MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • Bonnie & Clyde: una pareja peligrosa


    Las vidas de Bonnie Parker y Clyde Barrow han sido objeto de escrutinio por muchos años, Joseph Geringer los llamó: “Romeo and Juliet in a getaway car” (Romeo y Julieta en un auto de huida), una pareja de jóvenes apasionados unidos en una era de desesperación que jugaron un peligroso juego del gato y el ratón con la policía, involucrando a 10 estados de la unión americana en la primera búsqueda nacional de fugitivos. Orquestaron dos exitosos escapes de prisión, eludieron a la policía en múltiples ocasiones, fueron responsables de al menos 15 muertos y numerosos asaltos a tiendas, gasolineras y bancos, eran una pareja peligrosa y esta es su historia.


    Símbolo de la crisis de 1929

    Introducción y contexto
    Los años 20 son conocidos como los felices años 20 en la cultura americana, la economía parecía marchar bien, acababa de terminar “la guerra que daría fin a todas las guerras” y aunque la Volstead Act (ley seca) estaba en vigor, la gente parecía beber más y pasarla aún mejor. La industria automotriz avanzaba, la electricidad y demás servicios básicos eran una realidad en las ciudades, se abrió una nueva era de consumismo gracias a la producción en masa y la venta por catálogo, es la era del jazz y, quizá, la primer revolución sexual del siglo, es un buen momento para estar vivo.

    Durante la década de los 20 Estados Unidos se consolidó como una potencia mundial, un fenómeno que tiene que ver un enorme proceso de industrialización privada que venía ocurriendo desde el siglo XIX. La tasa de desempleo se encontraba en menos del 5 por ciento y las empresas productivas en, prácticamente, todos los sectores buscaban seguir creciendo. Para lograr capitalizarse y seguir creciendo una empresa solicitaba préstamos a inversionistas o bancos a tasas fijas o variables, algunos otros, muchos otros, volvían sus empresas públicas y buscaban inversionistas a través de la compra y venta de acciones en la bolsa de valores.

    La bolsa de valores es como un gigantesco casino, dónde en lugar de apostar al rojo, al negro o a un número, se apuesta al crecimiento de una empresa y/o una industria basados en patrones de consumo contrastados por la percepción que se tenga de tal o cual empresa o sector productivo. El asunto en 1929 es que la especulación sobre el crecimiento había generado burbujas económicas que debían “reventar” para equilibrar el sistema. Estados Unidos tenía una legislación muy laxa respecto de la especulación en el mercado de valores, por lo que, a pesar de los signos de advertencia, el sistema financiero colapsó el jueves 29 de Octubre de 1929, también conocido como el “jueves negro”.

    De la noche a la mañana los bancos que tenían sus fondos “atados” a inversiones perdieron todo, cuando los bancos se declararon insolventes, reventó la industria, después se produjo un desempleo masivo en todo el país, que en su punto más álgido alcanzó el 65 por ciento de la población. La magnitud de la crisis fue tal que afectó a más de veinte países en todo el mundo. A penas un año después del jueves negro la tasa delincuencial se multiplicó exponencialmente, la gran mayoría robaba para poner comida en el plato de su familia, algunos otros lo hicieron por falta de opciones, otros lo vieron como negocio.

    La prohibición generó un mercado negro para la producción, distribución, almacenamiento y consumo de bebidas “espirituosas”, también generó un crimen organizado altamente regimentado e innovador, pero además generó tal desesperación, aunada a la depresión económica, que generó un nuevo mercado de consumo. La falta de oportunidades tanto de empleo como de crecimiento y la inhabilidad del estado para mantener el orden generaron una nueva clase de delincuente de carrera de los más jóvenes que, más que ver una forma fácil de hacer dinero, hicieron una carrera del delito. A menudo encontramos casos de chicos que, simplemente, no la midieron, pero en la década de los 30, la apuesta era tan clara como ahora: “…get rich or die trying…” (Volverse rico o morir en el intento).


    Bonnie Parker (1932) con un piro y una Colt .38 esp. Se cree que nunca disparó en contra de nadie y no fumaba puros, sino Lucky Strikes, lo que hace a la fotografía singular es la pose de Bonnie tan distinta a la de una "dama" en los años 30

    Bonnie Parker: Poesía y amor.
    Bonnie Parker nació el 1 de Octubre de 1910 en Rowena, Texas, la segunda de tres hijos del matrimonio entre Henry y Emma Parker. Era un matrimonio feliz de clase trabajadora, vivían cómodamente del salario de Henry en la construcción hasta 1914 cuando murió inesperadamente. Emma mudó a la familia a Cement, Texas, a casa de su suegra, pero este no sería cualquier cambio de ciudad, Cement City era uno de los pueblos más pobres y con menos oportunidades de la unión americana.

    La vida de Bonnie en Cement fue de lo más ordinaria, era una estudiante destacada que ganó concursos de deletreo, leía novelas románticas y escribía poesía, sin embargo, estaba completamente aburrida con su vida. Para la época en que entró a la preparatoria, Bonnie era una chica rubia y delgada (media 1.50 m unos 4 pies 11 pulgadas), con un cuerpo bien proporcionado, un rostro delicado y un carácter afable.

    A la edad de 16 años se casó con Roy Thornton, un chico malo local cuatro años mayor que ella, Bonnie dejó la escuela y la casa de su abuela para vivir con Roy. Se tatuó el nombre de Roy y el suyo dentro de un corazón en la entrepierna, desafortunadamente para ella la luna de miel fue corta y el matrimonio amargo. Roy estaba de viaje casi todo el tiempo y menos de un año después de casarse fue arrestado por robo (y quizá homicidio) y sentenciado a cinco años en prisión.

    Cada que Roy estaba de viaje Bonnie conseguía un empleo provisional, o al menos eso pensaba ella, a menudo de camarera o de mesera, se le recuerda como mesera en el café Marco’s al este de Texas, dónde, sin saberlo, le servía café a varios policías que un par de años más tarde estarían tratando de atraparla.


    Clyde Chestnut Barrow (1932) con un rifle B.A.R. calibre 30.06 y una escopeta calibre 10 Recargado sobre un auto de huida

    Conociendo a Clyde Chestnut Barrow.
    A menudo se encuentra en biografías con el nombre “champion” en vez de “chestnut”, ya que fue el nombre que Clyde dio a las autoridades al momento de su primera detención (1930).

    Clyde nació el 24 de Marzo de 1909 en Telico, Texas, el sexto de ocho hermanos, su familia se dedicó a la agricultura hasta mediados de 1921, cuando se mudaron al Oeste de Texas, vivían en una situación precaria. Estudió hasta el quinto año de primaria, antes de dejar la escuela definitivamente. Durante esos años se involucró en robos menores de animales (gallinas, guajolotes, etc.), existen una o dos historias de un robo a caja fuerte, pero nada serio.

    En 1928 dejó la casa de sus padres, tenía apenas 19 años, era blanco, delgado, con el cabello castaño y medía 1.72 metros (5 pies 7 pulgadas), tenía la cara de niño. Tocaba el saxofón en aquellos días y era fanático de las películas de vaqueros.

    En Octubre de 1929 fue arrestado junto con Frank Hardy y William Turner en el hotel Roosevelt en Waco, Texas. A Hardy y Turner los buscaban por robo, en el momento del arresto Clyde lloró y contó al jefe de policía Hollis Barron que todo era un error, que él sólo había pedido “aventón” y que desconocía a los acusados, después de algunas horas Barron lo dejo ir, seguramente por su expresión inocente y juvenil, pero sería la última vez que se salvaría.

    Durante los siguientes meses Clyde se vería involucrado en una docena de robos sin violencia, a cajas fuertes y de autos en Waco, Denton y a lo largo del Oeste de Texas. Se convirtió en un ladrón de autos muy eficiente. Se especula que durante esta época Clyde no estaba armado ni había manifestado una conducta violenta, muchos y quizá, todos, sus “trabajos” evidenciaban la necesidad de la época más que la maldad, recordemos que el desempleo a principios de los años 30 era tremendo.


    Bonnie y Clyde (1932)

    Amor a primera vista: Bonnie y Clyde se conocen.
    En enero de 1930 Bonnie conoció a Clyde a través de amistades en común, en West Texas, la atracción fue inmediata. Salieron juntos en varias ocasiones, reían juntos y la pasaban bien. Sólo unas semanas después de haberse conocido, Clyde fue arrestado en conexión con mercancía robada en Denton, fue transferido a Waco dónde confesó algunos delitos menores, entre ellos robo de autos, fue sentenciado a dos años de prisión. Bonnie pasó algunas semanas devastada por el arresto de Clyde, decidida a no esperar introdujo un arma a la prisión donde él estaba.

    Clyde fue encarcelado, por mera casualidad, con William Turner y Emory Abernathy. Turner le revelaría a Clyde que tenía un arma oculta en casa, que si alguien la trajera podrían huir, Clyde no se atrevería a pedírselo a su familia, pero Bonnie era perfecta para eso. Bonnie Parker hizo el viaje al condado vecino, probablemente en autobús, encontró el arma y se la llevó a Clyde, era un pequeño revolver 32/22 de la compañía Premier (absorbida por Remington y después descontinuado). Se fugaron el 11 de Marzo de 1930 usando el arma que Bonnie le llevo, fueron recapturados una semana más tarde en Middletown, Ohi, Bonnie no estaba con ellos y su participación se supo mucho después.


    Revolver 32/22 Premier (compañía absorbida por Remington)


    Penitencieria de Eastham Farm, ahora abandonada (1972)

    El hoyo del infierno: Clyde en prisión.
    Después de su recaptura Clyde Barrow fue enviado a la infame prisión de Eastham Farm, Texas, célebre por su dureza en el sistema penitenciario. Después de sólo unas semanas en prisión Clyde cambió, se especula que tuvo que ver con una violación que sufrió a manos de un interno llamado Ed Crowder, quien resultaría muerto a manos de otro interno varios meses después. Se cree que Ed Crowder fue asesinado por Clyde Barrow en venganza por haber sido violado por él.

    La vida se había vuelto insoportable para Clyde y pensó que sería transferido si se incapacitaba de alguna manera, Eastham Farm era célebre por su “programa de trabajos forzados”, por lo que pidió a uno de sus compañeros que le amputara dos dedos del pie con un hacha, para su desgracia eso no consiguió que lo transfirieran, pasaría dos años en Eastham Farm hasta su liberación (libertad condicional) el 2 de febrero de 1932, gracias a los esfuerzos de su madre quien conseguiría una especie de indulto, sale de prisión aun usando muletas.

    Su tiempo en prisión cambiaría definitivamente a Clyde entró siendo un adolescente con mirada inocente y salió como un hombre de cara dura. Clyde prometería que nunca volvería a prisión, juró morir antes de volver, lo dijo así cada que se tocó el tema (estadísticamente uno de cada diez internos es víctima de violación en el sistema penitenciario estadounidense, esto es hoy en día, cuando existe mayor seguridad, cámaras, etc.).

    Vida Bandida: Bonnie Criminal.
    Días después de la liberación de Clyde de Eastham Farm, volvió a ver a Bonnie, era como si el tiempo no hubiera pasado. Después del reencuentro, Clyde habría de intentar, por algunas semanas caminar derecho y conseguir un empleo, pero la difícil situación económica que había dejado la crisis de 1929 aunada a su inhabilidad para mantener un empleo lo empujaría a continuar en la vida bandida.

    La banda de los Barrow, a menudo integrada por Ray Hamilton, Buck Barrow, Blanche Barrow, Henry Methvin y Bonnie Parker, entre otros personajes secundarios que cambiaban, se dedicaba al robo de tiendas generales en el área de Texas, en un inicio, aunque gradualmente fueron elevando la apuesta hasta convertirse en ladrones de bancos que cambiaban de residencia constantemente.

    En abril 13 de 1932 Clyde robó un auto con Bonnie, él regresaba de Massachusetts donde había intentado conseguir un empleo, el auto robado, un Ford V8, llamaba mucho la atención en Texas, cuando un oficial se acercó al auto Bonnie esperaba a Clyde, consciente de la promesa de Clyde de no volver a prisión, Bonnie no dijo nada, fue detenida y llevada a prisión en Kauffman, Texas, por un par de meses en tanto se esclarecía en asunto, durante ese tiempo escribiría el famoso poema “the story of suicide Sal” (la historia de Sal el suicida).

    Mientras tanto, Clyde robaría la tienda general de la ciudad de Kaufman, durante este robo moriría asesinado John Butcher, dueño de la tienda, aunque se especula que no fue Clyde quien mató a Butcher, ya que lo conocía y decidió esperar en el auto de la huida. Las autoridades le colgaron este muerto también.

    Bonnie sería liberada por falta de evidencias en Mayo o Junio de 1932. Raymond Hamilton y Clyde Barrow estaban en Atoka, Oklahoma, en Agosto 5, Ray y Clyde estaban bebiendo en un auto estacionado cuando dos policías C.G. Maxwell y Eugene Moore se acercaron a investigar, fueron asesinados a tiros. Hamilton sería arrestado semanas más tarde y condenado a 263 años en prisión por el homicidio de los oficiales.

    Existe cierta controversia sobre la decisión de Bonnie de dedicarse a la vida “bandida”, algunos especulan que fue arrastrada a la vida por Clyde, sin embargo, en la primavera de 1932 Bonnie tuvo una clara opción, aún no tenía un historial delictivo, podía empezar de nuevo, sin embargo, decidió estar con Clyde y ser fiel a él.


    Raymond Hamilton (1934)

    Durante los siguientes dos años Bonnie y Clyde robarían autos, tiendas y bancos en cinco estados: Texas, Oklahoma, Missouri, Luisiana y Nuevo México, se mantendrían cerca de las fronteras (entre estados) para ayudar a su escape, utilizando la legislación vigente en aquel momento, que prohibía a la policía local perseguir a presuntos delincuentes más allá de su “jurisdicción”.

    Clyde tenía un increíble sentido de la orientación y la navegación, constantemente estudiaba mapas, conocía cada camino polvoriento y cada sendero, lo que facilitaba sus escapes de la ley. Además cambiaban de auto constantemente, robaban un auto fresco cada que cambiaban de ciudad, al que también cambiaban las placas, lo que los hacía aún más difíciles de identificar.

    La pandilla Barrow: Happy times.
    En marzo de 1933 Marvin “buck” Barrow era liberado de prisión y se uniría a W.D. Jones, un ladrón de poca monta, Bonnie, Clyde y Blanche, su segunda esposa en Joplin, Missouri. Rentaron una casa con un amplio garaje, esta es la época de la prohibición, donde la policía buscaba a fabricantes, distribuidores y acumuladores de “cualquier bebida espirituosa”. A principios de Abril la policía intentó catear el domicilio, los de adentro dispararon, los de afuera contestaron, la pandilla escapó.

    Jones y Clyde fueron heridos y dos policías más resultaron muertos en el tiroteo. La policía encontró un perdón criminal a favor de un Marvin Barrow, una guitarra, casquillos de ametralladoras Browning (B.A.R calibre 7.62 mm), un arma que ningún civil debería tener y que la policía no tenía (los policías locales sólo usaban el revolver .38 especial y no más), además de varios rollos de película sin revelar.

    El contenido de los rollos de película encontró su camino hasta los periódicos y nació el mito de Bonnie y Clyde, una pareja de jóvenes con armas, revelándose contra el sistema, en una época que el sistema parecía haber olvidado a sus ciudadanos. La opinión pública se refería a ellos como una especie de “robin hoods”, aunque jamás entregaron ningún dinero ganado a favor de nadie, que no fueran ellos mismos.

    En Mayo de 1933 la pandilla viajaba en un Ford (robado) por un sendero polvoriento en Wellington, Texas, era uno de los caminos rurales que Clyde conocía bien, al pasar por un puente el auto quedo atrapado con Bonnie adentro, algunos campesinos se acercaron a ayudar, pero recularon al ver el arsenal que se asomaba dentro del auto. Jones, nervioso disparó (probablemente una escopeta) en dirección al grupo de granjeros, una mujer joven recibió el impacto en la mano, se la desprendió por completo, los granjeros fueron por sus armas y abrieron fuego contra la banda, una vez más lograrían huir después de robar un auto.

    Algunas semanas más tarde se establecerían en Red Crown, un campamento para turistas en Platte city, Missouri. Habían rentado una cabaña con garaje. Estuvieron en el lugar sólo un par de días. El hecho de viajar en grupo, además de la historia de lo que había ocurrido en Wellington, les había quitado la celebridad, eran fugitivos peligrosos y ya no tenían a la gente de su lado.

    La policía los visitó en Platte City, se produjo otra refriega, sólo que esta vez Buck sería herido de gravedad, en la cabeza, hombro y cadera, Blanche, su esposa sería lesionada por metralla producida por los disparos y una vez más robarían un auto y escaparían.

    Tres días más tarde los encontrarían en un parque público para turistas en Dexter, Iowa. Un camarero había dado informes a la policía de “actividades sospechosas”. Al parecer Clyde, había comprado comida para varias personas y la había llevado al bosque, cuando se suponía que venía sólo con su esposa, Bonnie, quién curiosamente seguía casada (legalmente al menos) con Roy Thornton.

    Cuando empezaron los disparos, Jones y Clyde se llevaron a Bonnie, aún herida del incidente en Wellington, a rastras, A Buck le dispararon, Blanche se quedó con él, ambos fueron arrestados, Buck murió a causa de sus heridas cinco días más tarde y Blanche fue sentenciada a diez años en prisión en Missouri. Todo lo que se sabe de la vida en el camino a “ninguna parte” (the road to nowhere), como le llamarían a los viajes de la pandilla Barrow, así como las historias íntimas de Bonnie y Clyde vienen del diario de Blanche en prisión.


    Blanche Barrow (1933) Detenida por la policía después de la huida de Bonnie, Clyde y W.D. Jones

    Algunas semanas más tarde Jones dejó a Bonnie y Clyde, y poco tiempo después fue capturado en Texas, cuando visitaba a su familia. Alegó que Bonnie y Clyde lo tenían secuestrado y amenazado de muerte, que sólo estaba con ellos por miedo, nunca reconoció el incidente en Wellington, Texas, ni haber tenido participación en ninguna otra “balacera”, tenía 17 años.

    En Noviembre, Bonnie y Clyde volverían a Texas para visitar a sus familias, las heridas de Bonnie, la habían dejado con terribles secuelas en la pierna (incidente en Wellington). El sheriff Smoot se enteraría del viaje de la pareja, seguramente por Jones, y con algunos de sus hombres prepararían una emboscada, por soberbia o estupidez Smoot no pidió refuerzos, lo que probaría ser un grave error. Estaban armados con revólveres y algunas escopetas, mientras que Bonnie y Clyde usaban la temible B.A.R.; al producirse el tiroteo, un oficial quedaría herido de gravedad, la pareja de forajidos se llevaría varios impactos en las piernas, pero lograrían escapar.

    El asalto a Eastham Farm.
    En Enero 13 de 1934 Bonnie y Clyde estaban sentados en un Ford V8 coupe, en una callada tarde de sábado, esperaban a Floyd Hamilton y Jimmy Mullens, los hombres acababan de escabullirse a través de la alambrada de púas perimetral de la prisión de Eastham Farm, en Huntsville, Texas. Clyde les había dado un par de Colts calibre .45 ACP y varios cargadores para que la ocultaran en un tubo de drenaje, preparaban la fuga de Raymond Hamilton, hermano de Floyd.


    Colt .45 ACP de Clyde Barrow (vendida en subasta por US$16,000 dólares)

    El domingo 14 Floyd visitaría a su hermano, sentenciado a 226 años por robo de automóviles, asalto bancario y homicidio, era común que Floyd visitara a su hermano, sólo que esta visita revelaría los detalles que tenían planeados para la fuga. Al día siguiente, Aubrey Skelley, se dirigió al patio donde retiró las armas, tenía a su cargo el mantenimiento de edificios y patios, aunque era un interno, retiró un tubo dónde habrían estado las armas y lo introdujo al bloque 1 dónde Joe Palmer, condenado a 25 años por robo, escondió las armas en su celda.

    El martes 16 de Enero fue un día húmedo y frío, la prisión de Eastham Farm estaba ubicada a 45 millas del pueblo más cercano, en una zona boscosa, lo que la hacía ideal para mantener a los prisioneros dentro, pero vulnerable contra un ataque. Bonnie, Clyde y Floyd estacionaron el Ford V8 cerca de un claro a un par de kilómetros de la prisión, estaban armados con B.A.R.s cal. 30.06, y una colección de armas cortas.

    Esperaban a que saliera el grupo de internos al claro para las maniobras típicas de “trabajos forzados”, levantar heno del suelo y apilarlo. El grupo de prisioneros caminaba rodeado por unos cuantos guardias armados con escopetas y a pie además de un cuarto hombre, Crowson, célebre por propinar golpizas a los internos, armado con un rifle de alto poder.

    Joe Palmer fue el primero en disparar, se dio la vuelta con rapidez al ver a Clyde y Floyd y apuntó su Colt .45 ACP en dirección a Crowson, el tiro se alojó en el estómago, con sus últimas fuerzas Crowson se dirigió a la puerta para sonar la alarma, cuando llegó a la prisión estaba muerto. En fracción de segundos Palmer disparó una segunda ocasión, esta vez a Bozeman, pero falló y Bozeman tiró su escopeta pero desenfundó su revólver y empezó un tiroteo. Raymond, presa de los nervios, tiro el cargador de su Colt y estaba de rodillas en el lodo buscándolo.

    Clyde abrió fuego inmediatamente después con la B.A.R., Bonnie sonó la bocina del Ford señalando la huida, instantes después Hamilton se apeó y empezó a correr en dirección al auto, Palmer, Methvin y Bybee lo siguieron, dos de los guardias huyeron de los disparos, sus nombres se pierden en la historia, Bobbie Bullard y Bozeman fueron los únicos en quedarse a pelear, previniendo la fuga de todos los demás, aun así J.B. French, sentenciado por robo y homicidio, alcanzó a huir en medio de la confusión, sería capturado unas horas más tarde.

    El alcalde de la prisión, Lee Simmons, estaba humillado por la fuga y despidió a los guardias que huyeron del tiroteo, en su lecho de muerte le prometió a Crowson que se haría justicia y no se quedaría así. Lo cumpliría de alguna manera meses más tarde.

    Después de la fuga el grupo se separó, Hilton Bybee fue capturado aun en Texas en enero 30 de 1934, intentaría otra fuga de Eastham Farm en 1937, llegaría hasta Arkansas donde un grupo de hombres locales lo mataría después de cometer otro robo. Raymond Hamilton y Joe Palmer fueron capturados por separado a mediados de Febrero, Palmer sería acusado de asesinar a Crowson, Hamilton sería acusado de “delincuencia habitual”, serían juzgados meses más tarde. La muerte de Crowson aunada a la presión impuesta por Simmons aseguró la condena: muerte por electrocución.

    Jimmy Mullens, un adicto a la heroína y alcohólico habitual, sería absuelto de todos los cargos en su contra por su participación en la fuga de Eastham Farm, a cambio de su testimonio contra Palmer y Hamilton, sin embargo en 1938 fue detenido después de un robo a mano armada, juzgado y sentenciado a 75 años, había robado US$ 36 dólares.

    En Julio 22 de 1934 Hamilton y Parker escaparían de “death row” (pabellón de los condenados a muerte) en Huntsville, Texas. La humillación para el sistema penitenciario texano, los gobiernos locales y el gobernador del estado motivarían una cacería masiva en todo el estado, serían aprehendidos unos días más tarde cuando intentaban cruzar hacía Luisiana, fueron ejecutados el 10 de mayo de 1935.

    Floyd Hamilton fue arrestado en Mayo de 1934, acusado de ayudar a dos fugitivos (Bonnie y Clyde) y sentenciado a dos años en la infame prisión de Leavenworth. Al salir de prisión se dedicó a robar de todo, finalmente fue arrestado en Dallas y sentenciado a 55 años. En 1940 fue trasladado a Alcatraz, dónde intentó un audaz escape que fracasó, como castigo le dieron 9 años en solitario. Fue liberado en 1958.

    Bonnie Parker, Clyde Barrow y Henry Methvin robaron varias tiendas, gasolineras y comercios durante los siguientes meses, parecían estar un paso delante de la policía todo el tiempo, pero su suerte se acababa. Las familias de ellos eran asediadas por periodistas y policías que querían información sobre sus célebres familiares.

    El principio del fin.
    En Febrero de 1934 el alcalde de Eastham Farm, Simmons se reunió con Francis Augustus Hamer, un rudo ex-Ranger de 49 años de edad, palabras más, palabras menos le ordenó a Hamer cazar a los fugitivos y ponerlos “bajo el reflector”, después matarlos. Unos días más tarde Hamer estaba en el camino, era un excelente rastreador, dedicado, metódico e incansable.

    Hamer estaba “oficialmente” contratado por Simmons, pero el gobierno de Texas, varios alcaldes y el mismo J. Edgar Hoover (quién después sería el director fundador y vitalicio del FBI) estaban detrás del asunto. Hamer fue autorizado como “patrullero de caminos”, aunque durante su búsqueda por la pareja nunca vistió uniforme. Viajaba día y noche, a menudo se quedaba a dormir en su auto, había conseguido un Ford V8 coupe como el que conducía Clyde, fumaba Camels y bebía un poco de Jack Daniels, al igual que su presa.

    Durante su vida el testarudo Ranger se negó a dar detalles de la persecución de los fugitivos, él consideraba que estaba por debajo de él hacer un recuento así, sin embargo, después de su muerte sus memorias salieron a la luz pública y se reveló que Hamer viajaba más de 500 millas por día pisándole los talones a Bonnie y Clyde.

    Henry Methvin fue detenido a mediados de Mayo, acababa de dejar a la pareja fugitiva. El error de Methvin había sido visitar a su familia en Parish, Luisiana, donde el Sheriff lo detuvo e interrogó. El Sheriff Jordan se puso en contacto con Simmons y reveló la detención de Methvin, Simmons convenció al testarudo Hamer de tender una trampa usando a la familia Methvin. El padre de Henry a menudo dejaba a Bonnie y Clyde usar su casa en Plain Dealing, Luisiana.


    Henry Methvin (1934)

    El trágico final.
    A las 9:10 horas del 23 de Mayo de 1934, en un camino casi abandonado, a sólo unos kilómetros de la casa de los Methvin, se había colocado el grupo liderado por Hamer, llevaban dos días y dos noches esperando en el lugar. La camioneta de Ivan Methvin se había colocado en medio de la carretera con una llanta levantada por un gato hidráulico. El plan era muy simple, el grupo de Hamer esperaría desde una posición elevada, Clyde reconocería el vehículo y circularía más despacio, el grupo dispararía.

    Hamer debió haber verificado el estado de sus armas una docena de veces en los dos días y dos noches que pasó esperando a los fugitivos, cada automóvil, cada luz en el camino era escrutado lo que ponía al grupo aún más nervioso. Estaban armados con B.A.R.s, escopetas y pistolas calibre .45 ACP, en algunos relatos se logra colar una Thompson .45 ACP. Bob Alcorn un oficial del grupo dio el aviso, él conocía a Bonnie del café Marco’s años atrás.

    Cuando Clyde bajo la velocidad para tomar la curva o al ver la camioneta de la familia Methvin, el grupo abrió fuego, según el recuento de la historia gritaron “ríndete Barrow” y al ver la expresión de Barrow, no tuvieron más remedio que disparar, lo cual es poco plausible, sin embargo, al ser los único en la escena, su relato se convirtió en la versión oficial.


    Mayo 23 1934 (157 disparos recibió el automóvil de Bonnie y Clyde)

    Se percutieron más de 150 cartuchos de múltiples armas, Bonnie Parker tenía más de 50 impactos en el cuerpo, aunque probablemente murió de un tiro de 30.06 que le perforó el cráneo. Clyde Barrow tenía 47 impactos de bala, también murió instantáneamente. Meses más tarde Blanche diría: “…al menos murieron juntos…”.

    En el vehículo fueron encontrados tres rifles B.A.R. de 20 cartuchos, una docena de pistolas, whiskey y una cajetilla de Camels que Clyde fumaba. El Ford V8 tuvo varios dueños durante los años, las armas también, todos querían una parte de la historia. Henry Methvin fue indultado por su participación en la captura de los fugitivos, aun cuando había matado a un oficial de policía poco antes de su captura, poco tiempo después de su liberación sería golpeado en la cabeza por un desconocido y colocado en los rieles del ferrocarril en Oklahoma, donde moriría aplastado por el tren.

    Por su participación en la emboscada cada uno de los miembros del equipo de Hamer recibió un total de US$200 dólares, el mismo Hamer no fue compensado por sus gastos de viaje y Bonnie y Clyde recuperaron cierta celebridad en el ojo público. El historiador John Neal Phillips comenta: “…al final Simmons había cumplido su promesa y vengado la muerte de su amigo Crowson…”.

    Reflexión final.
    Bonnie Parker y Clyde Barrow capturaron la imaginación del público estadounidense y se convirtieron en leyenda después de su muerte en Mayo de 1934. A partir de sus audaces escapes de la policía usando los límites estatales, la ley cambió para facultar a los agentes del orden la portación de armas del mismo “calibre” que los delincuentes que perseguían, podría decirse que el FBI se formó como agencia de búsqueda y aprehensión de delincuentes a partir de Bonnie y Clyde, aunque públicamente negaría su participación hasta entrados los años noventa.

    La historia de Bonnie y Clyde inspiró a media docena de películas, todas ellas exageradas e irreverentes, según cinéfilos expertos inspiraría a Oliver Stone en su infame obra “natural born killers” (asesinos por naturaleza), las armas, los autos y las fotografías recuperadas de la pareja serían objeto de culto y especulación por décadas, hasta convertirse en una leyenda de otro tiempo, y lo demás…es historia.

    Libros: Barrow, Blanche Caldwell and John Neal Phillips. My Life with Bonnie and Clyde. Ed. University of Oklahoma Press, 2004 Guinn, Jeff. Nos vamos juntos: La verdadera historia de Bonnie and Clyde. Ed. Simon & Schuster, Nueva York, 2009.).Treherne, John. The Strange History of Bonnie and Clyde. Ed. Stein and Day, New York,1984..Burrough, Bryan. Public Enemies. Ed. The Penguin Press, New York, 2004.

    Documental:

    Bibliografía: Bonnie, Bonnie & Clyde, Bonnie, Clydes, America economy 1920s

    Autor: Kuno
    Comentarios 7 Comentarios
    1. Avatar de drklv
      drklv -
      Sin duda una de las parejas de forajidos mas famosas de la historia. . Se dice que Bonnie era muy hermosa en su juventud. Buen aporte compañero
    1. Avatar de Kuno
      Kuno -
      ...Juventud fue todo lo que tuvo, murió a los 24 años de edad...
    1. Avatar de drklv
      drklv -
      Buen punto compañero Kuno. El comentario lo escuche en un documental de History Channel.
    1. Avatar de econsejo
      econsejo -
      Muy interesante. Gracias.
    1. Avatar de Avenger
      Avenger -
      conocia los personajes como todos , mas no su historia ... buen aporte compañero
    1. Avatar de vaquero1304
      vaquero1304 -
      Excelente reseña, una historia de bandidos muy interesante.
    1. Avatar de Claudio Gpe Sánchez Martí
      muy buena historia amigo