MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • El Revolver Colt-Walker: Cañón de mano, génesis del poder


    Colt Walker modelo 1846. Vendida en 2008 en subasta por US$920,000 dólares (James D. Julia Auctions, Fairfield, Maine)

    Introducción al tema.
    Perdida entre historias de guerra, emerge poderosa una de las armas más codiciadas. Un revolver de avant-carga, pólvora negra y fulminante recamarado en .44 Cal. que proyectaba una bala cónica de 14.2 gramos, algo inusitado para la época. Un arma robusta que incorporaba distintos elementos propuestos por el joven capitán Walker a Samuel Colt. Un arma que revitalizó a Colt y le dio la oportunidad de reabrir su fábrica, un arma usada en la intervención estadounidense en México (1847-1848), un arma que ganó el mote del arma de mano más poderosa del mundo.

    Haciendo historia: Preludio de guerra.
    La importancia de este evento, a menudo, es minimizada por ignorancia o patriotismo sin sentido de ambos bandos, sin embargo, la guerra México-americana o intervención estadounidense es uno de los eventos que marcó el destino de ambos países en conflicto.

    Desde que los británicos fueron expulsados de las trece colonias a finales del siglo XVIII, la joven república norteamericana tuvo sólo un objetivo en mente: expandirse. Así en 1803 adquirieron Luisiana de los franceses (que sufrían aún el latigazo económico de la revolución, el terror y la república restaurada¹) y en 1819 la compra de la península de Florida, otrora propiedad de España. México por su parte apenas alcanzaba su independencia de España en 1821, una independencia interrumpida y negociada que dio paso a la formación del primer imperio Mexicano (1821-1824).


    Pintura de la Guerra México-Americana (1856)

    En 1823 Stephen Austin, con permiso del gobierno mexicano en transición² comenzó a colonizar los territorios de Texas con muchas concesiones y muchas restricciones del gobierno mexicano. Por una parte se les concedía a los colonos un periodo de gracia con libertad de gravámenes sobre transporte, producción y renta y por otra parte obligaba a los colonos a convertirse al catolicismo, dejar la trata de esclavos y pagar impuestos después del periodo de gracia.

    Para 1829 (durante el gobierno de Guadalupe Victoria), el gobierno estadounidense ofreció al gobierno de México comprar el territorio de Texas por 5 millones de dólares, el gobierno mexicano se negó… respetuosamente. Debido a las tensiones en el centro del país, que se debían, principalmente, a la sucesión presidencial y todos los factores de inestabilidad política-social prevaleciente en México. Los colonos texanos empezaron, con mayor cinismo, a expandir sus reclamos de tierra y violar, flagrantemente, la ley mexicana, porque ni eran católicos, ni apagaban impuestos, ni hablaban español y definitivamente, estaban comerciando con esclavos.

    En mayo de 1833 ocupaba, por primera ocasión, la presidencia de la república el General Antonio López de Santa Anna, lo haría de forma discontinua en diez ocasiones más, con Santa Anna vendría una época de fiscalización que complicaba a los texanos, que no se sentían representados. Santa Anna estableció un régimen centralista y represivo que le dio a los texanos indecisos la perfecta excusa para galvanizar el movimiento independentista que se estaba gestando desde 1830.

    En 1836 Texas declaró su independencia de México, había sólo un puñado de latinos en el movimiento, el más notable de ellos: Lorenzo de Zavala. Santa Anna reaccionó como sabía hacerlo, ordenó una marcha larguísima que atravesó el territorio mexicano y se propuso “…disciplinar a los piratas esos…”. Lo que siguió fue la batalla del Álamo, donde casi 2000 efectivos mexicanos masacraron a los texanos insurrectos, entre los que se encontraban figuras de cierto prestigio como James Bowie, Davy Croket y William Travis (héroes fatídicos que forman parte del panteón estadounidense y justificaran la anexión de Texas con el mote: “…remember the Alamo…”.).

    Santa Anna, lleno de su propio mito, separó sus fuerzas y dio persecución a Samuel Houston que se rehusaba a dar batalla. Después de semanas de un juego de gato y ratón Houston enfrentó a Santa Anna en la batalla de San Jacinto, los rebeldes vencieron y Santa Anna firmó el célebre tratado de Velazco dónde se reconocía la independencia de Texas en 1836.

    Santa Anna salvaría su vida y renunciaría a la presidencia y a la vida pública por un tiempo, los gobiernos mexicanos que le siguieron, como el de Nicolás Bravo (1839) y Anastasio Bustamante (1839-40) desconocerían el tratado de Velazco y establecerían el límite del territorio mexicano en el río Nueces (al norte del río Bravo), incluso en 1842 el mismo Nicolás Bravo había ordenado la invasión de Texas y había logrado entrar tan lejos como San Antonio.

    En 1845, sin hacer gran alarde, el gobierno independiente de la República de Texas pidió su anexión a los Estados Unidos, que fue aprobada el mismo año, ante la mirada atónita de los mexicanos. El mismo año el gobierno de Estados Unidos ofreció comprar Arizona y la alta California a México, esta vez, enérgicamente rehusamos vender. Meses más tarde a través de canales diplomáticos (indirectos) se repitió la oferta, una vez más la respuesta fue NO.

    El 25 de Abril de 1846 tropas estadounidenses de patrulla al mando del capitán Seth Thornton cruzaron el río Nueces (hacía territorio Mexicano) y se encontraron con un regimiento al mando del General Anastasio Torrejón fue una escaramuza que el General mexicano calificó como: “sin consecuencias”, para su contraparte norteamericana James Polk era la excusa perfecta para solicitar al congreso de Estados Unidos la declaración de guerra, en su famoso discurso incluiría la expresión: “...sangre americana ha sido derramada en suelo americano…”. El congreso americano se galvanizó y le declaró la guerra a México.

    México era un país desorganizado, en todos los aspectos, desde la presidencia que se turnaba de interina en provisional en ejecutivo en funciones, hasta la milicia al mando de autoproclamados “generales” hasta la masa social sumida en la ignorancia y dispersa. Mariano Paredes Arrillaga era presidente interino, era un líder tibio, renunciaría en Junio. La defensa del país estuvo en manos de pequeños bandos militares desvinculados de sus pares, desprovistos de equipo, sin liderazgo ni motivos reales para defender una patria que en realidad no entendían como suya.

    Samuel Hamilton Walker.
    Nació el 24 de Febrero de 1817 en Prince George County, Maryland, el quinto de siete hijos. Acudió a la escuela y practicó para aprendiz de carpintería hasta cumplir los 19 años, cuando con un grupo de amigos se enlistó en el ejército. Participaría en la campaña de Creek Indian en Alabama hasta que fue enviado a Florida dónde sirvió como “scout” hasta 1841. Un año más tarde se uniría a los Texas Rangers donde sirvió con distinción.

    En 1846 al estallar la guerra con México, Walker fue elegido Teniente Coronel del primer regimiento de caballería, pelearía en la batalla de Monterey entre septiembre y octubre de 1846. Poco después Walker pidió una comisión y dejo su cargo como Teniente Coronel, aparentemente por tener “diferencias” con su oficial superior. El plan era regresar a Washington y reclutar hombres para regresar al combate en México, con su antiguo cargo de capitán.


    Capitán Sam H. Walker (1844)

    En el camino Walker buscaría al mismísimo Samuel Colt quien sólo dos años antes se había declarado en bancarrota y cerrado su fábrica en Patterson, New Jersey. El Revolver Colt Patterson de 1836 había visto acción en las guerras indias, era un modelo muy común entre oficiales, a pesar de todas sus desventajas, Walker le propuso a Colt algunas “mejoras” y Colt nombró su siguiente modelo en su honor.

    Walker regresó a México en Mayo de 1847 con el cuerpo de voluntarios de Pennsylvania, estaban estacionados en el castillo de Perote bajo las órdenes del general Joseph P. Lane, eran un pequeño cuerpo conformado para combatir a las guerrillas mexicanas. Según J.J. Oswandell, historiador estadounidense, “…Walker y sus hombres exhibían un gran odio contra los mexicanos y en raras ocasiones tomaban prisioneros…”.

    En Octubre de 1847 las tropas de Walker dejaron Perote por órdenes del General Lane con rumbo a Huamantla. Los combates resultaron ser más “espirituosos” de lo esperado y los voluntarios de Pennsylvania enfrentaban guerrillas bien organizadas que les daban poco espacio de maniobra. Al segundo día de combate Walker calló muerto por un proyectil en la espalda o una lanza. Fue enterrado en la Hacienda Tamaris y sus restos enviados a San Antonio al año siguiente. Está enterrado en Odd Fellow’s Cementery en San Antonio.

    Revolver Colt-Walker.
    El revolver Colt-Walker fue fabricado por un corto tiempo en 1847. Recibe el nombre de la colaboración del Capitán Samuel Hamilton Walker y Samuel Colt. Según la historia Walker le solicitó a Colt una pistola más potente con algunas mejoras para los “dragones” de Texas, en algún punto la tradición y el romance de la historia convierten el pedido en un pedido para los Texas Rangers.

    El arma estaría basada en el modelo Patterson de 1836 de Colt sólo que tendría un guardamonte, que no existe en el modelo Patterson, llamador fijo de acción simple, un martillo más fácil de amartillar y el infame calibre .44. El resultado fue un revolver de seis tiros con más de dos kilogramos de peso y un culatazo, que según Colt, “…requeriría de un texano para controlar…”. Se fabricarían sólo 1100 unidades, era un arma muy robusta para el soldado promedio, era muy pesada para ser portada en una fornitura a la cintura (2.2 kg desabastecida) por lo que generalmente se llevaba en la silla de montar.

    Además el cilindro era sensible ante la sobrecarga de pólvora, era un arma proclive a fallos catastróficos y en manos inexpertas: “extremadamente peligrosa”. El arma no podía ser disparada en forma rápida porque el fulminante podía desbastar y hasta quebrar el martillo, la acción se atascaba y el cuerpo del arma, fabricado en latón, era susceptible a deformarse con el tiempo. Contaba con una varilla fija, dispuesta debajo del cañón, que servía para asegurar el proyectil en su lugar a presión, esta pieza, también, era fácil de estropear.

    Existen anécdotas de soldados que se dispararon en el pie y/o la pierna al portar el arma en una fornitura a la cadera. 100 de ellas fueron obsequiadas a oficiales del ejército de Estados Unidos, empresarios y personalidades de la época, otras fueron a los Rangers y/o los dragones de frontera. Su adquisición le abriría la puerta a Colt para otros contratos militares y lo colocaría a la vanguardia en el mercado, años más tarde su sociedad con Browning catapultaría a la compañía³.


    Samuel Colt (1853)

    Los pocos revólveres Colt-Walker que han sobrevivido hasta nuestros días son extremadamente raros y cotizados, tanto, que hace apenas unos años, uno de los Colt-Walker de la época de la guerra México-americana se vendió por la increíble cantidad de US$920,000 dólares en subasta, presuntamente habría visto acción en México (1847) y pasado de generación en generación por los siguientes 150 años y lo demás…es historia.

    Notas para entender la historia.
    ¹La compra de Luisiana, representaba adquirir casi una tercera parte del territorio estadounidense actual (Arkansas, Misuri, Iowa, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Minnesota, Dakota del Norte, Mississippi y, por supuesto Luisiana) desde el golfo de México hasta la frontera con Canadá. La compra fue efectuada por el gobierno de Thomas Jefferson al gobierno de Napoleón Bonaparte (aun fungiendo como cónsul) y permitió que este último financiara su agresiva expansión por Europa.

    El monto de la operación fue de $ 23,213,568 dólares, considerando los intereses. Curiosamente el congreso de EUA estaba en contra de la compra por considerar el precio demasiado elevado.

    ²Gobierno en transición, en 1823 se declaraba el fin del imperio de Agustín de Iturbide I y se planteaba el esquema de la república. Para la joven nación mexicana, el periodo de transición fue un periodo en el cual una docena de personas ocuparon la presidencia de México bajo el título de supremo poder ejecutivo hasta que se estableció el gobierno de Guadalupe Victoria en 1824. Fue una época de desorden y confusión caracterizada por la duplicidad y contradicción de órdenes y disposiciones del ejecutivo (siempre cambiante).

    ³Samuel Colt no fue el primer inventor del revólver, contrario a la opinión popular, el primer diseño de un revólver funcional se le acredita a Elisha Collier, quien inventó un modelo de chispa de 6 disparos, que en su época, tuvo gran aceptación. En 1836 Colt obtuvo la patente de su diseño, al que apodó Patterson (Nueva Jersey), dónde más tarde establecería su fábrica, con el mismo nombre.

    Colt era un pésimo empresario fabricando armas de forma artesanal (lenta, muy lentamente), que creía que embriagando a sus clientes potenciales podía asegurarse contratos. Acumuló numerosas deudas y frecuentemente perdió contratos por falta de cumplimiento en los plazos de entrega. Al final Colt se vio obligado a cerrar su fábrica en Patterson en 1843, después de perder un contrato con el ejército estacionado en Florida, se declaró en banca rota y buscó otros proyectos.

    En 1846 Colt vivía en Hartford, dirigía la empresa de textiles de su familia cuando fue abordado por el Capitán Walker, quien confiaba en las habilidades de Colt para fabricar “una buena arma”. Colt comisionó la fabricación del revolver a otros artesanos, sin embargo, había aprendido su lección, se concentraría en el trabajo y en el producto final no en vender sueños enebretados en comidas caras que no podía pagar.

    Después de cumplir con el pedido Colt reabrió su fábrica, la única diferencia sería que usaría su nombre esta vez, fundaría la compañía: Colt's Patent Firearms Manufacturing Company. Después de la guerra Colt recibió otros pedidos, uno de los más relevantes fue el de la armada que solicitó un arma más práctica y más portable que la Colt Walker, el resultado fue el revolver Colt Dragoon, más tarde la Colt Navy y la lista sigue y sigue…

    Bibliografía:
    - K. Jack Bauer, The Mexican War, 1846–1848 (New York: Macmillan, 1974). Albert Gallatin Brackett, General Lane's Brigade in Central Mexico (Cincinnati and New York: Derby, 1854). Dallas Morning News, November 4, 1941, January 6, 1995.

    - Edmund L. Dana, "Incidents in the Life of Capt. Samuel H. Walker, Texan Ranger," Proceedings of the Wyoming Historical and Geological Society (1882). "Reminiscences of the War with Mexico, As Told by Col. Thos. Claiborne," Vedette 7 (April 1886).

    - Marilyn M. Sibley, ed., Samuel H. Walker's Account of the Mier Expedition (Austin: Texas State Historical Association, 1978). Charles D. Spurlin, "Ranger Walker in the Mexican War," Military History of Texas and the Southwest 9 (1971).

    - Charles D. Spurlin, comp., Texas Veterans in the Mexican War: Muster Rolls of Texas Military Units (Victoria, Texas, 1984).

    - Vertical Files, Dolph Briscoe Center for American History, University of Texas at Austin. Walter Prescott Webb, The Texas Rangers (Boston: Houghton Mifflin, 1935; rpt., Austin: University of Texas Press, 1982).

    - Subasta Colt-Walker James D. Julia

    Autor: Kuno
    Comentarios 5 Comentarios
    1. Avatar de ZORRO57
      ZORRO57 -
      Exelente, no solo para saber de armas, también de nuestra historia.

      Gracias a Kuno
    1. Avatar de el Ness
      el Ness -
      excelente informe !!!!!!!! la historia es el arma perfecta de los pueblos que no quieren caer dos veces en el mismo error !!!!! gracias compañero por lo detallado de su redacción
    1. Avatar de sabrosoart
      sabrosoart -
      exelente aporte de historia.....en lo personal conozco uno creo que es modelo old navy de calibre mas grande y trabaja igual con polvora negra y fulminante....son unas piezas de coleccion imagino...
    1. Avatar de Tlahuica Queretano
      Sabían que ese revolver Colt Walker que se subasto en 920,000 dlls, salió de México, así es, era parte de una colección privada en México y se lo llevaron a los Estados Unidos en los 50s pagando por él una baba de perico. Por ahí tengo las fotos y el artículo, lo voy a buscar para subirlo.
    1. Avatar de caballeroleon
      excelente relato amigo me podrian ayudar a evaluar esta colt calibre 44 de avancargavancarga