerla. En el peor de los casos, el uso de parches sucios puede llevar a la acumulación de residuos en la garganta del arma, con los mismos resultados que los descritos en el inciso anterior.

    Nunca usar un cepillo en la primera pasada:
    Durante la limpieza del ánima, es recomendable realizar el primer par de pasadas con un parche limpio remojado en un solvente adecuado. De esta manera se eliminan los residuos más prominentes y se evita que estos se vayan acumulando gradualmente el los cepillos.

    Nunca cambiar la dirección del cepillo dentro del ánima:
    El hacer esto resultará en cerdas dobladas y en una reducción drástica de la vida útil del cepillo.

    Usar solo unas cuantas gotas de agente limpiador:
    El uso de cantidades excesivas de limpiadores rara vez se traduce en una mejor limpieza y puede incluso ser perjudicial para el funcionamiento adecuado del arma. El uso de cantidades excesivas de aceites y limpiadores puede resultar en la contaminación de partes del arma con las que sería preferible evitar contacto. Por ejemplo, la madera de las cachas y culatas puede resultar perjudicada por el contacto con ciertos limpiadores, mientras que el exceso de lubricante en el mecanismo del gatillos puede atraer polvo y causar fallas a su funcionamiento. De igual manera, ciertos limpiadores pueden producir residuos corrosivos si no son removidos completamente después de su uso, por lo que se debe tener especial cuidado de que estos solo toquen las superficies a limpiar.

    Debe recordarse que esta recomendación solo es aplicable a la limpieza mediante el uso de parches y cepillos, pues existen técnicas de limpieza en las que el arma o parte de esta es sumergida completamente en el agente limpiador.

    Limpieza de mecanismos
    Si bien el ánima es probablemente el área que recibe mayor atención durante la limpieza, la limpieza adecuada de los mecanismos juega también un papel fundamental en el funcionamiento de un arma.

    En el caso de las armas de repetición, tales como los rifles de palanca o cerrojo, la cantidad de residuos de la combustión que llega a los mecanismos es mínima, esto se debe a que la recámara y ánima, permanecen selladas durante el disparo. En este tipo de armas se deberá prestar especial atención a la presencia de cuerpos extraños en los mecanismos del gatillo.

    En el caso de las armas semiautomáticas, además de los puntos presentados arriba, se debe poner especial atención a la remoción de los productos generados por la deflagración de la pólvora. Esto se debe a que en este tipo de sistemas, es inevitable que parte de los gases generados durante el disparo sean regresados al interior del arma.

    En este tipo de armas, se deberá prestas especial atención a limpiar los residuos en las superficies de deslizamiento del carro o cerrojo. Tales como los rieles del carro de la pistola y el interior del recibidor de un rifle.


    Las superficies de deslizamiento deben manterse libres de cuerpos extraños.

    Existen dos tipos de fallas relativamente comunes que pueden ser asociadas de manera directa a la limpieza del arma, tanto en aquellas de repetición como en la semiautomáticas. El primer tipo de falla es la dificultad de extracción del casquillo percutido. Esto puede ser causado por la presencia de residuos de pólvora u otros cuerpos extraños en el extractor. Por esta razón, vale la pena el prestar especial atención a la limpieza de la uña extractora.


    La limpieza correcta del extractor contribuye al funcionamiento correcto del armas. En la imagen, se aprecia el extractor de un arma rifle tipo AR-15 y de una pistola CZ-75.

    Otra falla cuyo origen en muchas ocasiones puede ser atribuido a la falta de limpieza es la dificultad de percutir el fulminante de manera adecuada.


    El mantener limpias las superficies de la aguja percutora contribuye al funcionamiento correcto del arma. En la imagen, las agujas de un rifle Tikka T3, de un rilfe AR-15 y de pistola CZ-75

    En ciertos casos, esta falla puede deberse a la presencia de suciedad alrededor de la aguja percutora, o en el orificio de la cada del cerrojo, por lo que la limpieza de estas áreas de también de gran importancia.


    La cara del cerrojo debe mantenerse limpia. De particular importancia es el asegurarse de que el orificio de la agua permita el libre paso de esta. En la imagen, las caras de los cerrojos de las tres armas mencionadas en la foto anterior

    Las técnicas de limpieza descritas arriba no representan el único método correcto para la limpieza de un arma de fuego, pero pueden servir al lector como inspiración para desarrollar un método propio de limpieza adecuado a sus necesidades.

    En el segundo artículo de esta serie, se describen algunas de las consideraciones a tomar en cuenta para la elección de un lubricante para las armas.

    Referencias:
    [1] Zeiss, Care of the Optics
    [2] Scmidt und Bender, User manual for PMII scopes
    [3] Swarovski Optik, Manuals ATX-STX
    [4] Leupold, Tactical Scope Manual
    [5]Hoppes, Bores snake
    [6] Handloads.com, 'Ed's Red' Bore Cleaner

    En esta serie de artículos:
    Lubricación
    Protección

    Autor: montes
    Comentarios 18 Comentarios
    1. Avatar de gatobravo31
      gatobravo31 -
      Interesante tema y de mucha ayuda aunque habrá quien saque la receta del abuelo en lo personal muchas gracias empezare hacer algunos cambios en la limpieza de mis armas.

      Cordialmente.
    1. Avatar de OSCAR BECERRA
      Excelente información. Se agradece para los que empezamos en esto de la tirada.

      Saludos.
    1. Avatar de DON PIETRO
      DON PIETRO -
      Excelente informacion compañero; en lo particular para la limpieza de mis piezas siempre trato de utilizar productos hoopess 9, me han dado buenos resultados y como usted comenta deberia de ser practica obligatoria cada vez que se utilice las piezas el realizar limpieza de las mismas ya que ademas de mantener su correcto funcionamiento prolonga la vida util de la pieza, por cierto como anecdota en una ocasion me comento mi armero que le habian llevado dos armas cortas a reparacion porque ya no servian y que ni siquiera cortar cartucho se podia jajajajajja las habian cubierto con aceite de cocina y demas de oler rancio me comento que se hizo como si fuera pegamento que las tuvo que dejar remojando en solvente por dos dias jajaja, eso me lleva a ver que si no se tiene experiencia en el cuidado de las armas lo mejor es dejar el trabajo a los profesionales.
    1. Avatar de jledesmamunoz
      Excelente información; yo soy nuevo en el emocionante mundo de las armas de fuego, es muy valiosa su información compañero ya que es muy difícil conseguir un buen agente limpiador, e visto en Internet que venden 3 productos de limpieza no se si me los recomendaría compañero agradezco su tiempo para ilustrarnos. los productos son:[IMG][/IMG]
    1. Avatar de George C
      George C -
      Muchas gracias por la información Amigo montes, de verdad que me ayudó a entender en general que es lo que requieren las armas para su protección y cuidado. En verdad les cuento que he probado de todo y creo que hasta le he puesto limpiador de cobre a mis escopetas y usado cepillos de todos los materiales para todas las armas, probado de todos los lubricantes que he encontrado, y aunque mis armas están bien en general, ahora veo que la desinformación me hizo cometer errores y posiblemente arriesgar por lo menos la estética de mis juguetes.
      Saludos y gracias de nuevo!
    1. Avatar de montes
      montes -
      Cita Iniciado por jledesmamunoz Ver Mensaje
      Excelente información; yo soy nuevo en el emocionante mundo de las armas de fuego, es muy valiosa su información compañero ya que es muy difícil conseguir un buen agente limpiador, e visto en Internet que venden 3 productos de limpieza no se si me los recomendaría compañero agradezco su tiempo para ilustrarnos.
      Para serte sincero, nunca he usado los productos mostrados, por lo que solo puedo opinar basado en la descripción que el fabricante da. El limpiador parece ser a base de hexano y alcohol isopropílico. Bueno para remover residuos grasos y se evapora sin dejar residuos. Dado que muchas grasas tiende a retener polvo y otros sólidos, te va a ayudar limpiar esa parte.
      No se qué tan bueno sea para remover residuos de pólvora y no creo que le haga nada al cobre. Pero como complemento a un buen removedor de cobre y carbono debe ser bastante efectivo.
      En cuanto a los otros dos productos, el lubricante con teflon (PTFE) no es muy diferente a lo que yo uso en mis semis. El lunes sale un artículo sobre la lubricación y la semana que sigue uno sobre la protección contra corrosión.
    1. Avatar de montes
      montes -
      Cita Iniciado por DON PIETRO Ver Mensaje
      Excelente informacion compañero; en lo particular para la limpieza de mis piezas siempre trato de utilizar productos hoopess 9, me han dado buenos resultados y como usted comenta deberia de ser practica obligatoria cada vez que se utilice las piezas el realizar limpieza de las mismas ya que ademas de mantener su correcto funcionamiento prolonga la vida util de la pieza, por cierto como anecdota en una ocasion me comento mi armero que le habian llevado dos armas cortas a reparacion porque ya no servian y que ni siquiera cortar cartucho se podia jajajajajja las habian cubierto con aceite de cocina y demas de oler rancio me comento que se hizo como si fuera pegamento que las tuvo que dejar remojando en solvente por dos dias jajaja, eso me lleva a ver que si no se tiene experiencia en el cuidado de las armas lo mejor es dejar el trabajo a los profesionales.
      Hoppes tiene muy buenos productos para la limpieza. La lista de productos mencionada en el artículo está simplemente basada en lo que a mi me es fácil de conseguir y cuyo precio me parece acorde a las propiedades del producto. Los productos Hoppes por acá salen medios caros comparados con las alternativas, por eso es que solo uso la espuma, la cual es bastante práctica.
    1. Avatar de DON PIETRO
      DON PIETRO -
      Asi es compañero montes si son un poco caros pero cuando se le tiene aprecio a las piezas siempre se trata de comprar algo mejor a la medida de las posibilidades economicas.
    1. Avatar de montes
      montes -
      Si viviera en EU probablemente los usaría más, pero por acá el Break Free me sale digamos que, barato (es el lubricante usado por el ejército de acá).
    1. Avatar de Barker
      Barker -
      Gracias por compartir tan excelente post, y plantearlo de una manera tan correcta y comprensible, sobre todo para los que muchas veces compramos lo que nos venden y no lo que necesitamos realmente, por lo pronto uso para limpieza Casey gun scrubber , Würt rost off; y algún aceite en aerosol o en pomo 3M usados para maquinas de coser. pero en el interior es lo que se puede conseguir. Un abrazo y saludos
    1. Avatar de grisly
      grisly -
      exelente aportacion gracias
    1. Avatar de MVMG
      MVMG -
      Excelente , una muy buena y bien explicada información .
      Gracias
    1. Avatar de machindaxter2012
      gracias por tomarse el tiempo de contribuir

      saludos
    1. Avatar de REMINGTON7MM
      REMINGTON7MM -
      Heey compañero muchas gracias por su valiosa aportación a este foro.... felicidades !!
    1. Avatar de colt bisley
      colt bisley -
      Mas completo no se puede. Saludos Montes.
    1. Avatar de IGR
      IGR -
      Claro exelente tema y recuerden colegas de limpiar sus armas despues de ir Al campo de tiro y despues guardarlas para que cuando las vuelvan a usar esten en optimas condiciones no se olviden de la lubricacion que es una parte importante del mantenimiento las armas modernas como glocks springfield xd o mp9 de smith and Wesson el requerimiento es minimo saludos.a todo el foro el primer post de un nuevo suscriptor
    1. Avatar de IGR
      IGR -
      Claro exelente tema y recuerden colegas de limpiar sus armas despues de ir Al campo de tiro y despues guardarlas para que cuando las vuelvan a usar esten en optimas condiciones no se olviden de la lubricacion que es una parte importante del mantenimiento las armas modernas como glocks springfield xd o mp9 de smith and Wesson el requerimiento es minimo saludos.a todo el foro el primer post de un nuevo suscriptor
    1. Avatar de Ian Moone
      Ian Moone -
      Buenas noches y saludos a todos
      Deseo preguntarles si existe algún tipo de problema en limpiar periodicamente armas que solo están guardadas??
      Tengo un par de revolvers que uso solo un par de veces al año los cuales después de usar los limpio y lubrico y van de de nuevo al cajón.
      Durante todo el tiempo que permanecen guardados ( 4 meses en promedio ) más o menos cada mes los limpio y lubrico con nitrosolvente y aceite hoppes ( lo de lubricar me refiero al cañón, cilindros y armazón ya que son pavonados) pero no sé si con esto en lugar de mantenerlos bien conservados los este dañando de alguna forma.

      Espero me puedan orientar
      Gracias de antemano
      Saludos