MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • War Horse II - La caballería en Mexico



    “A caballo nos conquistaron, a caballo obtuvimos nuestra libertad”

    El caballo y el hombre, una dupla importante en la historia universal y en la historia mexicana. Así lo encontramos en la conquista de México, en la guerra de Independencia, en las guerras extranjeras, en la reforma, en el imperio y en la Revolución Mexicana.

    El contacto de los pobladores indígenas de América con el caballo, se remonta a la época de la conquista. En 1519, Hernán Cortés originario de Extremadura, España zarpó con su flota, decidido a emprender la conquista de México. Llevaba bajo sus órdenes menos de 700 hombres entre marinería y soldados. Cuando la expedición llegó a México en abril, las tribus del litoral, sometidas a los aztecas, acogieron a Cortés como libertador, identificándolo como Quetzalcóatl.

    Cortés desembarca en Veracruz en 1519. El dios rubio, de piel clara y ojos azules, que según la leyenda había de regresar en su ayuda, procedente del mar. Al desembarcar, los conquistadores españoles traían consigo 16 caballos a quienes los habitantes indígenas confundieron como caballo y jinete en un solo ser. Las armaduras, los cañones y los fusiles contribuyeron a la convicción de que Cortés y sus hombres eran seres superiores, declarándose la población indígena en sumisión. Las huestes del extremeño en Tabasco hicieron por primera vez su aparición bélica con 'pretales y cascabeles', mostrando el arte de montar a los nativos. En tiempos de conquista, los caballeros portaban armadura, a veces mallas, yelmo y rodela. La caballería fue un arma de gran provecho en la conquista, y aun muchos años después.


    Hasta 1619, los caballos estaban prohibidos para los indígenas y los criollos, aún cuando ellos fueran descendientes de reyes. Conocido es que la legislación europea fue inflexible para castigar a los infractores incluso con la pena de muerte. Sin embargo, los indios y los mestizos tenían que ocuparse del cuidado de todos los animales y como los caballos estaban en libertad, había que lazarlos, jinetearlos y amansarlos con la reata. Fue así como Don Antonio de Mendoza, virrey de la Nueva España, se vio obligado a otorgar permisos para que los indios montaran, pues había que defender la tierra y cuidar el ganado.

    A lo largo de la Colonia y en la época de la Independencia, abundaron los hechos importantes de nuestra historia en los que el hombre a caballo jugó un papel de vital importancia, tanto en las luchas, como en el mantenimiento de la paz. Se remonta al siglo XVIII, cuando un contingente de soldados llamados “Dragones de la Cuera”, vigilaban los presidios desde Bahía Matagorda, en el Golfo, hasta el río Sacramento, en California del Norte. El grupo protegía a la Nueva España de las invasiones de los indios bárbaros, allá por 1730. Durante la guerra de Independencia, se les nombraba “cuerudos” (1*) y eran conocidos por su habilidad con el manejo de la reata para lazar “realistas” en la región del bajío.


    El 16 de Septiembre de 1810, a las dos de la mañana, Miguel Hidalgo se levantó con su pueblo en Dolores, ahí apresaron a los españoles que vivían ahí, y decidieron regresar a San Miguel a fin de obtener al regimiento siempre leal a Ignacio Allende de los Dragones de la Reina ya que con este se le podría dar al movimiento una tropa bien organizada. El día 28 ocupó Guanajuato y tomaron la Alhóndiga de Granaditas.

    Durante la revolución de Texas la mañana del 6 de marzo de 1836, Antonio López de Santa Anna, ordeno “el toque a degüello” contra la milicia de secesionistas texanos, que ordenaba a las tropas de la caballería mexicana entrar en combate sin dar ni pedir tregua ni cuartel. Este toque incluía la orden de no tomar prisioneros, aunque se rindieran y a estos se les degollaba a cuchillo de "oreja a oreja" , lo demás es cosa de la historia.


    En los recuerdos de un viejo soldado de La Laguna, que habiendo militado bajo las órdenes del general Antonio López de Santa Anna, precisamente en la batalla de Buena Vista, o de La Angostura, menciona que el día 23 de febrero de 1847, la caballería mexicana realizó una carga que en la historia se recuerda como la carga dragona, donde cerca de 4500 jinetes (2*) destrozaron las líneas americanas bajo el mando del general Zacharias Taylor. Así lo registran en sus diarios muchos soldados americanos, como un hecho inusitado y grandioso.

    Era impresionante ver que al toque del clarín las evoluciones sincronizadas de 7 regimientos de caballería preparándose para un asalto, y como a las 8 de la mañana al disparo de un cañón, una masa de hombres a caballo realizaría la famosa carga dragona. Al ver el empuje mexicano ordena la retirada que se realiza en forma por demás desordenada.

    Durante la revolución vemos muchos ejemplos de empleos de la caballería. En la toma de Paredón por las fuerzas de la División del Norte, se realizó una de las cargas de caballería más impresionantes en la historia de México.


    "A las diez y media de la mañana, el enemigo rompió el fuego con su artillería. A gran distancia se perciben las detonaciones y se observan en lo alto tenues nubecillas de blanco humo producido por la explosión de las granadas, los tiros de los enemigos son cortos no nos alcanzan. En esos momentos llega el general Villa, con su estado mayor y su escolta de dorados. Uno de estos últimos arroja a distancia una granada de mano que hace ruidosa explosión, es la señal convenida”

    Un huracán de caballos y de hombres pasa raudo por nuestros flancos. Es un espectáculo grandioso; seis mil caballos envueltos en una nube de polvo y sol. Truena la artillería, crepita la fusilería, tabletean las ametralladoras, la brigada Zaragoza va al frente, han transcurrido apenas quince minutos y el enemigo huye en todas direcciones, una masa de dragones federales de más de mil amenaza nuestro flanco derecho, las brigadas Juárez y Villa se lanzan contra ellos, los federales flaquean y vuelven grupas, el combate ha terminado. Nuestra artillería no realizó ningún disparo. Así fue la toma de Paredón y la carga de los 6,000 dragones villistas.


    Pero con toda esa gloria, no siempre podían obtener la victoria, estos mismos Dorados se estrellarían contra una defensa bien planeada en la Batalla por Ébano, en que se puso de manifestó la ineficaz forma de ataque que emplea y su ignorancia en el arte de la guerra pues no llegaban ante las trincheras, con más títulos de gloria que los que le había proporcionado la fuerza brutal del choque de sus caballerías, que había empleado con éxito en las llanuras del norte y cuya forma quiso aplicar a todos los terrenos. De los más de 13 mil hombres que empezaron el combate, sólo seiscientos regresaron a incorporarse a la División del Norte.


    En la mañana del 8 de mayo de 1920, luego de que al mando de los Generales Máximo Rojas y Reyes Márquez, atacaran de improviso el tren presidencial, en su marcha rumbo de Veracruz, En Apizaco es donde Seria la ultima carga a sable de la Caballería Mexicana, en medio del tiroteo, el Coronel Rodolfo Casillas, Comandante en Jefe de la Escuela de Caballería, desembarca sus dragones y rodea una pequeña loma, con la finalidad expresa de caer sobre el flanco enemigo, muy ocupado en el intercambio de disparos con los alumnos de infantería abordados en el convoy presidencial, y que lo defenderán hasta la última bala.

    “He ahí el cuadro glorioso, he ahí la gesta sublime, ambicionada, he ahí el imán poderoso que tenían enfrente los bravos cadetes de caballería del Colegio Militar, que desbordaban de coraje y de entusiasmo cuando para comenzar lo que había decidido el mando, escucharon la firme, la enérgica y vibrante voz de: “Al Hombro Sable”, dada por no sus menos bravos Comandantes de Escuadrón, de aquellas inolvidables secciones de valientes muchachos y después un “¡Al Galope!”, como incontenible avalancha, como huracán arrollador, como maldición endemoniada para las huestes rebeldes comandadas por los Generales Máximo Rojas y Reyes Márquez, sobre ellas se lanzaron, al singular e incomparable, la varonil grito de “¡Carga!”, los jóvenes dragones, aquella memorable tarde del mes de mayo de 1920...''


    Surgiendo tras de la pequeña loma que mira al pueblo, aparecer la numerosa y fresca, lanzada a toda la brida, la Escuela de Caballería, palpitante de odio.... Los atacantes, sorprendidos, abandonan el asalto al tren y se dirigen hacia la sección montada... Y entonces, soldados y civiles, el presidente y gabinete, y aún los habitantes de Apizaco presenciaron un espectáculo maravilloso propio de las pasadas guerras: la Carga de Caballería, hoy ya olvidada, y que las actuales y nuevas generaciones tal vez no tendrán oportunidad de admirar. Arrollando a los infantes bajo el andar de sus fogosos corceles, y blandiendo el sable, ciegamente tras su estandarte, entrando en lid gloriosa contra los enemigos del orden, al frente de su tropa, el Coronel Don Rodolfo Casillas, que hace enrojecer su espada de sangre hasta la empuñadura...

    “El resultado tenía que ser el que lógica e irremediablemente se imponía; el desenlace no podía ser otro que el previsto, inconcusa, incontrovertiblemente; el coronamiento de esa carga, Sin embargo, de la fuga en cuestión, habíamos cargado tan velozmente, que llegamos a alcanzar y rebasar a algunos soldados enemigos. Pero reaccionando los nuestros, ya sin vacilaciones acuchillaron furiosamente a los hombres de Reyes Márquez. Minutos después llegaron también algunos amigos montados, mandados por el General Pilar Sánchez, a quién le tocó abatir todavía con su .45 a algunos de los alzados...''


    A partir de 1920 el cuerpo de caballería comenzó su modernización, hasta convertirse en la caballería motorizada que el día de hoy conocemos, quedando ahora solo para actuaciones cívicas y deportivas.

    En el criadero militar de ganado de Santa Gertrudis, en el estado de Chihuahua, tienen a su disposición dos razas de caballos los cuales emplea ya sea para trabajo o en exhibiciones deportivas, estas razas son el criollo militar y el warmblood militar.

    Caballo Criollo Militar.
    Este se formo a partir de cruce de caballos árabes, españoles, berberiscos, cuarto de milla y pura sangre ingles, estas manadas son criadas en libertad sobre todo en la meseta del norte del país, son caballos de poca alzada y gran rusticidad.


    Caballo Warmblood Militar.
    Tiene su origen el 5 de Mayo de 1988, en el CIAGEEM, El Ciprés, Ensenada, Baja California, México donde se insemino artificialmente a la yegua pura sangre inglesa Valiant Rose, que fue la primera del programa, se utilizo semen refrigerado aerotransportado desde E.U.A del caballo Warmblood semental elite "ANSAS" de raza hannoveriana el cual proviene de una familia de campeones mundiales en salto, todo esto gracias al programa de zootecnia ecuestre de caballos Warmblood nacional del ejército mexicano. En ese año se inseminaron artificialmente 6 yeguas más con semen proveniente de "ANSAS" las cuales se entregaron como pie de cría.


    Aunque el Ejército ya ha abanado los caballos, estos no han desaparecido del todo en la acción. Los cuerpos de Defensas Rurales son unidades constituidas por ejidatarios organizados, equipados y adiestrados para que cumplan los servicios que establece el instructivo para la Organización, estos grupos de hombres, quienes portan armas largas calibre 7.62 y visten uniformes color azul, con insignias que los distinguen se encargan de realizar recorridos en las zonas boscosas en camioneta y a caballo donde comúnmente es de difícil acceso, para auxiliar en la persecución, captura y consignación de trastornadores del orden y seguridad púbica, tales como abigeos, bandoleros, talamontes y otros delincuentes.

    “Nacer, vivir y morir, siempre de caballería”


    (1*) También se les conocía como chinacos.
    (2*) Algunas fuentes citan 4000 y hasta 5500 jinetes, mexicanos durante la batalla.

    Para saber mas; Historia del Ejército y de la Revolución Constitucionalista, El diario de Coahuila, Órgano Informativo de la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Equinos, A.C, Milenio, Historia de México, La Gran Fuerza de México (vídeo).

    Un "me gusta" no cuesta nada y se agradece

    Autor: Cazador en .22
    Comentarios 11 Comentarios
    1. Avatar de jcesqui
      jcesqui -
      pos gracias por complacerme exelente info la caballeria en mexico esta arraigada sobre todo aca en el norte donde aun se crian caballos y se emplean en el trabajo propios de la ganaderia, saludos.
    1. Avatar de dragonbooster1995
      de esto me acorde y buen aporte
    1. Avatar de jcasil
      jcasil -
      Soldado de a Caballo, aquel que conquisto una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Lóndres de 1948, montando un caballo tuerto, y se impuso sobre todos los competidores, su nombre Humberto Mariles, y su compañero de dupla Arete.
    1. Avatar de COLT45SAA
      COLT45SAA -
      Excelente informacion.
      Por eso dice nuestro glorioso himno nacional:
      Mexicanos, al grito de guerra
      el acero aprstad y el bridon

      la palabra bridon viene de brida y se refiere a un caballo ensillado "a la brida" es decir con estribos largos.
      La palabra brida viene del frances bride y del aleman bridel(rienda)

      los soldados de caballeria usan estribos a la brida (estribos largos) pues asi tenian las piernas fuertemente alrededor del caballo. Eso les permite usar ambas manos en un combate sin caerse del caballo.

      Aunque el diccionario de la lengua española se refiere o dice "caballo elegante y con brio"
    1. Avatar de 30-30 canana
      30-30 canana -
      Pues yo me acuerdo de haber leído un libro que un bridon es un caballo entrenado para la guerra, y hasta vi la palabra en dos poemas que hablaban de los jinetes mexicanos, yo desconocía que el termino viniera de las bridas.
      Muy buen tema
    1. Avatar de Barker
      Barker -
      Breve, y bien narrada la historia gracias compañero
    1. Avatar de ComandoLagartija
      Aprestad el bridon, se refiere a las bridas de los caballos, al que ban sujetas las riendas con lo que se controla al caballo. Buen material saludos!!!!
    1. Avatar de Ernesto GS
      Ernesto GS -
      Sigan al pendiente de la pagina principal.
    1. Avatar de glockUS
      glockUS -
      Excelente
    1. Avatar de pericodeoro
      pericodeoro -
      Fenomenal amigo tu articulo y "arriba la caballeria".
    1. Avatar de Jucabo
      Jucabo -
      Muy buena información.