MéxicoArmado: El portal de armas más grande de habla hispana

Puedes registrarte de forma gratuita y convertirte en miembro de esta gran comunidad. ¡Al registrarte, podras participar en los foros y acceder a contenido exclusivo para miembros!

En pro de la Cacería Responsable, el Tiro
Deportivo y la Cultura de las Armas

Cobra Silenciadores Caceria-jerry
  • Bastón escopeta Víctor Sarasqueta


    Durante el siglo XIX, con la invención de los cartuchos de retrocarga, la armas consiguieron que se las dotara de una gran versatilidad. Se diseñaron armas de gran imaginación, donde su uso podía estar destinado a situaciones muy concretas. Así, se inventaron los cañones cerraduras, las hebillas pistolas, las petacas pistolas, etc. Del mismo modo, se inventó el bastón escopeta.

    Como ya cito en el capítulo dedicado al Bastón-Avispero, fue a partir del siglo XVI cuando aparecen las primeras combinaciones entre bastones y armas de fuego, pues el conocido como bastón estoque ya se conocía de siglos atrás. Su fin era estar armado de manera desapercibida, y los usos que se le daban iban desde el defensivo hasta el cinegético.

    En 1836, un arma de estas características se un hizo hueco en la Historia: Durante el ajetreado reinado del rey francés Luis Felipe, éste fue objeto de varios atentados. Así el 25 de junio de 1836, mientras paseaba en su carroza real, un republicano llamado Louis d Alibaud atentó contra el soberano con un arma combinada, causándole la muerte.


    Fueron muchos los países que elaboraron este tipo de arma, destacando en Francia los construidos en las fabricas de Saint Etienne y en España los fabricados en la villa de Eibar. También se fabricaron en los Estados Unidos (allí los más afamados son los de la firma Remington), Alemania, Inglaterra, etc.

    El de esta colección fue construido por la fábrica: Víctor Sarasqueta, Cortaberría y Cía., principal empresa productora de estas armas que perduró en Eibar entre 1899 y 1906, siendo probable que la causa de su disolución fuera el Real Decreto de 28 de Septiembre de 1907.

    Dicho decreto, dictado por el entonces Ministro de Gobernación, Sr. La Cierva, establecía la prohibición del uso y fabricación de los bastones-escopeta por tratarse de un arma susceptible de ser utilizada en atentados.

    Debido al éxito obtenido por estas armas, empezaron a fabricarse en cantidades considerables y, debido a este decreto, un importante sector de la industria armera se vio seriamente perjudicado.


    Estas medidas no se mostraron lo suficientemente efectivas para acabar con los cada vez más frecuentes atentados anarquistas y el auge del fenómeno del pistolerismo.

    Para disimular el arma, se cromaba la empuñadura (que es donde van todos los mecanismos de disparo), imitando plata y se pintaba el cañón de negro o de color madera, como la vara del bastón, haciendo así muy difícil su diferenciación de un bastón normal.

    Se trata de un bastón que integra una escopeta monotiro del calibre 16. Su manejo era muy sencillo: se giraba el cañón unos 90ª y se tiraba hacia atrás del puño, lo que dejaba la recámara abierta y presta para introducir el cartucho. Luego se cerraba y se volvía a girar el girar el cañón hasta su posición inicial. Una vez realizada esta operación, se tiraba de un resorte integrado en el puño que hacía que saliera de su escondite el gatillo, quedando el bastón preparado para ser disparado. Por supuesto, antes de hacerlo había que quitar el regatón de la punta del cañón si no se quería que éste saliera disparado junto con los perdigones. Debía de ser bastante habitual olvidarse de este detalle, pues son pocos los bastones que conservan sus regatones originales.

    Se podía utilizar para defensa personal, portándolo como un bastón más, o para uso cinegético para lo cual cuenta con una culata. Un sector del público, que solía pasearse a menudo por el campo, cansado de perder oportunidades de disparar cuando se le cruzaba una pieza al no llevar la pesada escopeta, se convirtió en su máximo demandante.


    Soy de la opinión de que pocas piezas se debieron cobrar con armas como ésta, pues dudo que la liebre tuviera a bien esperar a que el avezado cazador sacara el regatón, armara el bastón, apuntara y disparara.

    Tanto el bastón como la culata están firmados por la Fca. de Víctor Sarasqueta, Cortaberría y Cía, y numerado ambos con el Nº 28, por lo que no creo que su producción fuera muy alta. La culata, fabricada con una preciosa raíz de nogal, es telescópica y cuenta con un tornillo en la parte inferior que adaptaba su longitud según conviniese. También lleva gravada la inscripción "Privilegio de Invención Sistema EGOKIA".

    Es una pieza curiosa merecedora de estar en cualquier colección.

    Datos técnicos:
    Fabricante: Fabrica de Victor Sarasqueta, Coraberría y Cía.
    Origen: Eibar.
    Fecha Fab.: 1899-1906.
    Sistema: Fuego central.
    Long. Total: 1175 mm.
    Long. Cañón: 718 mm
    Calibre: 16 mm.
    Empuñadura: Acero cromado.

    Fuente: Bastón escopeta Víctor Sarasqueta

    Editado por: COCOLISOO
    Comentarios 8 Comentarios
    1. Avatar de Juanchodeveinticinco
      Sumamente interesante!!!
      Gracias por su aporte compañero!
      Cordial saludo.
    1. Avatar de maquico
      maquico -
      totalmente de acuerdo
    1. Avatar de ammurhaby
      ammurhaby -
      Solo los españoles hacen cosas tan raras jaja pero pues funcionales. Tienen mejores cosas los franceses e ingleses tal como lo señalan tus demás artículos. Saludos
    1. Avatar de COCOLISOO
      COCOLISOO -
      Gracias por sus comentarios.

      Saludos
    1. Avatar de tezompa
      tezompa -
      cada dia me sorprendes mas compañero, gracias por el aporte cultural
    1. Avatar de COCOLISOO
      COCOLISOO -
      Cita Iniciado por tezompa Ver Mensaje
      cada dia me sorprendes mas compañero, gracias por el aporte cultural
      Muy agradecido con tu comentario, saludos
    1. Avatar de Chevnko
      Chevnko -
      excelente pieza de cultura general, buen aporte
    1. Avatar de COCOLISOO
      COCOLISOO -
      Cita Iniciado por Chevnko Ver Mensaje
      excelente pieza de cultura general, buen aporte
      Gracias compañero. Saludos