MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores
  • La seguridad en el uso de armas de fuego


    El uso de gafas protectoras, puede evitarnos más de un disgusto al usar nuestra arma.

    Manejar cualquier arma como si estuviese cargada.
    Esta es la recomendación más importante. Si alguien nos da una pistola para que le echemos una ojeada y nos dice que no está cargada, debemos comprobarlo por nosotros mismos. Puede ahorramos muchísimas desgracias. Mantener siempre el cañón en una dirección segura y no apuntarlo en una dirección en la que no se quiera disparar. Esto es especialmente importante con las armas cortas, porque son relativamente pequeñas.

    No manotear nunca con ellas.
    Mantener el dedo lejos del gatillo y usar el fiador del seguro, incluso estando convencidos de que el arma no está cargada. El dedo sólo debe llevarse al gatillo cuando se está en el lugar o la galería de tiro y, únicamente, en el puesto del tirador y cuando la pistola esté apuntando al blanco al que se quiera dar. Después de hacer el disparo, quitar el dedo del gatillo inmediatamente. Mantener el dedo índice (si es éste el que se emplea) estirado a lo largo del arco de guardamonte.


    Nunca se debe poner el dedo en el gatillo, hasta estar apuntando el arma en la dirección en la que queremos realizar el disparo.

    No jugar jamás con ningún arma.
    No hay que andarse con bromas, por ejemplo tratando de imitar a Harry el Sucio «sacando» el arma muy deprisa de su funda. Lo mejor que nos puede pasar es quedar como estúpidos, después de haber mejorado la ventilación de la casa con un agujero en el techo. Practicar la carga y la descarga de una nueva arma en un lugar seguro, hasta que nos hayamos acostumbrado a manejarla.

    Nunca dejar sin vigilancia un arma, esté o no esté cargada.
    Esto es absolutamente esencial, especialmente en una casa donde haya niños. A los niños les encanta imitar a los mayores y podrían estar blandiendo una pistola por ahí antes de que nos diéramos cuenta. Guardar por separado las armas y la munición, fuera del alcance de los niños y, lo más importante, en sitios bien cerrados. De esta manera, se evita que un ladrón tenga un arma cargada a su inmediata disposición.

    Revisar y mantener las armas con regularidad.
    Antes de limpiar un arma, comprobar si está o no cargada. Si, después de no usarla durante algún tiempo, se va a disparar de nuevo, se debe comprobar que el cañón no está atascado, por ejemplo, con una bolita de trapo de limpiar. Si esto ocurriera, después del primer disparo haría falta buscarse un arma nueva.


    Nunca hay que dejar sin vigilancia el arma, este o no descargada. Una buena opción son las cartucheras.

    Conseguir un cierto tipo de rutina al manejar las armas y la munición.
    Cuidar de que la munición de distintos calibres esté separada. Hay que tener muchísimo cuidado si uno está intentando poner a punto un nuevo cartucho cargado a mano. Y hay que tener en cuenta que, para recargar el cartucho con más «potencia», hay que usar decenas de granos y que un grano no pesa más que 0.0648 gramos. Los principiantes en este campo deben tener la prudencia de pedir el consejo de otras personas con más experiencia en cargar cartuchos a mano. Tienen que tener también a mano buenos libros de consulta y deben estar familiarizados, aunque sea teóricamente, con todos los pros y los contras de los cartuchos a mano.

    Llevar siempre puestas unas gafas de seguridad y una protección para los oídos.
    Un buen porcentaje de los accidentes de tiro está provocado por defectos técnicos de las armas o de la munición. Hay que asegurarse de que los ojos estén bien protegidos contra los restos de pólvora (lo que suele ocurrir, disparando un revólver, a causa del juego del cilindro) o contra los casquillos expulsados de pistola.


    Hay que revisar y mantener las armas con regularidad. Nunca se debe cargar un arma, sin tener la seguridad de que esta libre de posibles obstrucciones.

    Nunca se debe mezclar el tiro con las bebidas alcohólicas o, lo que es peor, con ninguna clase de drogas ni con el uso de medicinas fuertes. Ni nada que pueda alterar la percepción, el juicio o el comportamiento. La cerveza o la copa hay que tomárselas después de tirar y de haber descargado y limpiado las armas con seguridad. Y después de la sesión de tiro, si hay que regresar a casa, lo mejor es no beber antes de conducir. Si un tirador o tiradora, al lado suyo, está haciendo algo peligroso... hay que decírselo. Hay ciertas cosas que los principiantes no aprenden hasta que alguien se las dice.

    Tratar de explicar el uso correcto de las armas de una forma amable.
    Es más, hasta los tiradores más experimentados cometen errores. Evitar la compañía de los sabelotodo, que creen que saben más que cualquiera. Son un peligro potencial para la vida y la anatomía de los demás.

    Fuente: Enciclopedia de las Armas

    Editado por: Ernesto GS
    Comentarios 23 Comentarios
    1. Avatar de SUSO
      SUSO -
      Excelente tema , por mucho que lo repitamos nunca sera suficiente , hay que estar siempre al 100% y mas si tenemos jovenes con nosotos , que se lo sepan de memoria , de verdad son temas que ayudan mucho.
    1. Avatar de Ernesto GS
      Ernesto GS -
      Siempre tener presentes la reglas de seguridad.
    1. Avatar de losvolillosverdes
      en una ocasion en un campo de tiro rellenaron llantas para hacer el muro de retencion y estas se ensendieron en tiro nocturno fue una mala idea usar llantas